Intervenidos en el Puerto de Valencia 360 kilos de cocaína en el interior de tablas de madera

Cocaína

nacional

| 30.12.2010 - 14:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En una operación conjunta de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria han sido intervenidos 360 kilos de cocaína ocultos en el interior de tablas de madera, según han informado fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. El estupefaciente viajó hasta España camuflado entre la carga de varios contenedores que los narcos enviaron al Puerto de Valencia, procedentes de Paraguay. Han sido detenidas seis personas y se han practicado cuatro registros inmobiliarios.

El pasado mes de noviembre los agentes interceptaron en el Puerto de Valencia dos contenedores, enviados desde Paraguay, en cuyo registro se localizaron 260 kilos de cocaína. Las investigaciones realizadas en relación a este envío permitieron relacionar a la empresa exportadora con otras transacciones de estupefaciente anteriores, así como identificar a la mercantil que había importado la carga.

La organización de narcotraficantes pensaba entonces que había encontrado una vía segura de introducción de cocaína en nuestro país, por lo que remitió otro contenedor que podría ocultar un nuevo cargamento ilícito. De forma paralela, los investigadores constataron que la llegada de este nuevo cargamento estaba prevista para mediados del mes de diciembre. Además, un responsable de los proveedores de la droga se había desplazado igualmente a España.

La inspección de este nuevo contenedor, también en el Puerto de Valencia, puso al descubierto que en el interior de las tablas de madera, que declaraban como mercancía legal, habían camuflado 100 kilos de cocaína en pequeños paquetes.

Tras abortar este último envío se activó un dispositivo policial que culminó con la detención de seis personas, de nacionalidades colombiana y paraguaya, presuntamente relacionadas con los envíos.

La operación ha sido realizada por agentes del Grupo Especial de Respuesta al Crimen Organizado (GRECO) Galicia, de la Comisaría General de Policía Judicial, y de la Agencia Tributaria. Han contado con la colaboración del GRECO Levante, la Brigada Central de Estupefacientes y la oficina de la DEA en Madrid.