Iberia cancelará más de cien vuelos en la primera jornada del paro de pilotos

Con la del domingo, los pilotos de Iberia han convocado 20 huelgas desde 1979

Según el Sepla, la creación de Iberia Express supondrá la desaparición de unos 5.000 puestos de trabajo

nacional

| 17.12.2011 - 18:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Iberia cancelará mañana, domingo, más de un centenar de vuelos en la primera de las dos jornadas de huelga de pilotos convocadas por el Sepla en protesta por la creación de una filial de bajo coste, Iberia Express, que se dedicará, desde marzo de 2012, a los vuelos de corto y medio radio.

Sepla-Iberia cree que la creación de esta compañía es ilegal, ya que vulnera el anexo 10 del Convenio Colectivo de los pilotos, que indica que no se puede segregar la actividad de la compañía y que establece que las operaciones en el aeropuerto de Barajas tienen que ser realizadas por personal (tripulantes técnicos) de la aerolínea.

Según el Sepla, la creación de Iberia Express supondrá la desaparición de unos 5.000 puestos de trabajo, ya que la dirección de la compañía prevé "sacar 40 aviones para la filial".

El sindicato ha criticado a Iberia por no haber aceptado su propuesta de reunirse "todos los días, incluso hoy sábado y mañana domingo" para llegar a un acuerdo y desconvocar la huelga y ha criticado el rechazo de la empresa al plan propuesto por el colectivo para ahorrar costes y salarios si la nueva línea aérea se ubicara en el seno de la actual compañía.

Desde Iberia se asegura que no hay ninguna razón para la huelga de los pilotos, ya que, según su presidente, Antonio Vázquez, no se va a despedir a nadie ni se van a reducir salarios y la nueva filial creará 500 empleos.

Además, la aerolínea ha acusado a los pilotos de querer mandar en la compañía" y les ha recomendado que "vayan a los tribunales laborales a demandarlo", si creen que la nueva aerolínea es ilegal.

Iberia ha logrado "acoplar" en otros vuelos de la compañía o de otras 27 aerolíneas al 80 % de los pasajeros afectados por la cancelación mañana de 114 rutas, según la última información difundida en su página web.

La línea aérea también mantiene un convenio con Renfe y Alsa para trasladar por tierra a viajeros afectados y ha reservado más de 9.000 habitaciones en hoteles de los alrededores de Barajas.

Tanto Iberia como la dirección del aeropuerto madrileño, donde la compañía tiene su base y opera unos 700 vuelos diarios, creen que los mayores problemas los sufrirán mañana los viajeros que lleguen en tránsito y que desconozcan la convocatoria del paro.

La dirección de Barajas pretende que los vuelos de Iberia operen mañana con la mayor fluidez posible y que los pasajeros tengan información sobre sus rutas.

En las reuniones celebradas con responsables de la aerolínea, Aena ha ofrecido la posibilidad de que los vuelos de Iberia operen en "finger" para agilizar sus rotaciones y la habilitación de pantallas con información sobre la huelga en la T4 y de dársenas especiales para los autobuses que trasladen a los viajeros afectados por carretera o a hoteles.

El paro de mañana no afectará a los vuelos operados por Air Nostrum, Vueling, y códigos compartidos operados por otras compañías, y tampoco a las conexiones con Canarias y Baleares que están protegidas por los servicios mínimos.

Asimismo, ninguno de los vuelos con África está afectado y, en el largo radio, la huelga anulará el 17 % de los vuelos en rutas como Nueva York, Miami, México, Sao Paulo y Buenos Aires.

Sobre la programación para la segunda jornada de huelga del 29 de diciembre, la compañía ha anunciado que los vuelos afectados se conocerán más adelante.

Iberia atenderá e informará a sus clientes en su web, en facebook, twitter, Serviberia y en el resto de call centers de todo el mundo.

CON LA DEL DOMINGO, LOS PILOTOS DE IBERIA HAN CONVOCADO 20 HUELGAS DESDE 1979

Desde 1979, los pilotos de Iberia han convocado veinte huelgas, incluida la de este domingo, ocho de las cuales fueron desconvocadas antes de iniciarse, siete se efectuaron y las cuatro restantes fueron "de celo", no reconocidas por el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla).

