Garzón mediará entre Iglesias y Sánchez para que gobierne la izquierda

Garzón plantea a Rey una Constitución federal para afrontar tiempos revueltos

En Marea explica al Rey su apuesta por Sánchez para presidir el Gobierno

Democràcia i Llibertat no apoyará "de ninguna manera" al PP pero tampoco quiere otras elecciones

El Rey se reunirá este jueves con Compromís, En Comú-Podem y Ciudadanos

Homs se queja al Rey por el "error" de no recibir a Forcadell

nacional

| 20.01.2016 - 10:55 h
REDACCIÓN

El diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón ha planteado al Rey Felipe VI una nueva Constitución federal que permita afrontar este momento "convulso" que atraviesa el país, refiriéndose sobre todo a las tensiones territoriales que se dan en Cataluña. Después de una hora de reunión con el monarca en el palacio de la Zarzuela, en el marco de la ronda que está manteniendo el Rey con los líderes políticos antes de proponer un candidato al Ejecutivo, Garzón ha dicho que no le ha visto preocupado por las dificultades que hay para formar Gobierno y sí muy interesado en las propuestas que le están planteando.

Ha sido un encuentro "formal pero cordial", en el que Garzón ha tuteado a Felipe VI porque le considera un ciudadano más y con el que incluso se ha reído a cuenta de las convicciones republicanas que el diputado de IU le ha trasladado. "Entre risas me ha dicho que él no lo es. Como es lógico", ha contado el diputado, que también ha dicho que han estado hablando de los tiempos "turbulentos" que se están viviendo y de la "generosidad" que, a juicio de Garzón, hay que demostrar ahora desde la política, ha dicho, para evitar unas nuevas elecciones. Garzón ha asegurado al monarca que hay espacio para formar un Gobierno de Izquierdas y que el papel de IU en este tablero debe ser el de "facilitador" del encuentro de PSOE y Podemos para facilitar un Gobierno progresista.

MEDIADOR ENTRE PODEMOS Y PSOE

iputado de IU-Unidad Popular, Alberto Garzón, se ha ofrecido este miércoles como "facilitador" de un acuerdo entre PSOE y Podemos que alcance unos "puntos mínimos" que permitan la configuración de un Gobierno de izquierdas para la próxima legislatura. Así se lo ha trasladado Garzón al Rey Felipe VI --a quien en todo momento se ha dirigido como "el ciudadano Felipe de Borbón"-- en la reunión de casi una hora de duración que han mantenido en el Palacio de la Zarzuela dentro de la ronda de contactos que el monarca está manteniendo con todas las formaciones con representación parlamentaria antes de proponer un candidato a la investidura para la Presidencia del Gobierno.

En rueda de prensa después en el Congreso, Garzón ha explicado que los dos diputados de IU-Unidad Popular apoyarán a cualquier candidato que ponga sobre la mesa un programa de izquierdas, con elementos como la derogación de la Lomce y la Ley Mordaza, un plan de empleo público o la derogación de los desahucios. A su juicio, el papel de IU tiene que ser el de "facilitador" de un encuentro entre PSOE y Podemos en torno a unos "puntos mínimos" que eviten un nuevo Gobierno del PP liderado por Mariano Rajoy. "Por nosotros no va a quedar", ha garantizado apuntando que "sería muy peligroso" para el país una gran coalición entre socialistas y 'populares'.

EL REY, CONSCIENTE DEL TIEMPO "TURBULENTO"

En este mismo sentido, respecto a su conversación "cordial y respetuosa" con Felipe VI, ha revelado que no ha tenido la sensación de que el Rey esté pensando en un escenario de repetición de elecciones generales y tampoco le ha visto preocupado, aunque sí ha asegurado que el monarca está muy "interesado" en la postura de todos los partidos y conocer su opinión sobre la composición del futuro Gobierno y la situación política.

"No le he visto preocupado en absoluto, simplemente interesado", ha revelado el que fuera candidato de IU-Unidad Popular el 20D antes de desvelar que tampoco ha tenido la sensación de que el Rey esté barajando la posibilidad de que haya que convocar nuevas elecciones generales.

Además, ha dicho que Felipe VI ha sido "claro" al expresar que España atraviesa un tiempo "turbulento y convulso" y que hay que "ir hacia modificaciones", aunque "no ha concretado posibles soluciones". Garzón en cambio sí que le ha trasladado su defensa de una reforma de la Constitución "como solución para este tiempo complejo".

