Interior no contempla quitar las cuchillas como piden el PSOE y los Obispos

Rajoy "analizará en todos sus extremos" el informe de Interior sobre las cuchillas en Melilla

Rubalcaba a Rajoy: "Mariano, las cuchillas cortan, quítalas esta tarde"

Portavoz Episcopal: el uso de cuchillas en la valla de Melilla "no es la manera" de combatir la inmigración

Imbroda: "A nadie le gusta la concertina, pero hay que ser realistas"

nacional

| 22.11.2013 - 13:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, ha afirmado este viernes que el presidente, Mariano Rajoy "analizará en todos sus extremos" el informe que le ha remitido el Ministerio del Interior sobre el uso de alambradas con cuchillas tanto en la valla de Melilla como en otros espacios públicos donde, según ha afirmado, también se utilizan. "

Es un informe muy amplio que analiza el uso de estos instrumentos no sólo en las vallas, sino en los perímetros de innumerables instalaciones de nuestro país, como pueden ser centrales nucleares y establecimientos penitenciarios", ha señalado en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Sáez de Santamaría ha afirmado que el informe "analiza este elemento disuasorio" desde distintas perspectivas, como el "dónde se utiliza" y cómo se hace, "qué efectos tiene" o cuál es "la situación en que se encuentra la valla de Ceuta, donde no se ha planteado ninguna cuestión" en relación a las alambradas.

"Lo acaba de recibir el presidente y lo analizará en todos sus extremos porque este es un instrumento que no sólo se circunscribe a este tipo de instalaciones sino a otras muchas y por lo tanto, hay que analizar todas sus implicaciones", ha señalado.

Preguntada por la efectividad de este tipo de medidas para frenar la inmigración irregular, la vicepresidenta ha afirmado que se trata de "un problema muy complejo" que "exige operar en cuatro grandes ejes fundamentales".Según ha dicho, estos son "el fortalecimiento de los cauces de la inmigración legal" y su "integración social" vía empleo, "tener instrumentos eficaces de lucha contra las mafias" y la adopción de convenios con los países de donde proceden o por los que pasan los inmigrantes.

Sobre este asunto, ha destacado que "España ha hecho una importante tarea desde el año 2002" en la adopción de convenios "de segunda y tercera generación" con los países de tránsito de los extranjeros "para lograr un control ordenado de flujos" y con los de origen en busca de "un mayor desarrollo".

EL INFORME DE INTERIOR NO CONTEMPLA RETIRARLAS

El Ministerio del Interior ha remitido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "un extenso informe" que "no contempla en absoluto la posibilidad" de quitar las cuchillas de la valla de Melilla que marca la frontera con Marruecos, tal y como reclaman organizaciones sociales y gran parte de la oposición.

Así lo han confirmado fuentes del departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, en relación al informe que Rajoy habría encargado para conocer si las cuchillas que se están instalando en la parte superior de la valla pueden tener "efecto sobre las personas". Este informe ya estaría sobre su mesa.

Según explican en Interior, el plan del Gobierno es reponer "exactamente la misma" alambrada armada con cuchillas que se instaló coronando la valla en la zona melillense en 2005 y que fue retirada dos años después por el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y "no hay ninguna intención" de paralizar el proceso.

Este tipo de alambre, al que se refieren como 'concertina', ya está presente en la parte baja de la valla melillense, de donde no llegó a retirarse, y en todo el perímetro entre Ceuta y Marruecos, donde la frontera, también vallada y alambrada con cuchillas, se ha mantenido "sin ninguna alteración" todo estos años.

RUBALCABA A RAJOY: LAS CUCHILLAS CORTAN, QUÍTALAS ESTA TARDE

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho hoy al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que no hace falta que pida informes sobre la concertina de la valla fronteriza de Melilla porque España ya vivió esa experiencia. "Efectivamente, Mariano, las cuchillas cortan, quítalas esta tarde".

En una entrevista en la cadena Ser, recogida por Efe, Rubalcaba ha recordado que él, como ministro del Interior, retiró las cuchillas de la valla de Melilla en el año 2007 porque son un sistema de protección "inhumano", que no sólo cortan sino que incluso alguien puede morir si queda enganchado."Que no busque informes, que ya los hay, pero se lo digo yo, que es más fácil (...) que me llame por teléfono y se lo digo: las cuchillas cortan", ha subrayado.

Rubalcaba también se ha referido al proyecto de ley de seguridad ciudadana, ha apuntado que en realidad es "una ley de orden público, tremenda", que si se aprueba en los términos que se van conociendo va a retrotraer al país a "tiempos preconstitucionales".

En este contexto, ha considerado que la primera parte de la legislatura de Rajoy ha consistido en "recortar" derechos sociales y laborales y ha pronosticado que ahora les toca "a los otros derechos", como el de huelga, manifestación, expresión o aborto.

GIL-TAMAYO CRITICA LAS CUCHILLAS EN LA VALLA: EL INMIGRANTE NO ES UN PELIGRO

El nuevo portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha dicho que el uso de cuchillas en la valla de Melilla "no es la manera" de combatir la inmigración porque "el inmigrante no es un peligro" y ha pedido a las autoridades que no se sitúen en "una cultura del descarte".

El secretario general de la Conferencia Episcopal, que ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa final de la Asamblea Plenaria de los Obispos que se ha celebrado esta semana, ha confesado tener una "especial sensibilidad" hacia este tema por ser hijo de emigrantes españoles en Alemania.

Aunque se ha mostrado de acuerdo con regular la situación de estas personas ha precisado que hay que hacerlo "desde el respeto básico y esencial a la vida". "No se puede atentar contra unas personas que buscan mejores condiciones de vida", ha sentenciado el sacerdote, quien ha agregado que los inmigrantes "aportan a la construcción social de un país".

Se ha referido, además, al viaje del papa a la isla italiana de Lampedusa donde rechazó "la cultura del descarte" de unas personas que no solo tienen la lacra de la pobreza sino también la de la falta de libertad y del peligro para su vida, incluso, por sus opciones políticas.

IMBRODA: "A NADIE LE GUSTA, PERO HAY QUE SER REALISTAS"

El presidente de Melilla, Juan José Imbroda, ha dicho que la concertina no le gusta ni a él "ni a nadie", como "todo lo que hiera y produzca lesiones a la gente", pero ha pedido analizar la inmigración ilegal desde una perspectiva "realista" en vez de ir al "terreno lírico-poético total".

Imbroda ha manifestado que está a la espera de lo que diga respecto a la concertina el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del que ha dicho que tiene "la sensibilidad suficiente para saber qué es lo que tiene que hacer".

El presidente melillense, que ha reconocido que a él no le gusta, como tampoco el alambre de espino, las bayonetas o los cristales rotos con los que se suelen proteger algunos muros. Imbroda ha dicho que, ante la inmigración clandestina "hay que ser realistas también", ya que eliminar la valla de Melilla "sería contraproducente" y daría lugar a la llegada a Europa de "millones" de inmigrantes como consecuencia de los problemas internos que hay en muchos países africanos por guerras, corrupción y pobreza.

"No cabríamos en la ciudad y Europa no podría dar cabida a tantos millones que vendrían", ha reflexionado Imbroda, en cuya opinión es necesario arreglar el problema en los países de origen con el apoyo y las medidas no sólo de la Unión Europea, sino de "todo el mundo civilizado y desarrollado".