Interior considera ejemplar la respuesta policial tras el ataque contra la Diada en Blanquerna | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Interior considera ejemplar la respuesta policial tras el ataque contra la Diada en Blanquerna

Pide que se actúe en toda España contra los violentos para evitar incubar "el huevo de la serpiente"

nacional

| 19.09.2013 - Actualizado: 17:00 h
REDACCIÓN

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha defendido este jueves que la respuesta policial tras el asalto por parte de un grupo de ultraderechistas en el Centro Cultural Blanquerna durante la Diada fue "eficaz, contundente y ejemplificadora", al tiempo que ha lamentado que otros hechos cometidos por "radicales" en otros lugares no hayan recibido condena ni política ni policial.

"Creo que es incuestionable la eficacia policial contra quienes ejercieron la violencia. Sin duda ese debería ser el patrón de conducta de la respuesta política y policial frente a quienes recurren a la violencia. He de reconocer que lamentablemente no siempre ha sido así", ha manifestado durante su intervención en la Comisión de Interior del Congreso, en la que ha comparecido a petición propia para dar detalles de la investigación sobre el asalto

a la sede de Cataluña en Madrid.

En este sentido, Fernández Díaz ha pedido a los grupos, tras relatar la respuesta policial a los hechos del pasado día 11, que nadie debe facilitar "ni por acción ni por omisión" que "los radicales incuben el huevo de la serpiente". "Se producen últimamente hechos de una naturaleza similar a los que se produjeron en Blanquerna, y que no han tenido ni políticamente ni policialmente la misma respuesta", ha añadido.

De este modo, el ministro ha manifestado que "no pueden existir dos varas de medir" y que hechos "de similar carácter" a los de Blanquerna acontecidos en otros lugares no hayan recibido "ningún tipo de respuesta policial ni política". "Y lo digo con ánimo constructivo, pero faltaría a la verdad si no lo pusiera de manifiesto", ha apostillado.

"Nadie de los que estamos aquí pretende colaborar con acción o con omisión a incubar el huevo de la serpiente. Seamos consecuentes y atajemos esas acciones de radicales extremistas de uno y otro sitio para que no nos lleven a que se produzcan estos hechos", ha insistido.

"MENSAJE DE FIRMEZA"

En cuanto a la respuesta policial, Fernández Díaz ha defendido que "en menos de 48 horas desde la comisión de los hechos todos los identificados por la Policía habían sido detenidos, puestos a disposición del juez e imputados". "Creo que la respuesta policial a los actos de vandalismo cometidos por una minoría de violentos no puede sino calificarse de inmediata, eficaz, contundente y si me lo permiten, ejemplificadora", ha destacado.

Según el ministro, "ese es el mensaje de firmeza que han recibido quienes al amparo de pretendidas convicciones políticas o de otra clase han recurrido al empleo de la violencia". "Siempre tendrán delante a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que lo impedirán y harán que todo el peso de la ley caiga contra quienes denigran la presunta acción política con comportamientos que no son otra cosa que vandalismo de la peor especie, revelador de la más miserable de las acciones, la de aquellos que pretenden imponer violentamente sus ideas a los demás", ha sentenciado.

Así, ha explicado que a las 20.00 horas, sólo quince minutos después de que el grupo de ultraderechistas irrumpiera en el acto, la Policía ya se había desplazado hasta la sede del Gobierno catalán en Madrid y a las 20.40 horas los agentes ya habían analizado los videos grabados por los asistentes e identificado a doce individuos como presuntos responsables de los hechos.

A continuación, Fernández Díaz ha recordado que entre la 1.20 y las 2.40 de la madrugada la Policía ya había localizado, detenido y trasladado a dependencias policiales a seis de los individuos. Los otros seis, según ha explicado, fueron detenidos horas después cuando ellos mismos se presentaron en comisaría con sus abogados al ser conscientes de que estaban siendo buscados.

NO SE PODIA PREVER

Asimismo, sobre las críticas recibidas por la falta de un dispositivo policial que protegiera el acto, el ministro ha defendido que nada hacía prever que pudieran producirse unos hechos de tales características, tal y como demuestra, a su juicio, el hecho de que ni los organizadores ni los asistentes hubieran informado a la Delegación del Gobierno sobre la celebración del acto.

En esta misma línea, ha asegurado que no existía "ningún precedente de acciones violentas en la misma fecha o en el mismo lugar que pudieran hacer presagiar que pudieran producirse incidentes de esta naturaleza". "Sabemos el clima político que se vivía, pero ese clima no nació el día 11", ha agregado.

"Cuando se van a celebrar actos en los que se prevea que pueden producirse incidentes, los organizadores deben notificarlo a la Delegación del Gobierno para solicitar en su caso el dispositivo policial necesario. No ha sido el caso, porque los organizadores, y conste que no les estoy culpando, en ningún momento a la vista de los precedentes previeron que pudiera producirse un acto de esas características", ha detallado.