Iglesias: "Temporalidad y precariedad, problemas del empleo en España"

nacional

| 14.12.2015 - 17:30 h
REDACCIÓN

El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, se comprometió a derogar la reforma laboral de Mariano Rajoy porque "los derechos laborales marcan el nivel de calidad democrática de un país" y el empleo en España tiene dos "grandes" problemas: la temporalidad y la precariedad.

Iglesias marcó como uno de sus principales objetivos acabar con la temporalidad laboral en un acto en Toledo en el que realizó el pionero formato que Podemos está haciendo en distintos puntos de España: la entrevista de trabajo con ciudadanos.

Al inicio de esta entrevista de trabajo pidió "calma" a las 1.300 personas que acudieron, porque, al contrario del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, él "da la cara". "Que me puedan poner en aprietos si es necesario, porque tengo que demostrar que puedo ser presidente aunque las preguntas sean difíciles", dijo para recomendar este tipo de formatos al resto de partidos, "porque la democracia ganaría mucho".

Abogó por la creación de empleo para que la economía vaya mejor, que los contratos se hagan indefinidos a partir de un año y que la indemnización sea de 45 días trabajados. "Los derechos laborales marcan el nivel de calidad democrática de un país", reivindicó.

Preguntado sobre qué medidas pondría en marcha para que los trabajadores no se sientan "tan impotentes", recordó que su padre es inspector de trabajo, por lo que se compromete a reforzar la inspección de trabajo, porque entre otras cosas es "inaceptable" que no haya una colaboración entre comunidades. También abogó por aumentar la capacidad sancionadora.

En materia de autónomos, puesto que "buena parte del empleo lo crea la pequeña empresa y autónomos", dijo que éstos pueden estar trabajando treinta años "y que no les quede una pensión digna", por lo que proponen que si se cobra por debajo del Salario Mínimo Interprofesional no se pague la cuota y que, por ejemplo, haya también "flexibilidad" a la hora de pagarla, como en Francia, que pueden no pagar cada mes.

Aitana, una estudiante de bioquímica en paro, le preguntó sobre los contratos de investigación. "Las becas no deben ser becas. Los contratos predoctorales y postdoctorales deben ser fundamentales. Me da vergüenza que a países con situaciones más difíciles como Ecuador estén emigrando investigadores españoles porque hace falta trabajo", afirmó. En este sentido, apostó por un Plan de retorno del talento que haya tenido que emigrar, que los programas de élite sean públicos o aumentar la financiación en I+D+I.

QUE EL SENADO REPRESENTE A LOS TERRITORIOS

Preguntado sobre la permanencia del Senado, reivindicó que es "muy importante" que en una democracia "se respete a las minorías", ya que puede haber territorios que por el peso demográfico que puedan tener puedan sentir que en el Congreso de los Diputados sus reivindicaciones queden "aplastados por una mayoría".

"Que exista una Cámara de representación territorial es una manera de responder a la realidad. Es necesario un Congreso en el que los diputados tengan sueldos que se parezcan a la mayoría de los ciudadanos" y un Senado "que no sea un cementerio de elefantes". "Y esto lo digo en Cataluña, en Toledo o en Sevilla", manifestó.

En el último minuto de esta entrevista de trabajo, recomendó a los ciudadanos leer los programas de todas las formaciones políticas para poder comparar y decidir su voto el próximo 20 de diciembre. "Voy a tratar de estar a la altura y voy a superar vuestros exámenes", dijo.

Por su parte, el secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha, José García Molina, bromeó al decirle a Iglesias: "He oído que te presentas a presidente", dijo para agregar sobre la entrevista de trabajo que le hicieron en Toledo que los ciudadanos "le van a poner una nota muy buena".

Aseguró que no se puede imaginar "otro Gobierno" del PP, que en Castilla-La Mancha está "en el banquillo de la oposición". "A Cospedal no la echó Page, ¡la echamos nosotros!", afirmó sobre la secretaria general del PP y candidata número uno al Congreso por Toledo, María Dolores Cospedal.