Iglesias se compromete a trabajar por un Podemos unido con sitio para todos

Pablo Iglesias

nacional

| 18.12.2016 - 18:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se ha comprometido hoy a trabajar por un partido unido en el que haya sitio para todos y ha dicho que su propuesta no es "un proyecto para derrotar a compañeros", sino para cumplir el mandato unánime de la gente que les pide que no se peleen.

En el acto de presentación de la propuesta "Podemos para todas", que Iglesias presenta esta tarde en Madrid junto a dirigentes como Pablo Echenique, Carolina Bescansa o Irene Montero, el líder de la formación morada ha asegurado que si quiere ser el secretario general es para asegurar que de la Asamblea Ciudadana de febrero van a salir "mas unidos y más fuertes".

"Un Podemos en el que quepan todos los que están y en el que haya sitio también para los que faltan", ha exclamado Iglesias en este acto en el que está arropado por varias decenas de diputados y cargos del partido, y al que también se han sumado el politólogo Juan Carlos Monedero y el exJEMAD Julio Rodríguez.

Iglesias ha lanzado ese mensaje en el día en el que los inscritos de Podemos han comenzado a votar las distintas propuestas sobre el sistema de votación para la próxima Asamblea Ciudadana estatal de febrero, una consulta en la que por primera vez van a medir sus fuerzas el líder de Podemos y el número dos, Íñigo Errejón.

A pesar de las diferencias que les separan, Iglesias ha insistido en que el suyo "no es un proyecto para ganar ni derrotar a compañeros", sino para construir una organización en la que todos los compañeros tengan sitio, aunque tengan ideas diferentes.

No obstante, ha defendido que no tiene sentido debatir y votar las ideas si no están asociadas a los equipos, como plantean los "errejonistas", porque los proyectos que salgan adelante "se deben convertir contratos con la militancia".