Goirigolzarri propone que el Estado sea el accionista mayoritario de Bankia

El Gobierno controlará el 56% de Bankia

Rajoy llama a la tranquilidad por Bankia y asegura la estabilidad del sistema

Rajoy: El viernes y antes habrá decisiones para solucionar problemas de bancos

nacional

| 09.05.2012 - 07:36 h
REDACCIÓN

José Ignacio Goirigolzarri acaba de asumir la presidencia del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y ha propuesto que el Estado nacionalice esta entidad, lo que le convertirá directamente en el accionista mayoritario de Bankia, según fuentes próximas al consejo del grupo.

El nuevo presidente del gigante fruto de la unión de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades ha explicado al consejo de administración de BFA, la matriz de Bankia, que propondrá que el préstamo de 4.465 millones del Estado se convierta en acciones.

Ello supondrá la nacionalización de BFA y como el grupo posee más del 45 % de Bankia, el Estado pasará a ser directamente el accionista mayoritario de esta entidad, con más de 10 millones de clientes y unos 400.000 accionistas

RAJOY LLAMÓ A LA TRANQUILIDAD

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recalcó este miércoles en Oporto que los nuevos responsables de Bankia deberán evaluar la situación y que el Ejecutivo adoptará las medidas que sean "útiles" para mantener la estabilidad del sistema financiero.

Rajoy, quien evitó pronunciarse sobre una eventual nacionalización de la entidad, quiso lanzar un "mensaje de tranquilidad" a los clientes de Bankia y aseguró que el Ejecutivo garantizará la "estabilidad" del sistema financiero.

Rajoy ha recordado que el próximo viernes el Consejo de ministros seguirá avanzando en la reforma del sistema financiero, un asunto que ha calificado de delicado, aunque no ha querido dar muchos detalles de las decisiones que se adoptarán. Sí ha recordado que el pasado mes de febrero el Gobierno aprobó la reforma del sistema financiero con el objetivo capital de sanear a la banca y que vuelva el crédito.

Para ello ha avanzado que se va a instar a que las entidades financieras valoren adecuadamente los activos inmobiliarios de que disponen y se ajusten a los precios reales de mercado. Ha explicado que eso ya ha empezado a realizarse, pero ha señalado que hay que profundizar en ello para facilitar el crédito y que no haya dudas sobre el sistema financiero.

A su juicio, se trata de decisiones de calado ante las que el Gobierno está decidido a "hacer lo que tiene que hacer" en unos momentos duros y difíciles y en los que hace falta "determinación, coraje e ideas claras".

"Sabemos lo que hay que hacer y lo vamos a hacer", ha reiterado antes de insistir en que eso lo hará el viernes e, incluso, "antes".

GOIRIGOLZARRI, LA APUESTA SEGURA DE ECONOMIA

En paralelo, el consejo de Bankia ha aceptado la renuncia de Rato como consejero y presidente ejecutivo y de José Manuel Fernández Norniella como consejero ejecutivo, según informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A partir de las 18.30 horas está reuido el consejo de administración de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, en el que Goirigolzarri también asumirá el liderazgo de manos de Rato.

Los consejos de ambas entidades estaban previstos para este viernes, pero se han adelantado a este miércoles para acelerar el plan de saneamiento de la entidad, que recibirá, previsiblemente una inyección de recursos públicos de entre 7.000 y 10.000 millones de euros.

En las últimas tres sesiones, Bankia ha caído en bolsa un 13 por ciento, lo que supone que su valor en el mercado se ha reducido en 628 millones.

En sus primeras palabras como presidente de Bankia, Goirigolzarri ha matizado: "asumo el puesto con un gran sentido de la responsabilidad y al mismo tiempo con una gran ilusión", porque "creo que tenemos entre las manos un proyecto de extraordinario futuro". "Quiero transmitir esta confianza -en el proyecto de futuro- de forma clara a nuestros clientes y accionistas".

Goirigolzarri también ha depositado su confianza en los empleados de la entidad y se ha mostrado convencido de que con el trabajo de estos profesionales Bankia va a ser más "fuerte, rentable y potente", lo cual redundará no sólo para la gente involucrada en "este proyecto, sino también para la sociedad española".

La dimisión de Rodrigo Rato se precipitó ante las diferencias surgidas con el Ministerio de Economía, con el que Bankia negociaba un plan de saneamiento para aliviar su elevada exposición al sector inmobiliario, con activos problemáticos vinculados al 'ladrillo' que suman 31.800 millones de euros.

Su inesperada salida de Bankia responde a la solicitud en este sentido del Gobierno, después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pidiera cambios en la gestión de la cotizada fruto de la fusión de siete cajas, aunque sin citarla expresamente, y de que el Banco Central Europeo (BCE) urgiera a España a culminar la reestructuración financiera.

La elección de Goirigolzarri como presidente ejecutivo de Bankia y de su matriz BFA también ha procedido del departamento que preside Luis de Guindos, que considera al que fuera consejero delegado de BBVA hasta 2009 como una apuesta segura para pilotar el futuro de una entidad de gran tamaño en un difícil entorno económico.

Goirigolzarri, fue nombrado director general de BBVA y responsable de Banca Minorista en abril de 2001, y en el mes de diciembre del mismo año fue designado consejero delegado del banco, puesto en el que permaneció hasta octubre de 2009.

Nacido en Bilbao en 1954, está licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Comercial de Deusto (Bilbao). Asimismo, es licenciado en Finanzas y Planificación Estratégica por la Universidad de Leeds (Reino Unido).

Fue profesor de la Universidad Comercial de Deusto, en el área de Planificación Estratégica, entre 1977 y 1979. Ingresó en el Banco de Bilbao en 1977 en el área de Planificación Estratégica. En 1992 fue nombrado director general del BBV y en 1994 se incorporó al Comité de Dirección de la entidad. Fue responsable de Banca Comercial en España y de las operaciones en América Latina.

En la actualidad, Goirigolzarri es consejero de la Asociación para el Progreso de la Dirección, patrono de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) y vicepresidente de Deusto Business School. Es, además, impulsor de Garum Fundatio.