Iglesias no quiere "que Cataluña se vaya" pero la casta les ha insultado

Apuesta por un proyecto constituyente "para decidir sobre todas las cosas"

nacional

| 21.12.2014 - 13:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado este domingo en su primer acto público tras ser elegido líder del partido que no ha visitado Cataluña para "prometer nada a nadie a cambio de votos", y ha cargado contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y contra el de la Generalitat, Artur Mas.

"Sí prometo que jamás abrazaré a Mas y a Rajoy", ha aseverado ante más de 3.000 personas en el Centro Municipal de Deportes de la Vall d'Hebron, en Barcelona, donde ha defendido el derecho a decidir sobre todos los asuntos públicos.

"¿Quiero que Cataluña se vaya? No, pero sé que la casta española ha insultado a los catalanes", ha resaltado, y ha asegurado que su partido respetaría la decisión que tomaran los catalanes acerca de su futuro político.

Ha asegurado que "la casta española no ha entendido que España es un país de países y un país de naciones", y ha avisado de que, mientras algunos, según él, quieren hacer política levantando muros, Podemos apuesta por tender puentes.

Iglesias ha advertido de que "para que se pueda decidir sobre todas las cosas, hace falta un proceso constituyente", y ha defendido que todos los ciudadanos pueden ser sujetos históricos del cambio.

RESPONDER CON UNA SONRISA

"Van a decir que no se puede, que tenemos propuestas inviables; vamos a responderles con una sonrisa y llenando las calles de gente normal", ha advertido.

Ha defendido que la soberanía significa que los cargos públicos representen "al pueblo y no a fondos de inversión" y que apuesten por los servicios públicos y por políticas sociales, y que también combatan los delitos fiscales.

"Quien tiene las cuentas bancarias en Suiza o en Andorra tiene un nombre: traidor, traidor a su pueblo", ha aseverado.

Ha invitado a los asistentes a desplazarse a Madrid el 31 de enero para participar en el acto del partido y "demostrar que no hay vuelta atrás, que el 2015 es el año del cambio", y que Podemos representa a un pueblo que quiere un cambio.

PREPARADOS PARA GOBERNAR

La responsable de la Secretaría de Plurinacionalidad y Políticas Públicas para el Cambio del partido, Gemma Ubasart, ha asegurado que el acto de este domingo puede convertirse en un momento histórico, y ha pedido que se produzca "un tsunami electoral que acabe enterrando este régimen fallido".

"No nos resignamos a estar en la oposición, hemos venido a ganar y estamos preparados para gobernar", ha destacado.

Ha asegurado que "los ataques que hacen hacia Podemos son los

últimos latidos de un régimen moribundo atemorizado ante una ola de cambio".

Sobre unas eventuales elecciones plebiscitarias en Cataluña, ha advertido a algunos partidos políticos de que "el único plebiscito que se encontrarán es el de echarles, a ellos ya sus políticas de austeridad".

Ubasart ha dicho que la formación elegirá en enero el consejo ciudadano autonómico, y la miembro del consejo estatal Gemma Galdón ha afirmado que el partido está en proceso de primarias para elegir los miembros de los consejos municipales.

Entre los asistentes, han acudido al acto el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall; el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà; el líder de ICV-EUiA en Barcelona, Ricard Gomà, y el coordinador general de EUiA, Joan Josep Nuet, entre otros.

Los asistentes han coreado el nombre de Pablo Iglesias durante todo el acto y han gritado en diversas ocasiones 'Sí se puede' y 'Fuera la casta' y, al finalizar el acto, han cantado la 'L'Estaca'.

En el exterior, se han concentrado alrededor de 2.500 personas, que han formado largas colas al no poder acceder al recinto porque ha alcanzado su aforo permitido, por lo que ha tenido que cerrar sus puertas.