González se siente "engañado" porque Sánchez le dijo que se abstendría ante Rajoy

El expresidente cree que Sánchez debe dimitir si el Comité Federal tumba su plan y él no lo acata

Pedro Sánchez responde que respeta la opinión de González pero subraya que su posición la adoptó el Comité Federal

Iglesias da por perdido un acuerdo con el PSOE y García Page dice que se le deben disculpas a González

nacional

| 28.09.2016 - 08:03 h
REDACCIÓN

El expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado hoy que se siente "engañado" y "frustrado" porque el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, le dijo a finales de junio que se abstendría en segunda votación de la investidura de Mariano Rajoy para facilitar el gobierno. "Me siento frustrado, como si me hubieran engañado. No tenía ninguna necesidad. Me dice pienso hacer esta cosa y luego hace otra cosa completamente distinta", ha manifestado González en una entrevista en la Cadena SER.

En la reunión mantenida el pasado 29 de junio, tres días después de las elecciones generales, Sánchez le comentó que en la primera votación, el PSOE votaría en contra de Rajoy, pero no en la segunda para evitar el bloqueo. También trasladó a González que no tenía intención de formar un gobierno alternativo, como pretende hacer ahora tendiendo la mano a Podemos y Ciudadanos. González ha explicado que la posición que le trasladó Sánchez fue lo que le llevó a escribir un artículo en el que se mostraba partidario de la abstención.

CONFUSIÓN EN EL PARTIDO

Además de "sentirse engañado", el expresidente ha subrayado que no entiende las razones del cambio de postura de Sánchez que crea tanta confusión en el partido y mucha más en el país". González ha comentado que desde aquella reunión, que fue solicitada por Sánchez -"me llamó porque quiso", ha apuntado-, no ha vuelto a hablar con el secretario general. "No he vuelto a sentarme a hablar con él para nada. He intercambiado dos mensajes, pero no he vuelto a hablar con él. No sé si ha hablado con otros dirigentes. Si ha cambiado de posición, no se lo ha explicado a nadie. Tendrá sus razones, pero no las entiendo", ha señalado.

En relación con la propuesta de convocar un congreso y unas primarias, que será sometida a votación en el Comité Federal del próximo sábado, el expresidente cree que Sánchez debería dimitir si el partido fija una postura y él no la acata. "En la cultura del partido, si el Comité Federal fija una posición, la que sea, abstención, no abstención, voto en contra o medio pensionista, esa posición mayoritaria la asume todo el mundo y si el secretario general no la quiere asumir, obviamente tiene que dimitir", ha sostenido González.

A su juicio, es "absurdo" que el PSOE celebre un congreso mientras no haya gobierno y ha recordado que ésta fue la tesis que defendió el propio Sánchez. "Pero lo que es lógico hace tres meses ahora sería completamente ilógico. El partido no debería estar metido en problemas internos mientras un país necesita resolver la formación de gobierno", ha sostenido.

DE DERROTA EN DERROTA HASTA LA VICTORIA FINAL

Ante los malos resultados electorales que arrastra el PSOE, González ha opinado que "alguno tendrá que asumir responsabilidades por ir de derrota en derrota hasta la victoria final. Para el expresidente, "el fondo del problema" es que Sánchez y su equipo pelean para que el PSOE "sea un poco más grande que Podemos" cuando el objetivo es ser "la alternativa al PP" y "sustituir a la derecha con la voluntad y el voto de los ciudadanos".

"Nuestra pelea no es si hay o no 'sorpaso', como es la pelea de los otros. Nuestro proyecto es ofrecer una alternativa a esa gobierno que no le gusta y a mí tampoco", ha añadido. El expresisdente ha confesado que está "preocupado" por la situación del PSOE y por la falta de interlocución de Sánchez con los barones críticos.

Ha reclamado un debate para sacar conclusiones de por qué se mantiene "la sangría de credibilidad y de votos" del PSOE que se traduce a la larga en impedir la formación de un gobierno. Ante el enfrentamiento que hay en el partido, González ha admitido que Sánchez no es el único culpable y ha asumido que "probablemente" también él es responsable por el revuelo que provocó su postura por la posición mantenida a favor de la abstención.

"El problema es que el artículo lo hice de acuerdo con la propuesta que me había explicado Sánchez. ¿Yo también soy responsable del lío? Pues sí", ha reconocido.

"Pero el principal responsable en la conducción de la estrategia del PSOE la tiene el secretario general y mi problema con Sánchez es que no sé cual es esa estrategia aparte del bucle y no sé para donde va la estrategia que pretende", ha apostillado. Ha opinado que mantiene hoy "con más fuerza" su tesis de la abstención porque unas terceras elecciones "serían un disparate monumental que podría llevar a una crisis del sistema". González, que se encuentra en Chile, ha dado a entender que no estará en el Comité Federal del próximo sábado, aunque como expresidente, tiene un puesto en el máximo órgano del partido

SÁNCHEZ DICE QUE EL "NO" ES UNA POSICIÓN DEL COMITÉ FEDERAL

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha emitido este miércoles un comunicado en el que afirma que respeta la opinión de su antecesor, Felipe González, pero subraya que su rechazo a un Gobierno de Mariano Rajoy es una posición que adoptó el Comité Federal, el máximo órgano del partido entre Congresos. "Es el Comité Federal del PSOE el que fijó la posición socialista ante la investidura de Mariano Rajoy, tanto en la legislatura anterior como en la actual", dice el texto. Además, subraya que su propuesta es que "el PSOE celebre un debate en profundidad y que todos los militantes del PSOE decidan, en un Congreso Federal, sobre el liderazgo y la línea política de los socialistas ante este nuevo tiempo". Dicha propuesta se debatirá en el próximo Comité Federal, el 1 de octubre.

