Inspectores de Hacienda sobre Monedero: 'Es un claro caso de fraude tributario'

Creen que, con la nueva declaración, Monedero evita la infracción tributaria

Gestha dice que habrá que ver la firma de los contratos para aclarar si usó o no una "sociedad pantalla"

nacional

| 06.02.2015 - Actualizado: 21:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) y la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) coinciden en que, al haber presentado una declaración complementaria a Hacienda, el dirigente de Podemos Juan Carlos Monedero ha evitado incurrir en una infracción tributaria en relación con los ingresos que recibió en 2013 por asesorar a Gobiernos latinoamericanos. Además, en todo caso, descartan el delito fiscal.

El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, ha explicado a Europa Press que el secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos ha quedado "en paz con el fisco" al haber presentado su declaración complementaria --para declarar como persona física los ingresos que recibió y por los que previamente había pagado impuestos a través de una sociedad-- antes de que Hacienda le notificase una investigación.

El presidente de IHE, Ransés Pérez Boga, también opina igual, pero ha subrayado que el de Monedero es "un claro caso de fraude tributario" que, pese a ello, "no se ha podido sancionar" porque el político conoció a través de los medios de comunicación que Hacienda estaba analizando su actuación y, de esa manera, pudo regularizar su situación antes de recibir una notificación.

Así, Monedero se libra de la sanción y de los intereses de demora, pero tendrá que abonar un recargo del 15 por ciento por declarar parte de sus ingresos fuera de plazo, segú IHE.

EN NINGÚN CASO SERIA DELITO

La infracción tributaria "la pudo haber cometido en su momento", pero "ahora la ha solucionado", ha indicado Mollinedo, que también ha descartado el delito fiscal porque la cantidad defraudada no superaría los 120.000 euros. Precisamente, Podemos incluye en su programa la persecución y endurecimiento de las sanciones contra el fraude fiscal y la tipificación como delito a partir de 50.000 euros de cuota defraudada.

Según los cálculos de Gestha, la cantidad que cuenta no son los 425.150 euros que cobró Monedero, sino los 360.000 euros que serían el resultado contable, es decir, la diferencia entre los ingresos y los gastos. De esa cantidad, habría que descontar el 40 por ciento --la reducción a la que tendría derecho por rendimientos irregulares--, de manera que la base imponible sería 216.000 euros, a la que se aplicaría un gravamen del 51,9 por ciento.

A los 112.000 euros que aparecerían en la liquidación del impuesto sobre la renta, se le restarían los 70.000 que ya pagó el dirigente de Podemos en el impuesto de sociedades. El perjuicio causado a Hacienda serían 42.000 euros y, por lo tanto, "nunca va a ser delito", según el sindicato.

Por otro lado, los Inspectores de Hacienda del Estado han llamado la atención sobre las "contradicciones" en las que, a su entender, ha caído Monedero al dar explicaciones. Por ejemplo, al afirmar que fue él, una persona física, quien prestó los servicios y, a pesar de ello, los ingresos fueron obtenidos y declarados por la sociedad, la cual no tiene personal, según el Registro Mercantil.

Igualmente, Pérez Boga ha recordado que el político ha reconocido que constituyó la sociedad con posterioridad a la prestación de los servicios, con lo cual, "si entonces no existía, difícilmente puede ser la autora de esos servicios".

QUE FIRMA FIGURA EN LOS CONTRATOS

Por su parte, Mollinedo ha señalado que habría que analizar si en los contratos figura la firma de Monedero o de la sociedad Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones. En el primer supuesto, el dirigente de Podemos estaría "interponiendo una sociedad" que funcionaría como "sociedad pantalla", ha apuntado.

En el segundo caso, Monedero habría establecido el precio de mercado a cobrar por la entrega de su informe a la sociedad, que serían 360.000 euros, pero habría que ver si esa valoración se ajusta a la documentación que está obligado a presentar según el Reglamento del Impuesto de Sociedades para operaciones entre socio y sociedad.

"Si la documentación no existiera o se hubiera valorado por un importe diferente", Hacienda "consideraría que hay una infracción tributaria", ha declarado.

No obstante, en opinión de Gestha, eso no va a ocurrir porque el dirigente de Podemos "se habrá curado en salud y no habrá dejado ningún fleco". "Creemos que sus asesores le habrán aconsejado valorar a precio de mercado el informe por los 360.000 euros y que habrá pagado por la totalidad", ha manifestado Mollinedo.

LUCHA CONTRA EL FRAUDE FISCAL, NO CONTRA PODEMOS

El presidente de IHE ha negado que, como han dicho varios dirigentes de Podemos, la actuación de la Agencia Tributaria en relación con Monedero constituya un ataque a Podemos: "Si ha habido una guerra, ha sido contra el fraude fiscal, no contra un partido político".

"Me alegra que, con la declaración del contribuyente, se hayan visto en entredicho todas aquellas voces que, basándose supuestamente en criterios técnicos, respaldaban una conducta defraudatoria", ha manifestado Pérez Boga, que ve en la declaración complementaria de Monedero una confirmación de la "ilicitud" de su conducta.