Gobierno y autonomías ultimarán la agenda de la Conferencia de Presidentes el próximo día 11

El Gobierno informará a Cataluña y Euskadi de lo hablado hoy aunque no hayan estado presentes

Cristobal Montoro y Soraya Sáenz de Santamaría

nacional

| 21.12.2016 - 20:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno y las comunidades terminarán de perfilar la agenda de la Conferencia de Presidentes el próximo 11 de enero en una segunda reunión preparatoria, aunque ya van tomando cuerpo los asuntos centrales a tratar: la financiación autonómica, el pacto educativo y la posición de las autonomías ante la UE. Sólo los gobiernos de Cataluña y Euskadi han faltado a una reunión de la que tanto las autonomías como el Ejecutivo, representado por la vicepresidenta y ministra para Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, y por el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, han subrayado el tono y la voluntad de acuerdo.

Pese a las ausencias, el Gobierno se pondrá en contacto con los consejeros catalán y vasco respectivos para informarles del contenido de esta reunión y hacerles partícipes de los trabajos e intercambios de documentación que se llevarán a cabo a partir de hoy. Tal y como ha afirmado en conferencia de prensa el secretario de Estado para Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, el Ejecutivo no renuncia aún a las asistencias del president catalán, Carles Puigdemont, y del lehendakari, Íñigo Urkullu, en la Conferencia del 17 de enero.

Habida cuenta del calado de los asuntos que se abordarán, como la financiación autonómica y la sostenibilidad y dinamismo del Estado de bienestar, "deben venir", ha añadido el secretario de Estado.

Bermúdez de Castro, asimismo, ha apuntado que tanto para el Gobierno como para las autonomías está claro que el tema central será la reforma del modelo de financiación sobre los ejes del Estado del bienestar: sanidad sostenible, educación y dependencia.

También se ha puesto de manifiesto que la extensión del pacto educativo a las comunidades será otro de los ejes, al igual que la posición de las autonomías en el entorno europeo, lo que llevará a tratar en la Conferencia asuntos como las conexiones transfronterizas.

Todo ello se concretará en una nueva reunión el próximo 11 de enero, y mientras tanto el Gobierno y las comunidades se irán intercambiando documentos para que se termine de definir la agenda de la Conferencia y los dictámenes que se aprobarán.

MADRID PEDIRÁ UNA NUEVA FINANCIACIÓN AUTÓNOMICA Y MÁS "IMPLICACIÓN DEL ESTADO" EN DEPENDENCIA Y DISCAPACIDAD

La Comunidad de Madrid pedirá en la próxima Conferencia de Presidentes, que se celebrará el 17 de enero, un nuevo modelo de financiación autonómica, revisar también el reparto de coste del transporte público, un pacto para unificar la atención sanitaria y más fondos para discapacidad y dependencia. Así lo ha detallado la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido con Ciudadanos.

Cifuentes ha explicado que Madrid pedirá un sistema de financiación autonómica más "sencillo", "claro" y "directo", que partiendo del principio de solidaridad interterritorial no penalice a los madrileños como, según la presidenta, hace el actual modelo.La presidenta ha defendido un sistema "más justo" y que necesariamente deberá estar "consensuado entre todas las comunidades" y ha destacado que los madrileños "son los que más aportan y reciben menos que la media", en concreto 215 euros menos, según el Gobierno regional.

Además, la Comunidad exigirá una ley para financiar el transporte público que fije lo que debe aportar el Estado, los Ayuntamientos y las comunidades y que garantice su sostenibilidad.

Cifuentes ha pedido además la creación de un fondo de financiación específico para afrontar "con mayores garantías" la atención a la discapacidad y a la dependencia desde las autonomías y "mayor implicación por parte del Estado de todas las necesidades que supone la atención".