Iglesias pide a su equipo que retome contactos con PSOE en busca de un acuerdo

Iglesias no negociará con C's y ve "ridículo" que Sánchez lleve a Rivera "pegado todo el tiempo"

"La amenaza de quitarnos de los ayuntamientos es un mal camino"

nacional

| 07.03.2016 - 11:52 h
REDACCIÓN

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha avanzado hoy que ha pedido al equipo negociador de su partido que retome los contactos con PSOE, IU y Compromís para reabrir la "mesa a cuatro" con estas formaciones de izquierda y negociar la posible conformación de un gobierno a la valenciana. Iglesias lo ha anunciado a través de twitter: "He pedido a nuestro equipo negociador que retome los contactos con PSOE, IU y Compromís para reabrir la mesa a 4. Gobierno A la Valenciana", escribe el líder de Podemos.

Un anuncio que se produce poco después de que el Rey Felipe VI haya decidido no iniciar "por el momento" nuevas consultas con los representantes políticos y dar tiempo así a los partidos para negociar y articular una mayoría que pueda garantizar una investidura antes de abrir una nueva ronda de contactos.

NO CON CIUDADANOS

Horas antes, el secretario general de Podemos ha rechazado la decisión del PSOE de negociar conjuntamente con Ciudadanos y ha avisado de que no va a sentarse en la mesa para explorar un acuerdo con el partido de Albert Rivera. Por ello, ha instando de nuevo al líder socialista, Pedro Sánchez, a elegir, tras criticar que es "ridículo" que "tenga que llevar a Rivera pegado todo el tiempo".

"Es una cosa cómica", ha afirmado en una entrevista en Telecinco, al ser preguntado por el acuerdo alcanzado el pasado sábado entre PSOE y C's, tras la investidura fallida de Sánchez, para dialogar a partir de ahora "conjuntamente" con el resto de fuerzas políticas para alcanzar cualquier pacto de Gobierno, en base al acuerdo de legislatura firmado por ambas formaciones.

De este modo, Iglesias ha insistido en que el PSOE debe "elegir" entre pactar un gobierno progresista con ellos, Izquierda Unida-Unidad Popular y Compromís, o seguir negociando con Ciudadanos; una opción esta última que ya se ha demostrado "fallida" y que sólo puede fraguar si suma al PP, como aspira Rivera.

Por su parte, Podemos sigue con la "mano tendida" para negociar un gobierno que debe ser, eso sí, de coalición, a pesar de las "palabras gruesas" que, según Iglesias, le ha dedicado este fin de semana el líder socialista, y a pesar de las "amenazas" que, a su juicio, está lanzando el PSOE con romper los pactos en los Ayuntamientos si no apoyan la investidura de Sánchez.

“QUITARNOS DE LOS AYUNTAMIENTOS ES UN MAL CAMINO"

El líder de Podemos cree que lo que está haciendo el PSOE con los alcaldes del cambio "no es alertar, es amenazar" y advierte de que "en política la amenaza no es una buena vía" y de que ellos sustentan a los presidentes socialistas de Extremadura y Castilla-La Mancha sin "amenazar nunca a nadie".

"No está bien utilizar la amenaza de quitarnos de los ayuntamientos", ha denunciado Iglesias en una entrevista en Telecinco, en la que ha defendido que esos alcaldes de Madrid, Valencia, A Coruña, y Santiago de Compostela, entre otros, "gobiernan mejor" que sus predecesores y que los ciudadanos están "contentos" con ellos.

Iglesias, que ha reiterado que tiene la "mano tendida" al líder del PSOE, Pedro Sánchez, para llegar a un "pacto a la valenciana", ha avanzado que la Ejecutiva de su partido acordará "apostar hasta el último minuto por trabajar para que haya un gobierno de coalición", formado por el PSOE, Podemos, IU-UP y Compromís, "con el apoyo del PNV", que a su juicio "no sería difícil de obtener".

Tras negar que sienta "odio" ni "rencor" por el PSOE -el partido por el que metieron a su abuelo en la cárcel y al que han votado sus padres durante años, ha dicho-, ha admitido que Felipe González ha hecho "algunas cosas bien en el pasado" y que está "bien reconocerlas, pero las que hizo mal, también".

Iglesias, que ha explicado que sospecha que "alguien ha prohibido al PSOE pactar" con Podemos, ha considerado "ridículo", incluso "cómico", que el socialista Pedro Sánchez "tenga que llevar ahora a Rivera pegado" a las negociaciones con otros partidos y ha hecho hincapié en que Sánchez tiene que "elegir" si quiere un gobierno a la valenciana o quiere seguir su "viaje a la derecha pasando por el centro" hasta llegar a la gran coalición con Ciudadanos y el PP.