Según afirma, "con ello se pretende dar cauce a un debate de fondo que lleva tiempo instalado en la organización, tomar decisiones colectivas y, una vez que se haya debatido y decidido entre todos y todas, conseguir que el PSOE hable con una sola voz". Después de que González haya afirmado que se siente "engañado" por Sánchez --afirma que le aseguró que se abstendría en una segunda votación-- y que no se han visto desde junio, Sánchez ha afirmado que "mantiene conversaciones habituales con dirigentes y exdirigentes del Partido Socialista y no va a valorar ni a hacer público el contenido de ninguna de ellas" y que "respeta las opiniones expresadas en relación a la situación política actual por el Presidente González".

Así, relata que a lo largo de estos meses, ha "escuchado muchas opiniones y ha compartido muchas reflexiones con el objeto de tomar decisiones y conformar una posición política" y que esa toma de posición se expuso ante el Comité Federal. Por otro lado, recuerda que "la posición del Secretario General y del Comité Federal del PSOE ha sido siempre clara en relación con la unidad de España y nuestro modelo territorial".

POR CUESTIONAR A SÁNCHEZ

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, justificó este miércoles la propuesta de convocatoria del Congreso Federal para diciembre señalando que "no es bueno someter a un secretario general a cuestionamiento permanente", lo que a su juicio quedaría resuelto con una nueva elección del mismo por primarias.

Lo hizo en una entrevista en Onda Cero en la que por un lado suscribió el comunicado del secretario general, Pedro Sánchez, en contestación al expresidente del Gobierno Felipe González de que en el Comité Federal de julio no hubo ni una sola posición en favor de la abstención ante un Gobierno del PP, por lo que fue este órgano el que decantó el no socialista a la investidura, aunque Sánchez le hubiera dicho a González que se abstendría en segunda votación.

Por su parte el secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha respondido a Felipe González que "no conviene confundir los deseos de uno con la realidad" y le ha pedido que escuche más a los militantes. "Está muy bien hablar y dar una opinión pero es una obligación escuchar a los militantes y a los votantes para no confundir los deseos de uno con la realidad", ha dicho en una entrevista en la Cope. "Conviene hablar más, pero también conviene escuchar más", ha remachado.

A GONZÁLEZ SE LE DEBEN DISCULPAS

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado que "faltan de entrada disculpas" al expresidente del Gobierno Felipe González y, "por supuesto, algo de claridad" por parte del líder socialista, Pedro Sánchez. García-Page se ha pronunciado así antes de participar en un desayuno informativo. A preguntas de los periodistas sobre las declaraciones de González, que ha revelado que Sánchez le dijo el 29 de junio que los socialistas se abstendrían en segunda votación de la investidura . También se ha referido a la posibilidad de forzar la salida del secretario general del PSOE y que se haga cargo del partido una gestora, y ha opinado que "sería el último recurso" y que habría que evitarlo "por todos los medios".

IGLESIAS DA POR PERDIDO UN ACUERDO CON EL PSOE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, da ya por perdida la posibilidad de formar un gobierno alternativo al PP junto al PSOE porque, aunque el líder socialista, Pedro Sánchez, ganara el 23 de octubre las primarias que está impulsando, no habría ya tiempo suficiente para explorar esa vía. De hecho, cree que el objetivo de Sánchez son las terceras elecciones. "*Alguien cree que a partir del 23 de octubre se puede conseguir el aval del Jefe del Estado, abrir una negociación complejísima y que nosotros consultemos a nuestras bases? Eso es ciencia ficción", ha lamentado.

CIFUENTES CREE QUE SÁNCHEZ “SECUESTRA” AL PSOE

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha considerado que urge que el secretario general del PSOE "levante asedio a las instituciones", que ahora "trata de prolongar secuestrando" al PSOE, que ahora parece el "PS: El partido de Sánchez". A este respecto, Cifuentes ha considerado que "urge que Pedro Sánchez levante un asedio a las instituciones que dura ya 283 días y que ahora trata de prolongar secuestrando a su partido para buscar un frente de izquierdas radical que en estos momentos solo busca salvar su posición personal". La dirigente popular, que ha criticado que le da la impresión que a Sánchez "no le importan ni Madrid ni los madrileños", ha considerado que esta semana, en el Comité Federal del PSOE, se verá "si finalmente el sentido de la responsabilidad conjunta de los socialistas pesa más que el interés personal de un solo hombre o si por el contrario, éste ha logrado ya su objetivo de neutralizar unas siglas históricas", las del PSOE, que "en estos momentos parece que se ha convertido en el PS: el partido de Sánchez".