Homs admite que fue él quien garantizó que no era ilegal mantener la consulta

Alega que el Constitucional no les advirtió sobre las consecuencias del 9N

El Supremo fija para el próximo día 27 el inicio del juicio contra Homs, en el que Mas será testigo

Rechaza que Rajoy, Pérez de los Cobos, Torres-Dulce y Catalá sean testigos en el juicio

nacional

| 08.02.2017 - 11:38 h
REDACCIÓN

El exconseller Francesc Homs ha admitido hoy en el juicio por el 9N que fue él, como máximo responsable de los servicios jurídicos de la Generalitat, quien garantizó al Govern que no era ilegal mantener la consulta, tras su suspensión por el Tribunal Constitucional. Homs, a quien el Tribunal Supremo ha notificado hoy que le juzgará entre los días 27 de febrero y 1 de marzo por su papel en la consulta del 9N, ha declarado como testigo propuesto por las defensas ante la sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que juzga al expresidente catalán Artur Mas y a las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau.

El exconseller de Presidencia y actualmente diputado de PDeCAT en el Congreso ha sido interrogado en unas condiciones especiales, asistido por su abogada y bajo la advertencia del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, de que no estaba obligado a contestar a aquellas preguntas que pudieran perjudicarle en el proceso que el Supremo tiene abierto contra él por el 9N.

En respuesta a las preguntas de Xavier Melero, abogado de Mas, Homs ha reconocido que fue él mismo quien, como máximo responsable de los servicios jurídicos de la Generalitat por su cargo de conseller de Presidencia, informó al Govern de que mantener el 9N tras la suspensión por parte del Constitucional no suponía "ninguna irregularidad" ni incurrir en "ningún tipo penal".

Homs ha precisado que no fue un "mero transmisor" del dictamen de los servicios jurídicos, sino que asumió plenamente su criterio: "yo configuré la decisión final", ha asegurado.

En opinión del exconseller, seguir adelante con la consulta no suponía delito alguno dado que el Constitucional no advirtió expresamente a la Generalitat de las consecuencias que asumían de mantenerla, pese a que el ejecutivo catalán le pidió que aclarara el alcance de su suspensión.

El exconseller ha apuntado también que el Gobierno "podía haber sido mucho más preciso y no lo quiso ser", cuando impugnó la consulta independentista ante el Constitucional para que suspendiera la votación.

Dada la condición de encausado de Homs en otro proceso en el Supremo, el fiscal Emilio Sánchez Ulled ha anunciado ante el presidente de la sala que no iba a interrogar al exconseller, por ser "respetuoso con el derecho de defensa" del testigo.

"¡Qué lástima!", ha espetado el exconseller, que instantes después de su comparecencia ante el TSJC ha conocido que el Supremo lo ha citado a juicio para finales de mes por su papel en la consulta.

Ya fuera de la sala de vista del Tribunal Superior de Justicia de CataluñaC, Homs ha aprovechado uno de los recesos del juicio para acercarse al fiscal y, con un tono de sorna, reprocharle que no haya querido interrogarle y, encima, lo haya hecho alegando que era "por su bien".

Sin perder la sonrisa, el fiscal ha contestado entonces al exconseller que, de la misma forma que muchos de los cargos públicos que han testificado en el caso del 9N fueron "ascendidos" tras la consulta, hiciera una "llamada" para que a él también le subieran de categoría y, de esa forma, le pudiera interrogar en el juicio que el Supremo celebrará contra él.

Posteriormente, Homs ha aprovechado los micrófonos de los periodistas que buscaban su reacción a la notificación de las fechas de su juicio en el Supremo -cuya coincidencia con su testifical de hoy cree que no es casual- para lanzar otra andanada contra el fiscal, al que ha afeado su "falta de valentía". "No sé si tiene miedo a las respuestas", ha apuntado.

En la tercera sesión del juicio por el 9N han declarado hoy, a propuesta de las defensas, varios políticos de la órbita nacionalista, entre ellos el expresidente del Parlament y del Pacto Nacional del Dret a Decidir, Joan Rigol, que ha afirmado que Mas le pidió que el proceso quedara en manos de voluntarios tras la suspensión, y "así se hizo".

Por su parte, una directiva de la empresa Sertrans, contratada para distribuir por los puntos de votación las urnas que habían confeccionado presos de las cárceles de Lleida, ha afirmado hoy que el reparto del material se efectuó entre los días 7 y 8 de noviembre, cuando la consulta ya estaba suspendida, sin que recibieran ninguna indicación para cancelarlo.

EL SUPREMO FIJA PARA EL PRÓXIMO DÍA 27 EL INICIO DEL JUICIO CONTRA HOMS

El Tribunal Supremo ha señalado el próximo 27 de febrero el inicio del juicio al exconseller de Presidencia catalán y actual diputado del Congreso Francesc Homs por delitos de prevaricación y desobediencia en relación a la consulta del 9-N por los que la Fiscalía pide para él 9 años de inhabilitación especial para el ejercicio de cargos públicos electivos. El expresidente de la Generalitat Artur Mas será testigo en el juicio y su comparecencia se ha fijado para el día 28.

En un auto dado a conocer este miércoles, la Sala de lo Penal del alto tribunal amplía de cinco a siete el número de magistrados que juzgarán al aforado y se pronuncia sobre las pruebas planteadas tanto por la Fiscalía como por la defensa. El juicio se prolongará el 28 de febrero --día en el que está citado como testigo a petición del propio acusado el expresidente de la Generalitat Artur Mas--y finalizará el 1 de marzo.

El tribunal acepta todas las pruebas solicitadas por la Fiscalía, alguna de las cuales también había pedido el acusado, como la pericial de los guardias civiles que realizaron el informe técnico sobre el análisis de los programas informáticos utilizados en la jornada del 9-N.