Guindos dice que se mantendrá "el pulso reformista", pero "sin ajustes dolorosos"

nacional

| 02.01.2014 - 12:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado que el Gobierno mantendrá "el pulso reformista", pero "ya no habrá ajustes dolorosos". Además, ha asegurado que su principal reto "es que la recuperación en España lata con la fuerza suficiente como para que no haya vuelta atrás".

En un artículo titulado 'El esfuerzo recompensado', publicado en el diario El Correo, De Guindos recuerda que se acaba de cruzar el ecuador de la legislatura, pero todavía quedan otros dos años, "al menos, para afianzar lo conseguido".

Tras destacar que "hay un consenso general en que lo peor ha quedado atrás", ha manifestado que, "a partir de ahora, se trata de asegurar que la mejora que han anticipado los mercados llegue al conjunto de la población". "El pulso reformista se mantiene, pero ya no habrá ajustes dolorosos, sino medidas para que la economía gane eficiencia y competitividad. Y, sobre todo, para que sea capaz de generar más y mejor empleo sin repetir los errores o excesos del pasado", ha señalado.

A su juicio, el Gobierno "ha conseguido detener la hemorragia", aunque ha reconocido que "el enfermo había perdido mucha sangre". Por ello, ha asegurado que su principal reto "es que la recuperación en España sea capaz de latir con la fuerza suficiente como para que no haya vuelta atrás".

En este sentido, ha subrayado que "las reformas que se han hecho hasta ahora no sólo han taponado la brutal sangría". "Al tiempo que evitábamos el 'rescate', estábamos poniendo bases nuevas para el crecimiento más sólido, duradero y con mayor capacidad de creación de empleo", ha aseverado.

De esta forma, ha subrayado que "no hay brotes verdes espontáneos", sino "un esfuerzo de la sociedad española que empieza a verse recompensado".

TRES FASES

Luis de Guindos ha recordado que las salidas de la crisis en España siempre se producen en tres fases, de manera que, primero, se recupera el sector exterior, después la inversión y, por último, el consumo.

A su juicio, se ha superado la primera etapa y en 2013 se logrará un superávit en el saldo exterior de alrededor de 2% del PIB, "lo que indica que se ha recuperado la capacidad de financiación frente al exterior", que se devuelven las deudas y que se está en disposición de cubrir con ahorro interno las inversiones.

"España ha recuperado su atractivo como destino de la inversión extranjera, el turismo está en niveles récord y los bienes y servicios han ganado cuota de marcado en un contexto de bajo crecimiento mundial", ha indicado.

Por ello, ha aseverado que se trata de logros "que hay que mantener porque, además de ser un seguro contra crisis futuras, constituyen un modelo económico dinámico, avanzado, moderno y competitivo" al que se aspira. "Tenemos las bases para que así sea, en especial con la reforma laboral que se abordó el año pasado y se acaba de actualizar", ha afirmado.

En esta línea, ha apuntado que, con ella, se ha conseguido dotar de flexibilidad el mercado de trabajo "para que la única opción ante las dificultades haya dejado de ser el despido", y para que la moderación salarial "se haya traducido en mejoras de competitividad para el conjunto de la economía". "Gracias a este esfuerzo colectivo, se han preservado empleos en empresas multinacionales que, de otra manera, se habrían deslocalizado", ha señalado.

De Guindos ha considerado que también hay que mantener la consolidación fiscal, la reducción del déficit público y la transparencia en las cuentas como parte de la cultura de los gestores públicos "en todos los ámbitos y para siempre".

Asimismo, ha remarcado que se ha hecho "un esfuerzo muy importante, en especial entre colectivos como el de los funcionarios" y ahí radica "la clave de que España haya podido financiarse con comodidad y a menor coste durante el pasado año". "Ha sido decisivo también para que las empresas hayan podido acceder a los mercados con normalidad", ha indicado.

El ministro de economía ha asegurado que "la lección está aprendida" y hay que cumplir con los compromisos europeos. "Pero la buena noticia es que ahora podemos hacerlo a un ritmo mucho más asumible en un contexto de recuperación económica", ha precisado.

SANEAMIENTO Y RECAPITALIZACION FINANCIERA

Además, ha apuntado que el tercero de los pilares es el saneamiento y la recapitalización del sector financiero. "Tuvimos que pedir 41.300 millones de ayuda europea a cambio de reformas normativas, planes de reestructuración y creación de Sareb o 'banco malo'. Lo hicimos a un coste y un plazo excepcionales. Todo ello, no sólo ha resuelto los problemas de las entidades finalmente nacionalizadas, sino del conjunto del sector financiero, que ahora es más transparente y, por tanto, más creíble", ha asegurado.

Luis de Guindos cree que España ha cumplido con "su parte", tal como "han reconocido los organismos internacionales, la conocida como 'troika', que han dado por concluido el programa en el plazo previsto, enero de este año". "Y hemos dado la vuelta a los modos y maneras que generaron en buena parte la crisis que afrontamos entre todos", ha añadido.

En este contexto, ha insistido en que la reforma laboral, la consolidación fiscal y el saneamiento del sector financiero han permitido llegar "hasta aquí en las mejores condiciones para abordar lo que queda por hacer".

De esta forma, se ha referido a la rebaja del IRPF en 2015 "dentro de una reforma fiscal que permita una mayor eficacia recaudatoria, primar el ahorro y mejorar la equidad", además de "recuperar el crédito para los proyectos viables de inversión y consumo de empresas y familias", y generar el empleo necesario, "en especial, para que los jóvenes tengan un mejor futuro en España".