Gordillo y Cañamero no asisten al juicio y niegan los delitos por ocupación de "Las Turquillas"

Concentración ante el TSJA para apoyar a Gordillo y los jornaleros encausados

nacional

| 11.11.2013 - 15:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El diputado andaluz de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo y el portavoz del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Diego Cañamero, no han asistido al juicio por la ocupación de una finca militar, pero han negado a las puertas del juzgado que cometieran los delitos de los que se les acusa.

Tanto el parlamentario autonómico como el dirigente del SAT, que se enfrentan a una petición fiscal de siete meses de cárcel por desobediencia grave, han calificado como "político" este proceso, que interpretan como un intento de "reprimir" al movimiento sindical y social que encabezan.

Durante la primera jornada de juicio, que ha acogido la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), con sede en Granada, sólo se han personado en la sala de vistas tres de los 54 procesados, mientras que unas 200 personas han permanecido concentradas a las puertas de la Real Chancillería con banderas, pancartas y gritando consignas a favor del SAT.

Uno de los acusados ha reconocido ante el tribunal que carecían de autorización para ocupar en el verano de 2012 la finca sevillana "Las Turquillas", si bien ha aclarado que se trató de una acción pacífica y que en esas fechas Sánchez Gordillo "iba y venía" pero no se mantuvo allí todo el tiempo.

CONCENTRACIÓN ANTE EL TSJA PARA APOYAR A GORDILLO Y LOS JORNALEROS ENCAUSADOS

Unas 200 personas convocadas por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), se han concentrado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para apoyar al diputado de IU Juan Manuel Sánchez Gordillo y a los jornaleros encausados por ocupar una finca militar.