Incautado en Melilla el mayor alijo de oro de España, valorado en 5 millones

Agentes de los GEO han traslado el oro desde Melilla al Banco de España en Madrid

Los dos detenidos blanqueaban el dinero de la droga presuntamente comprando oro

nacional

| 29.05.2012 - 12:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial (BPPJ) de la Jefatura Superior de Policía de Melilla se han incautado de la mayor cantidad de oro aprehendida hasta ahora en territorio español, más de 140 kilogramos de este metal precioso valorado en casi cinco millones y medio de euros. El oro había sido adquirido en forma de joyas en distintos países de la Unión Europeo para el blanqueo de capitales del narcotráfico, con su reventa en Marruecos. Agentes del GEO han sido los encargados de trasladar, primero en un furgón y después en una avioneta, desde Melilla a las cámaras de seguridad del Banco de España en Madrid los 140 kilos de oro que se le han incautado a la organización dedicada al tráfico de hachís.

Según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, la incautación se ha producido en el vehículo de un residente en Melilla, cuando se encontraba aparcado y ocupado por su propietario y un segundo detenido en el interior de un garaje de la ciudad.

En concreto, la Policía ha hallado en el maletero del automóvil de alta gama varias cajas de cartón, de diferente tamaño y peso, que contenían multitud de joyas, con un peso total en oro de 140.541 gramos, que en el mercado podría alcanzar el valor de 5.340.558 euros.

El portavoz policial ha explicado que la incautación ha sido posible tras un largo período de investigación por parte de funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Melilla. Así, ha detallado que los funcionarios policiales tenían conocimiento de la existencia de un grupo organizado que se dedicaba al blanqueo de capitales generado por actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de grandes cantidades de sustancias estupefacientes, principalmente hachís, desde Marruecos hacia el resto de España y desde allí hacia diferentes países de la Unión Europea.

El grupo, conformado en su mayoría por personas afincadas en la Ciudad Autónoma, adquiría joyas en diferentes países de la UE --principalmente Francia e Italia--, con la intención de ocultar y encubrir el origen del dinero en efectivo, para a la postre trasladarlo hasta Melilla a través de diferentes ciudades españolas, ha indicado la citada fuente.

ORO SIN DECLARAR

En todos los casos, según ha añadido, el traslado se realizaba sin ningún tipo de documentación ni declaración aduanera y con el fin de ir almacenando las joyas y el oro en la ciudad española del Norte de Africa para ir introduciéndolo en el país vecino en pequeñas cantidades, "con la clara intención de que no fuera detectado a su paso por la frontera con Marruecos".

Una vez en el reino alauí, los promotores del traspase del oro lo transformaban nuevamente en efectivo, obteniendo considerables beneficios a causa de su mayor valor actual en el vecino país con respecto a su precio en la Unión Europea, ha precisado el portavoz policial.

Los funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Melilla aprovecharon la sospecha de la llegada de un nuevo envío de oro en joyas a la ciudad, para desplegar el seguimiento y discreta vigilancia de dos de los miembros de la organización que se presumía actuaban como receptores.

Como resultado de esa operación han sido detenidos AHM y JM, dos individuos residentes en Melilla aunque no ha precisado la nacionalidad de los mismos.

Además, con autorización judicial, funcionarios de la BPPJ de la Jefatura Superior de Policía de Melilla han registrado un local comercial, propiedad de uno de los detenidos, en el que intervinieron un total de 26.565 euros y 31.990 dirhams (3.800 euros al cambio). Todas las actuaciones han dado lugar a diligencias policiales de las que se ha dado traslado al Juzgado de Instrucción de Guardia en Melilla.