Los pilotos convocaron para este domingo la primera de sus dos jornadas de huelga anunciadas para diciembre (la siguiente es el día 29) para protestar por la creación de Iberia Express, la nueva filial de bajo coste de la aerolínea.

De los siete paros consumados, dos fueron de 24 horas y uno de una hora, que fue secundado por los pilotos de otras compañías españolas.

Las causas de las convocatorias han sido diversas, destacando las negociaciones de los convenios. El período más conflictivo coincide con los peores años de la compañía (1994-2000), cuando Iberia recibió una importante inyección de capital de Teneo, previa autorización de la Unión Europea, y se acometió la reestructuración para su privatización.

El enfrentamiento más grave se produjo en 1984. Los pilotos hicieron huelga indefinida en la que se despidió a diez, que acabó con un laudo de obligado cumplimiento por las partes.

La cronología es la siguiente:

- Julio 1979.- Huelga indefinida a partir del 1 de julio en demanda de mejoras salariales y laborales, con el fin de equipararse a los pilotos de las compañías europeas. Desconvocada.

- Julio 1981.- "Huelga de celo" para reclamar una subida salarial superior a la del resto de trabajadores de la compañía. Los pilotos aceptaron igual incremento que el resto.

- Enero 1982.- Huelga entre el 10 y el 17, al considerar que la compañía incumplía un laudo arbitral. Desconvocada tras un acuerdo.

- Julio 1982.- "Celo" de pilotos de Iberia para equiparar su titulación profesional con la universitaria.

- Mayo 1983.- Jornada de huelga por reclamos salariales. Desconvocada tras un acuerdo.

- Junio-julio 1984.- Huelga indefinida (19 junio-23 julio) para el cumplimiento del convenio de 1983 y contra el expediente de regulación de empleo a 60 pilotos. Durante el conflicto, Iberia despidió a 10 pilotos, incluido el secretario general del Sepla.

El paro terminó después de que las partes aceptaran un laudo arbitral, que obligó a la empresa a retirar el expediente de regulación y a mantener la plantilla.

- Enero 1985.- Huelga de dos días. Desconvocada.

- Mayo 1986.- Paro de 24 horas para mejorar sus tiempos de descanso antes de los vuelos. El Sepla desconvocó los paros tras un acuerdo con Iberia.

- Enero 1988.- Huelga de tres días, desconvocada tras acceder Iberia a negociar con los pilotos sus descansos y vacaciones.

- Diciembre 1994/enero 1995.- Huelga de pilotos de doce días contra los planes de ajuste de Iberia. Desconvocada tras un acuerdo.

- Agosto 1995.- Huelga de 24 horas de todos los pilotos para la regulación de licencias y la adecuación a la normativa comunitaria e internacional del régimen de trabajo y descanso. Desconvocada.

- Noviembre/diciembre 1995.- Huelga de 16 días al considerar que Iberia incumplía el plan de viabilidad de 1994. Llegaron a un acuerdo en marzo de 1996.

- Octubre 1997.- Una hora de paro en las compañías controladas por el Sepla, incluida Iberia, para llamar la atención del peligro de anteponer aspectos económicos a la seguridad.

- Enero 1998.- "Celo" durante tres días en Iberia que originó retrasos, aunque el Sepla lo negó.

- Marzo 1998.- Paros parciales durante 39 días para exigir a Iberia la contratación de 122 pilotos de Air Europa. Desconvocada tras un acuerdo.

- Marzo/abril 1999.- Huelga de siete días contra el retraso en la redacción del convenio colectivo.

- Marzo 2001.- "Huelga de celo" de diez días. Concluyó con un acuerdo para negociar el convenio después de la salida a bolsa de Iberia.

- Verano 2001.- Tres días de huelga, de los diez convocados, por desacuerdos en la negociación del convenio. Los paros finalizaron cuando el Gobierno ordenó un arbitraje obligatorio tras la suspensión temporal de todos los vuelos de Iberia. El 19 de julio las partes acataron el laudo.

- Julio 2006.- Dos días de huelga, de los siete convocados ese mes, contra la participación de la compañía española en la nueva aerolínea de bajo coste Catair. Los paros concluyeron tras un acuerdo que garantizaba los empleos de los pilotos de Iberia.