Industria paraliza la incorporación de nuevas plantas renovables con primas

nacional

| 27.01.2012 - 16:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Gobierno ha decidido paralizar temporalmente la concesión de primas a nuevas instalaciones del régimen especial (renovables y cogeneración) para contribuir al objetivo de reducir el déficit público, anunció hoy el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

La medida no afectará a las instalaciones ya en marcha, a las primas ya autorizadas ni a las plantas ya inscritas en los registros de preasignación. "No hay retroactividad", subrayó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Soria señaló que el objetivo es frenar la generación del déficit de tarifa, que surge porque los ingresos del sistema son insuficientes para cubrir los costes.

Este desajuste ya supera los 24.000 millones y corre el riesgo de ser un problema financiero a un ritmo anual de crecimiento de entre 3.000 y 4.000 millones, según Soria.

"Es sólo un primer paso, no es una medida aislada para resolver el problema del déficit tarifa y frenar su ritmo de crecimiento", dijo Soria, quién puntualizó que, por el momento, no hay planteada una tasa para la nuclear aunque no es descartable.

LOS CONSUMIDORES LO PAGAREMOS CON EL RECIBO DE LA LUZ

Actualmente, el déficit lo financian las empresas eléctricas, aunque son los consumidores los que lo pagan a través del recibo de la luz, por lo que no tiene relación con el déficit de las cuentas del Estado.

El titular de Industria añadió que la decisión de paralizar la concesión de primas no pone en riesgo la seguridad de suministro del sistema eléctrico e insistió en que la apuesta del Gobierno por las energías renovables es "firme".

En este sentido, explicó que actualmente la capacidad instalada más que duplica a la demanda punta de energía, aquella que se produce en los momentos de máximo consumo.

El Real Decreto Ley aprobado hoy por el Consejo supone la suspensión temporal e indefinida de los procedimientos de preasignación de retribución renovable y la supresión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones.

El Gobierno enmarca la decisión en "la compleja situación económica y financiera" y mientras se pone en marcha una reforma integral del sistema eléctrico.

Soria argumentó además que esta decisión no compromete ni el cumplimiento de los objetivos de renovables fijados para 2020 ni el de los compromisos europeos, ya que hay "margen de maniobra".

El ministro detalló que para este año las primas, ayudas que reciben estas fuentes de generación por su producción, sumarán 7.220 millones, de los que el 71 % estaría destinado a renovables (27 % a eólica y 44 % a solar) y el resto a la cogeneración y a la producción con residuos.

Para este año, ya está aprobada la instalación de unos 1.700 MW eólicos y 500 MW termoléctricos, mientras que la fotovoltaica depende de un sistema trimestral de cupos.

Además, han solicitado entrar en el preregistro -paso previo a la obtención de primas- 500 MW renovables "que no se incorporarán", lo que supondrá un ahorro de 160 millones de euros.

El Gobierno devolverá los avales a las instalaciones en trámite que no estuvieran inscritas en el prerregistro en el momento de entrada en vigor de la norma y a las inscritas que, en el plazo de dos meses desde la entrada en vigor de la norma, opten por no llevar a cabo la ejecución de la instalación.

Al cierre de 2011 había en España 36.221 MW instalados de régimen especial, lo que supone alrededor de un tercio del total de potencia, y que cubrieron también alrededor de una tercera parte del consumo.