EN MAREA EXPLICA AL REY SU APUESTA POR SÁNCHEZ PARA PRESIDIR EL GOBIERNO

La diputada de En Marea Alexandra Fernández ha explicado hoy a Felipe VI que esta formación está dispuesta a apoyar un Gobierno alternativo al de Mariano Rajoy, encabezado por Pedro Sánchez, habida cuenta del "cambio" político demandado por la ciudadanía en las últimas elecciones generales. Una hora ha permanecido reunida con el Rey en su despacho del Palacio de la Zarzuela, tiempo en el que le ha podido exponer no sólo su posición de cara al debate de investidura, sino también los planteamientos políticos de su formación, que incluye la apertura de un debate sobre el cambio del modelo de Estado.

De convicciones republicanas, Fernández ha dejado claro que En Marea aboga por emprender un "proceso constituyente" para buscar "otro" modelo de Estado, con un "ejercicio real de la soberanía popular" y mediante la "remodelación de las instituciones". Según ha explicado en rueda de prensa en el Congreso, los seis diputados de su formación están dispuestos a "tender la mano" al PSOE para que gobierne porque las "bases" de este partido, que según ha apuntado creen en la "redistribución de la riqueza" y la "igualdad", le están reclamando "un proyecto de izquierdas".

LOS "CONVERGENTES" NO APAOYARÁN "DE NINGUNA MANERA AL PP, PERO TAMPOCO QUIEREN NUEVAS ELECCIONES

El portavoz de Democràcia i Llibertat (DiL) en el Congreso, Francesc Homs, ha subrayado hoy que este grupo parlamentario no apoyará "de ninguna de las maneras" la investidura de Mariano Rajoy o de nadie del PP, pero tampoco ve "aconsejable" que se vuelvan a celebrar elecciones generales.

Tras su audiencia con el Rey dentro de la ronda de consultas del monarca previa a la investidura, Homs ha señalado que esta posición no significa que Convergencia vaya a apoyar una eventual investidura de Pedro Sánchez: "No tiene por qué ser así; ya se verá, puede haber muchas soluciones y de signo distinto", ha señalado.

En cualquier caso ha augurado, y así se lo ha dicho al Rey, que el proceso para la investidura "va para largo" y requerirá tiempo y "mucha paciencia" por parte de todos.

Además Francesc Homs, se ha quejado ante el Rey por el "error" que a su juicio cometió al no recibir en la Zarzuela a la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, quien pretendía comunicarle la elección de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Homs ha comparecido en el Congreso, donde ha asegurado que ha expuesto sus opiniones a Felipe VI "He expresado de una forma muy clara que aquello fue un error. Ya se verá si ha pasado o no esta situación. No depende de mí".

EL JUEVES, RECIBIRÁ A COMPROMÍS, EN COMÚ-PODEM Y CIUDADANOS

El Rey Felipe VI proseguirá este jueves con Compromís, En Comú-Podem y Ciudadanos la ronda de consultas con las fuerzas políticas previa a la designación por parte del monarca del candidato al que encargará recabar el apoyo del Congreso de los Diputados para formar Gobierno.

El diputado de Compromís Joan Baldoví será el primero en acudir al Palacio de la Zarzuela. Está citado a las 10.00 horas y acudirá en representación de la coalición con la que Podemos y Compromís se presentaron en la Comunidad Valenciana en las elecciones del 20-D.

Le seguirá a las 12.00 horas el diputado de En Comú-Podem, Xavier Doménech, representante de la coalición que formaron en Cataluña Podemos y el partido de Ada Colau, Barcelona en Comú, en la que se integraron también ICV, Esquerra Unida i Alternativa y Equo.

Felipe VI terminará la jornada recibiendo al líder de Ciudadanos, Albert Rivera. La ronda concluirá el viernes con Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE) y Mariano Rajoy (PP). Tras haber escuchado a todos los partidos, el monarca convocará al presidente del Congreso, Patxi López, para comunicarle el nombre del candidato que se someterá al debate de investidura.

Hasta ahora siempre fue el candidato de la lista más votada, pero en ningún sitio está escrito que deba ser así. En esa Sesión de Investidura, el candidato propuesto expone su programa de gobierno y luego toman la palabra los portavoces de los distintos grupos para, después, proceder a la votación. Si el aspirante obtiene el voto de la mayoría absoluta (176), se entenderá otorgada la confianza.

Si no logra, al menos, la mitad más uno de los votos se fijará una nueva votación 48 horas después de la anterior, en la que ya le bastará con lograr una mayoría simple de apoyos, esto es, más votos a favor que en contra.

En el caso de que tampoco consiga ser investido en este segundo intento, se tramitarán sucesivas propuestas por el mismo procedimiento y, si transcurren dos meses a partir de la primera votación de investidura y ningún candidato hubiese obtenido la confianza del Congreso, habría que convocar nuevas elecciones. En ese caso, el presidente de la Cámara Baja sometería a la firma del Rey el decreto de disolución de las Cortes y de convocatoria de los comicios, una circunstancia ésta que hasta ahora no se ha dado nunca.