Agentes de la Guardia Civil acosados en un hotel de Calella

Telemadrid ha hablado con uno de los agentes. su testimonio, entre lágrimas, impresiona

Unas 200 personas cortan la Via Laietana de Barcelona ante la Jefatura de Policía

nacional

| 02.10.2017 - Actualizado: 21:07 h

AGENCIAS

Patadas, empujones, gritos contra los agentes de la Guardia Civil que han echado de este hotel de Calella. Al parecer, la alcaldesa de la localidad ha presionado a sus propietarios para que les desaloje. Telemadrid ha hablado con uno de los agentes. su testimonio, entre lágrimas, impresiona.

REALOJADOS EN OTRAS INSTALACIONES

La Dirección General de la Guardia Civil ya ha ubicado en otras instalaciones a los más de 200 agentes que abandonaron su hotel de Calella este lunes tras sufrir un escrache de independentistas en la puerta del hotel donde se alojaban.

Estas fuentes han precisado que los guardias civiles decidieron, tras sufrir "varias horas de acoso", abandonar el Hotel Vila de Calella, un municipio de 18.000 habitantes a 50 kilómetros de Barcelona.

Según un vídeo difundido por Ràdio Calella, los manifestantes les gritaron que se fueran, les insultaron reiteradamente y les llamaron fascistas con continuos reproches por el dispositivo policial en el que requisaron urnas y material electoral tanto el 1 de octubre como en días previos, cumpliendo siempre órdenes de la Fiscalía y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

La versión de la alcaldesa de Calella, Montserrat Candini (PDeCAT), es que un grupo de guardias civiles de paisano cargaron tras el escrache --ella lo llama "protesta pacífica"-- contra las personas que se agolpaban en la calle. Al lugar acudió una patrulla de los Mossos d'Esquadra, que recibieron el aviso por parte de los agentes del Instituto Armado ante la insistencia de las amenazas.

El abogado Antonio Suárez Valdés ha anunciado que presentará en nombre de los agentes afectados una querella contra la gerencia del Hotel Vila de Calella y contra el Ayuntamiento de este municipio por un presunto delito de coacciones.

La mayoritaria Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) también ha denunciado en un comunicado estos hechos, señalando que "continúa y se recrudece el acoso contra los agentes en Catalunya por parte de los independentistas".

En la puerta del hotel se ha colgado el cartel de cerrado. Europa Press ha intentado sin éxito hablar con la dirección del establecimiento. También ha comprobado que esta tarde no se podían hacer reservas desde su web, donde aparece un comentario de un usuario que dice: "No he estado y no puedo opinar sobre la calidad del establecimiento. No iré nunca por el simple hecho de alojar a tanto valiente que ha estado repartiendo leña el 1 de octubre en Catalunya".

UNAS 200 PERSONAS CORTAN LA VIA LAIETANA ANTE LA JEFATURA DE POLICÍA

Por otra parte, unas 200 personas cortan la Via Laietana de Barcelona este lunes por la tarde a la altura de la Jefatura de Policía Nacional.

Protestan por la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado durante el referéndum del 1-O del domingo.

La movilización transcurre sin incidentes por parte de los concentrados, algunos de los cuales se han sentado en la calzada.