Gobierno y PSOE negocian este lunes la paralización de los desahucios

En España han tenido lugar casi 400.000 desahucios desde el inicio de la crisis en 2007

Jueces, abogados y obispos exigen cambios legales

Kutxabank y Caja Laboral suspenden los desahucios ante la presión social

nacional

| 11.11.2012 - 15:02 h
REDACCIÓN

Representantes del Gobierno y del PSOE negociarán mañana en una reunión de urgencia un acuerdo para la paralización de los desahucios y acudirán a ella con la confianza de concretar diversas medidas que neutralicen los desalojos de viviendas que puedan afectar a las familias más vulnerables.

Los contactos entre el Ejecutivo y el principal partido de la oposición para abordar las reformas legislativas necesarias para mitigar el impacto de los desahucios se han acrecentado este fin de semana, después de que el viernes Amaia Egaña, exedil socialista en Eibar (Guipúzcoa), se suicidara cuando iba a ser desalojada de su piso en Barakaldo.

A raíz de este suceso todos los partidos han pedido al Gobierno y a los bancos que, hasta que haya una nueva ley, detengan los desahucios de viviendas.

Representantes del Ministerio de la Presidencia y de Economía decidieron así adelantar esos contactos para ultimar una propuesta encaminada a evitar desahucios y han puesto todos sus esfuerzos en la reunión que se celebrará mañana con el PSOE.

El Gobierno de Mariano Rajoy considera urgente avanzar en una propuesta relativa a esos periodos de carencia para impedir que se hagan efectivos los desalojos de las familias afectadas.

Su intención es llevar esta iniciativa mañana a la reunión que mantendrá con representantes del PSOE para intentar llegar a un acuerdo en torno a la adopción de nuevas medidas que palíen el problema de las ejecuciones hipotecarias, acrecentado con motivo de la crisis económica y la alta tasa de desempleo.

Rajoy ya avanzó el viernes que espera poder concretar mañana diversas medidas, como la paralización temporal de los desahucios que afectan a las familias más vulnerables en España.

"Todo lo que sea paralizar los desahucios me parece una buena iniciativa", dijo ayer el propio secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Su partido, el PSOE, llevará mañana a la reunión con el Gobierno la proposición de ley que ha registrado en el Congreso, en la que llevan trabajando ocho meses y que tiene como base que "nadie se quede sin casa" en España por no poder pagar una hipoteca "en un momento de dificultades sobrevenidas".

La propuesta del PSOE -que de salir adelante implicará modificar cinco leyes- contempla implantar una moratoria para dejar en suspenso el proceso de ejecución hipotecaria durante la renegociación y evitar así el "abuso" de los intereses de demora, así como un procedimiento extrajudicial previo similar a los concursos de acreedores que existen para las empresas en quiebra.

El ámbito de aplicación de la iniciativa socialista va dirigida a las nuevas hipotecas, a las ya firmadas y a las que están en ejecución, explicó Rubalcaba.

Después de que el pasado miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, mantuvieran una reunión para tratar de acercar posturas y acordar posteriores encuentros, el primero de ellos tendrá lugar mañana.

Las delegaciones estarán encabezadas por el subsecretario del Ministerio de Economía, Miguel Temboury, y la secretaria de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero.

400.000 DESAHUCIOS DESDE 2007

Según la Asociación Hipotecaria Española (AHE), de junio de 2009 a junio de este año se produjeron un total de 168.534 desahucios de familias que no podían seguir pagando su hipoteca. Esta organización eleva a 395.000 los casos registrados desde el inicio de la crisis, en 2007.

Sus datos indican que entre enero y junio los jueces han iniciado 48.213 procesos de ejecución y han llegado a autorizar el desalojo de 37.092 inmuebles.

En los últimos tres años, seis de cada diez (el 58,2%) de los procesos de ejecución hipotecaria tramitados en los tribunales acabaron en desalojo o desposesión de la vivienda.

JUECES, ABOGADOS Y OBISPOS EXIGEN CAMBIOS LEGALES

La organización progresista de la judicatura reclamó que Gobierno y PSOE no acuerden «parches no soluciones insuficientes de tipo publicitario» al problema. Jueces para la Democracia consideró que las medidas que se tomen debe tener carácter retroactivo para las familias sin recursos y reclamó «una reforma estructural» del sistema hipotecario.

El decano de los abogados valencianos, Mariano Durán, denunció que los desalojos suponen «la muerte civil» para las familias afectadas. Acetó que con la normativa en vigor los bancos no tienen «mucho margen» para evitar los lanzamientos, pero tienen que asumir la situación. El Obispado de Palencia reclamó en un comunicado a las autoridades que busquen «soluciones equitativas» para acabar con el problema de los desalojos hipotecarios.

KUTXABANK Y CAJA LABORAL SUSPENDEN LOS DESAHUCIOS

El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, anunciaba este sábado que la entidad financiera suspenderá de forma inmediata todos los procedimientos de ejecución hipotecaria, en cuanto se conozca la nueva regulación que afectará a los mismos.

Caja Laboral Ipar Kutxa ha comunicado que también ha decidido paralizar temporalmente las ejecuciones hipotecarias a la espera de que se conozca la nueva regulación, según han manifestado fuentes de la caja.