González al juez: "Lapuerta y Bárcenas controlaban las adjudicaciones públicas en Madrid"

Declara como testigo en la causa de los papeles de Bárcenas

Reconoce que se quiso chantajear a Mariano Rajoy con un vídeo en el que aparece un empresario reconociendo pagos irregulares al PP

Zaplana dice que se limitó a escuchar a González, pero no le dio credibilidad

nacional

| 18.12.2017 - Actualizado: 22:42 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El extesorero Álvaro Lapuerta, junto al entonces gerente Luis Bárcenas, controlaban todas las adjudicaciones de obra pública en la Comunidad de Madrid, según ha asegurado hoy el expresidente madrileño Ignacio González, que ha sugerido que sus problemas comenzaron al llegar al gobierno regional y no doblegarse a las presiones. González, que ha estado seis meses en prisión preventiva por el caso Lezo, ha hecho estas explicaciones en su declaración durante dos horas como testigo ante el juez José de la Mata, que investiga los papeles de Bárcenas y la caja B del PP, según han explicado fuentes de la acusación en esta causa.

El expresidente madrileño ha asegurado que le sorprendió mucho que Lapuerta tuviese conocimiento de las concesiones de la Comunidad y ha dicho que dio instrucciones precisas a sus subordinados para que evitasen presiones del extesorero y su gente, entre ellos su entonces segundo Luis Bárcenas, respecto a contratos públicos, según la citada fuente.

A partir de ahí comenzaron sus tiranteces con Lapuerta, ha relatado el expresidente madrileño en su declaración, que al ser en calidad de testigo le obligaba a responder a todas las partes y decir la verdad.

Precisamente fue también Lapuerta, según la versión de González, quien estaba detrás de las acusaciones acerca del presunto pago de comisiones al expresidente madrileño a cambio de una adjudicación en el municipio madrileño de Arganda del Rey, dinero que se dijo que empleó en la compra de un ático en Marbella (Málaga).

También ha apuntado que sabía de la existencia de una grabación al expresidente de Degremont Rafael Palencia -imputado en esta causa- en la que éste afirmaba que había pagado comisiones al PP y que después le confirmaron que esa cinta había llegado a Génova (sede del PP) y que alguien la pudo usar para chantajear a Mariano Rajoy, si bien no ha señalado quién se lo dijo.

González, que ha confesado que sus problemas comenzaron cuando llegó a la vicepresidencia de la Comunidad de Madrid, ha afirmado también que el expresidente de OHL Juan Miguel Villar Mir se reunió con Álvaro Lapuerta para concretar el pago de una comisión a cambio de la adjudicación de la construcción de un tren entre Navalcarnero y Móstoles, una operación investigada en el caso Lezo. Una comisión que, según González, se pagó finalmente desde México y se la quedó el empresario Adrián de la Joya, también investigado en el caso de corrupción del Canal de Isabel II.

Por su parte, y según la misma fuente de la acusación en la causa, el yerno de Villar Mir, Javier López Madrid, que también ha declarado como testigo, ha negado pagos de OHL al PP a cambio de adjudicaciones y ha achacado las acusaciones de González a su obsesión hacia su suegro.

ILDEFONSO DE MIGUEL GRABÓ LA REUNIÓN ENTRE BÁRCENAS Y PALENCIA

El primero en comparecer ante De la Mata ha sido el exgerente del Canal Idelfonso de Miguel, quien ha reconocido que fue él quien grabó la reunión que mantuvo con Bárcenas y Palencia en la que éste último reconocía pagos al PP. Lo hizo porque le pareció raro que el extesorero del PP le pidiese esa reunión y, dadas las tensiones internas que existían en el partido, consideró que había que grabarlo, siempre según las citadas fuentes.

De Miguel no ha confirmado si le dio la cinta al fundador de Intereconomía Julio Ariza -que también está citado hoy como testigo- pero sí ha dicho que la vio con él.

Supuestamente, según le dijo González al exministro Eduardo Zaplana en una conversación pinchada en el caso Lezo, Ariza chantajeó a Mariano Rajoy con esa cinta y "le soltaron pasta" por ella "para taparlo todo".

ZAPLANA SE LIMITÓ A ESCUCHAR A GONZÁLEZ, PERO NO LE DIO CREDIBILIDAD

El exministro Eduardo Zaplana ha afirmado hoy ante el juez del caso Bárcenas que se limitó a escuchar al expresidente madrileño Ignacio González cuando, en una conversación pinchada en el despacho de este último, le contó sus teorías sobre sus problemas judiciales, pero no le dio credibilidad.

Zaplana ha declarado hoy como testigo en la Audiencia Nacional sobre esa conversación con González intervenida dentro del caso Lezo en el despacho del expresidente madrileño en la calle de Alcalá el 19 de enero de 2017, tres meses antes de que fuera detenido por esta causa. Entre otras cosas, González le explicó durante esa charla que le habían "liado" "entre Mariano (Rajoy), (Álvaro) Lapuerta y su puta madre" atribuyéndole, los dos últimos, una comisión por la concesión del tranvía de Navalcarnero (Madrid) que no había cobrado.

Según han explicado fuentes presentes en la declaración, Zaplana ha dicho que ese día se limitó a escuchar y a seguir la corriente a González porque era su amigo, pero que no creyó su versión de la persecución que había sufrido presuntamente de manos de Rajoy y Lapuerta, entre otros.

En la conversación pinchada, González también contó a Zaplana cómo le había "intentado adjudicar" una cuenta en Suiza y lo achacaba a un asesor de su predecesora, Esperanza Aguirre, "al que hicimos alcalde de Leganés", en alusión a Jesús Gómez, quien alertó a dirigentes del PP de la existencia de esa cuenta.

Le relató asimismo que en 2008, después de que se publicara una información de que Rajoy le había afeado su honorabilidad, le pidió explicaciones y tuvieron "una bronca de la hostia -afirmó-".

En esa discusión, González le dijo: "¡Oye Mariano!, si este va a ser el sistema de funcionamiento que vas a implantar a esto ahora, chico, a mí me parece una locura".

"Y desde entonces, en esa conversación yo ya soy consciente...", continúa González explicando a Zaplana, quien acaba la frase: "...de que te va a matar".