Iglesias y Montero someterán sus cargos a la decisión de las bases de Podemos | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Iglesias y Montero someterán sus cargos a la decisión de las bases de Podemos

"Si nos dicen que hemos de dimitir, dimitiremos"

nacional

| 19.05.2018 - Actualizado: 21:02 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria, Irene Montero, han anunciado hoy que someterán sus cargos y su continuidad como diputados a la decisión de los inscritos, tras la polémica suscitada por la compra de un chalet.

Iglesias y Montero han comparecido este sábado en una rueda de prensa, en la que han señalado que consideran que se ha abierto un debate sobre su credibilidad y que se han traspasado "todos los límites posibles de la intimidad".

"¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de Podemos?", será la pregunta a la que podrán responder las bases de la formación morada.

"Les toca a ellos decidir si somos dignos de seguir", ha dicho Pablo Iglesias, que ha añadido: "Si nos dicen que hemos de dimitir, dimitiremos".

Antes de la rueda de prensa, Podemos había enviado a sus inscritos un correo electrónico en el que denuncia una campaña de "acoso y destrucción reputacional" a raíz de las informaciones sobre la compra del chalet de Galapagar.

"No te metas en política. No te metas en Podemos. Ya has visto lo que hemos hecho a Irene Montero y a Pablo iglesias y el siguiente puedes ser tú", señala en forma irónica el mensaje titulado "No te metas en política, primer aviso"

La decisión de Iglesias y Montero, que en otoño serán padres de mellizos, se produce después de que se hiciera pública la compra de una casa unifamiliar en la Navata (Galapagar), en una zona residencial de la sierra norte de Madrid y la hipoteca de 540.000 euros que habían solicitado al 50 por ciento para pagarla.

La difusión de esta noticia, acompañada de los fotos internas y externas de la vivienda, dio paso a un gran debate, plagado de críticas, en los medios y en la calle sobre si era coherente con sus planteamientos políticos la decisión adoptada.