Iglesias acusa a Coca-Cola de intimidar a sus trabajadores

Participa en un acto de protesta convocado por el sindicato CCOO frente a la sede nacional del PP en la calle Génova

Muestra su apoyo al boicot a Coca-Cola promovido por los empleados de esta empresa que trabajan en la planta de Fuenlabrada

nacional

| 02.12.2016 - Actualizado: 14:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha mostrado hoy su apoyo al boicot a Coca-Cola promovido por los empleados de esta empresa que trabajan en la planta de Fuenlabrada y ha acusado a la compañía de intimidar a los trabajadores.

"Hay que seguir sin beber Coca-Cola, porque Coca-Cola está atacando los derechos de los trabajadores", ha asegurado Iglesias en declaraciones a los periodistas durante un acto de protesta convocado por el sindicato CCOO frente a la sede nacional del PP, en la calle Génova.

Los trabajadores denuncian desde hace meses que la compañía incumple las condiciones exigidas por la Justicia desde que fueran readmitidos en el centro de Fuenlabrada, después de que el Tribunal Supremo (TS) declarara nulo el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aprobado por la embotelladora Coca-Cola Iberian Partners, ahora integrada en Coca-Cola European Partners (CCEP).

"Coca-Cola no sólo se está negando a reincorporarles al mismo puesto y a las mismas condiciones en las que estaban, sino que están intimidando a los trabajadores. Me acaban de decir que hay vigilantes armados vigilando a los trabajadores, que hay persecución por hacer sindicalismo", ha denunciado Iglesias.

En su opinión, "no se puede consentir que una multinacional pretenda humillar a trabajadores españoles a los que han dado la razón los tribunales".

Además, el secretario general de la formación morada ha insistido en que su partido se situará del lado de la "oposición social al PP y a estas grandes multinacionales" para garantizar que se cumplen los derechos laborales.