Iglesias no ve "sentido" a que los candidatos españoles intervengan en Venezuela

Hará un plan económico "patriota" si el PSOE le permite ser presidente

nacional

| 26.05.2016 - 14:03 h
REDACCIÓN

El candidato de Podemos, Pablo Iglesias, ha enmarcado hoy en la precampaña electoral la visita a Venezuela de su homólogo de Ciudadanos, Albert Rivera, y ha dicho que no le ve "sentido" a una intervención como la suya.

"Creo que no es un escenario en el que tenga sentido que intervengan los candidatos a la presidencia de España, pero allá cada uno", ha dicho Iglesias en declaraciones en el Congreso, después de que Rivera defendiera que él a ido a Caracas a "ayudar" mientras que otros solo van a "ganar dinero", y que le pidiera que, ya que "tiene mano" con Maduro, interceda ante los presos políticos.

Iglesias ha remarcado que en Venezuela hay una situación "muy preocupante de enfrentamiento entre el poder ejecutivo y el legislativo" y que ahí lo que le toca hacer a España es "diplomacia".

En su opinión, "tiene sentido que intervengan el ministro de Exteriores, el equipo de Exteriores y, en todo caso, los expresidentes", en una labor de mediación como la que han planteado Unasur, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el papa Francisco.

Además, Iglesias ha señalado que no deja de sorprenderle que una formación política como Ciudadanos, que está en contra de que los inmigrantes sin papeles tengan la tarjeta sanitaria, "de repente esté tan preocupada por los derechos humanos".

Tras abogar por un Ministerio de Asuntos Exteriores que apueste por una "política de Estado que mantenga buenas relaciones con los países latinoamericanos, independientemente de quien gobierne", ha incidido en la "enorme incomodidad que demuestran los que se tienen que ir miles de kilómetros tratando de evitar que se hable de los problemas de los españoles y hablando de la situación de terceros países".

IGLESIAS HARÁ UN PLAN ECONÓMICO "PATRIOTA" SI EL PSOE LE PERMITE SER PRESIDENTE

Por otra parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha exhibido hoy ante los principales empresarios catalanes su programa económico "patriota" ante el 26J que cree perfectamente viable si se convierte en el próximo presidente del Gobierno, una aspiración para la que concede al PSOE el papel de "árbitro".

Iglesias ha desgranado los pormenores del programa económico de Podemos en su intervención en las jornadas que celebra en Sitges el Círculo de Economía, el principal 'lobby' empresarial de Cataluña y que por vez primera ha invitado a este evento anual al secretario general de Podemos.

En su presentación, el presidente del Círculo, Antón Costas, le ha recordado la demanda planteada ayer por este foro empresarial de tener el derecho a que haya un gobierno tras los comicios del 26 de junio, bien porque haya un acuerdo entre los partidos, o se permita gobernar a la lista más votada.

Iglesias ha defendido el derecho de los ciudadanos a tener un gobierno y ha señalado que él está dispuesto a "formarlo y presidirlo. Por mí -ha añadido- no va a quedar".

Y ha dibujado un panorama en el que sólo prevé dos opciones: un gobierno en el que esté el PP u otro en el que esté Podemos.

"Al final, el árbitro, la fuerza decisiva va a ser el PSOE, y por mi parte voy a seguir tendiéndole la mano y haciéndole las mismas propuestas que le llevo haciendo desde hace varios meses", ha asegurado.

El secretario general de Podemos ha subrayado que está dispuesto a participar en ese gobierno en la posición que decidan los ciudadanos, pero a renglón seguido ha augurado que será para liderarlo.

"No pediremos un cheque en blanco a nadie. Pediremos al PSOE que gobierne con nosotros y asuma con nosotros la responsabilidad", ha explicado Iglesias, quien a lo largo de su intervención se ha mostrado convencido en varias ocasiones que será presidente y pondrá en marcha sus planteamientos económicos.