Iglesias ve cansancio en Podemos: "No debemos mirarnos tanto el ombligo"

Bescansa critica el ping-pong de Iglesias y Errejón que ha debilitado Podemos

nacional

| 18.01.2017 - 15:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, detecta síntomas de cansancio entre sus propios simpatizantes por el debate interno en el partido y ha instado a trabajar tanto en la calle como en las instituciones para ser útiles al país: "No debemos mirarnos tanto el ombligo". "Creo que nuestra gente está un poco cansada de que sólo hablemos de nosotros mismos (...) No debemos mirarnos tanto el ombligo, hay que tener claro que Podemos tiene que ser un instrumento útil", ha defendido Iglesias durante su participación en un acto de protesta contra la embotelladora Coca-Cola European Partners convocado por Comisiones Obreras frente al Tribunal Supremo.

En su opinión, aunque todos los documentos presentados por las diferentes corrientes de Podemos de cara a la asamblea de Vistalegre "son valiosos", el partido debe "hacer política con la gente en las movilizaciones y en las instituciones". "Cuando termine la fase de discusión, convocaré una reunión para buscar la unidad", ha señalado Iglesias en referencia a la Asamblea Ciudadana que celebrará la formación morada el próximo 11 y 12 de febrero en Vistalegre.

Preguntado sobre la declaración ante la Justicia del extesorero del PP Luis Bárcenas, el líder de Podemos ha calificado de gravísimo que el partido en el Gobierno tuviera una contabilidad B.

"Bárcenas afirmó en sede judicial qué dinero de la caja B se había entregado a Trillo (exministro de Defensa) para pagar a los abogados que defendían sus intereses en el caso del Yak-42", ha denunciado Iglesias, quien también ha recordado la destrucción de los discos duros en la sede del PP en la calle de Génova.

Sobre los procesos internos en el PSOE, Iglesias se ha limitado a apuntar que espera que su conclusión coloque a los socialistas "más cerca de la gente" y no tan próximos al PP.

BESCANSA CRITICA EL PING-PONG DE IGLESIAS Y ERREJÓN QUE HA DEBILITADO PODEMOS

La secretaria de Análisis y Programa, Carolina Bescansa, ha lamentado hoy que el proceso interno del partido se haya convertido en una partida de "ping-pong" entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, y ha admitido que la consulta sobre el sistema de votación en Vistalegre II dividió a Podemos. Bescansa se ha pronunciado así en rueda de prensa junto al responsable de Economía, Nacho Álvarez, para presentar su iniciativa "Colectivo Mayo 2011-Pensando Podemos", que lanzan para "tender puentes" entre todos los sectores de la formación morada en un intento de "oxigenar" el debate.

Una propuesta que lanzan con un espacio y tiempo limitado, porque se disolverá después de la Asamblea Ciudadana de febrero, para recoger propuestas sobre cómo adaptar Podemos al nuevo ciclo político y centrar el debate en los temas realmente importantes, como el proceso constitucional o el cambio del modelo productivo. "No podemos asumir una Asamblea Ciudadana donde esos temas sean desplazados por un debate permanente de 140 caracteres", ha enfatizado Bescansa antes de admitir que el resultado de la consulta convocada por Iglesias sobre el sistema de votación en la asamblea ha debilitado a Podemos.

"Un país no se dirige a golpe de tuit", ha añadido Álvarez.

Bescansa, que forma parte de la plataforma 'Podemos para Todas' que Iglesias presenta en Vistalegre II, ha criticado que hasta ahora el debate haya sido una "suerte de partido de ping-pong" entre "dos jugadores", que no ha permitido expresarse al conjunto de la organización. Ambos dirigentes han augurado que del congreso saldrán las mismas "mayorías y minorías" que hay ahora, con independencia de si se presenta una lista o varias, que eso no les debe convertir en rivales, y que van a tener que acordar mecanismos para convertir la diversidad en un caudal de fuerza.