Interior aumentará hasta 800.000 los controles antidroga en carretera

Mediante un nuevo aparato

nacional

| 27.04.2017 - 15:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este jueves 27 de abril que su departamento aumentará de 100.000 a 800.000 los controles antidroga en las carreteras españolas y que lo hará "próximamente", gracias a un nuevo aparato en el que ya están trabajando.

"Ya estamos trabajando también para contar con un nuevo aparato que mejore y simplifique el control de drogas, ya que permitirá detectar y certificar con garantía la presencia de drogas en conductores en una sola prueba", ha declarado el ministro, que ha presentado la campaña 'Tú eliges' en Madrid.

Esto permitirá, según ha añadido, que se pase de los 100.000 controles que se harán este año a los 800.000 controles que el ministerio pretende "hacer próximamente".

Según ha recordado Zoido, un 30% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico en 2015 dio positivo --sobre todo por alcohol-- en las pruebas realizadas por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. "Por todo ello, queremos centrar nuestros esfuerzos en concienciar a todos los conductores para acabar con las distracciones y acabar con el consumo de alcohol y drogas", ha dicho al respecto.

Así, el ministro señala que con este nuevo aparato, de podría "reducir de forma drástica ese 34% de positivos que dan esas pruebas actualmente".

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, adelantó el pasado mes de marzo que la DGT estaba trabajando para lanzar un test evidencial de drogas instantáneo para que los agentes puedan imponer la sanción en el momento y, a la vez, multiplicar por diez este tipo de pruebas.

Serrano aseguraba que pretenden un "aumento espectacular" en los controles de sustancias estupefacientes "para que aquellas persona que conduzcan bajo los efectos de las drogas lo tengan ciertamente complicado para poder zafarse de este asunto".

Actualmente, esta prueba de drogas consta de dos procesos. Primero, si el conductor da positivo se manda el test al laboratorio y, hasta que este no certifique la presencia de drogas, no se inicia el proceso sancionador. Así, el responsable de la DGT subrayaba que este proceso tiene unos costes "muy importantes" y con que este nuevo proyecto buscan lanzar "un aparato que lo haga todo y en el acto".