Garzón apela al voto "fértil" para IU-UP y garantizar un grupo parlamentario "fuerte y de izquierdas"

En Málaga con universitarios denuncia zancadillas en campaña

nacional

| 17.12.2015 - 17:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato de IU-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha hecho un llamamiento este miércoles a los indecisos apelando al voto "fértil" para poder garantizar en el Congreso de los Diputados un grupo parlamentario "fuerte y de izquierdas". Un voto "fértil, que siembra, que se recoge de las luchas y sean derechos en el futuro, un voto que sea expresión de justicia social".

En un acto en el centro deportivo Mar de Plata en Sevilla, ante más de 2.000 asistentes, que han recibido a Garzón al grito de 'presidente' y exclamando 'aquí está la izquierda de verdad', y acompañado por el coordinador provincial, Manuel Lay, el candidato número uno al Congreso por Sevilla, Miguel Angel Bustamante, y más miembros de la candidatura, Garzón ha afirmado que su candidatura el domingo sorprenderá a "esa oligarquía que tiene sueños húmedos pensado que IU no va a estar en el Congreso", y que "superará las expectativas y garantizaremos la existencia de un grupo parlamentario fuerte de izquierdas".

Ha pedido no dejar "que piensen por nosotros" y que voten a una candidatura social "que es un voto fértil de principios y valores incorruptibles" para defender a los desempleados, a los pensionista y a las clases populares, con una candidatura "de la dignidad, que no ha participado en el mercadeo de fichajes" y que va a luchar con valores "incorruptibles e inflexibles porque eso es lo más bello de la política, construir el futuro y los sueños colectivos".

El candidato ha defendido el proyecto de IU-Unidad Popular para "defendernos de la oligarquía, de los ataques que nos hacen los señoritos que se hacen llamar patriotas, que llevan la bandera de España en la muñeca, pero que luego saquean lo público y se llevan el dinero de todos a paraísos fiscales". "Esa no es nuestra gente, esa no es nuestra clase social", ha aclamado.

Por el contrario, Garzón ha afirmado que "nuestra clase social defiende nuestros derechos, lo hemos aprendido en esta tierra, porque los andaluces no necesitamos que nos enseñen a pescar, sabemos sobradamente y queremos tener libertad para construir nuestra tierra de paz y justicia social". Andalucía, ha señalado, "es un pueblo de lucha histórica contra los señoritos, los latifundios, la desigualdad" y que ha logrado muchas victorias para construir lo que somos hoy, todo, ha agregado, "sabiendo de dónde venimos".

En esta línea, ha advertido que "nos enfrentamos a un momento donde las tinieblas acechan la vida política, los recortes no solo acechan a la salud o la educación, sino también a nuestra vida misma", por eso defiende que "en esos tiempos de oscuridad necesitamos arrojar luz con la lucha colectiva que representa la candidatura de IU-Unidad Popular".

Se ha mostrado convencido de que ese voto "fértil" va a dar sus frutos "y podremos demostrar el día 20 y los años siguientes a la oligarquía que, igual que les sorprendimos hace cuatro años ocupando plazas, continuaremos luchando por la justicia social", "a esa oligarquía que domina y manda sin presentarse a las elecciones que construye un mundo de injusticia sociales", ha advertido.

Sobre las medidas que plantea IU-Unidad Popular, ha explicado que derogarán las dos reformas laborales, del PP y del PSOE, porque suponen un "ataque frontal contra los derechos de los trabajadores y construyen un escenario de precariedad y falta de seguridades para las clases populares". Apuesta por una banca pública o por recuperar las empresas privatizadas y ponerlas en manos de la mayoría social.

"Nos dicen que no se puede rescatar la sanidad, la educación, a los parados o a los desahuciados, pero sí se puede rescatar autopistas sin coches, aeropuertos sin aviones o al sistema financiero", ha censurado el candidato. Ha señalado así, que "no se trata de un problema económico, sino que es un problema de voluntad política, de prioridades", y la del PP, ha criticado, "es una política de clases sociales" por eso "nos enfrentamos a la oligarquía que nos está robando con impunidad".

"EL DIA 21 SEGUIREMOS LUCHANDO EN LA CALLE"

Por todo esto, Garzón ha defendido que necesitamos un nuevo país, en el que "la vida del ser humano esté por encima del beneficio económico" y no sea "un sujeto pasivo al servicio de la rentabilidad económica". "Queremos un nuevo país en el que no nos saqueen los Bárcenas, los Gürtel o la Casa Real", ha agregado para apuntar que en ese nuevo país hay que acabar "con la corrupción legal" porque "en las últimas décadas nos han estado robado legalmente".

Así, ha defendido una nueva Constitución que refleje la prohibición de privatizar "lo que es de todo y da beneficios sociales a todos" y garantizar servicios sociales como la educación y sanidad pública o las pensiones, para que estén "en el centro de la política". "Nos jugamos más que unos cuantos votos, nos jugamos la forma vivir en el futuro", ha advertido para subrayar que "los derechos de hoy son las luchas de ayer, y los derechos de mañana los tendremos que luchar hoy, esa es la única forma posible".

Alberto Garzón ha indicado que "cuando todas los partidos corren al centro, nosotros decimos alto y claro que somos radicales porque atacamos la raíz del problema, no sólo a los síntomas, y queremos un mundo justo a través de políticas que son posibles y que llevamos en nuestro programa electoral" que se podrá llevar acabo también "a través de la lucha colectiva".

GARZÓN ATACA A PODEMOS POR HUIR DE LA IZQUIERDA Y DE SU PROYECTO RUPTURISTA

Garzón ha atacado hoy a Podemos por "huir" de la izquierda y entender la política como una "carrera profesional", dejando de lado el proyecto "fresco y rupturista" con el que arrancaron por un modelo que ha girado al centro.

Han ido "perdiendo fuelle" por el camino, ha señalado Garzón en un acto con estudiantes de la Universidad de Málaga -donde estudió Económicas- y se han ido adaptando "al sentido común", todo lo contrario a lo que ha hecho IU, que es precisamente combatir ese "sentido común".

De esta manera, ha tratado de responder a algunos estudiantes que le han dicho no entender a qué se ha debido la fragmentación de la izquierda, una cuestión sobre la que él ha aclarado que fue el partido de Pablo Iglesias el que decidió no unirse a IU porque pensaban que la imagen que tenían de la izquierda y de comunistas restaba a Podemos, pero eso "es una tontería como un camión", ha subrayado.

Y justo cuando Podemos rompió con IU, iniciaron un viaje al centro "pasmoso", ha señalado, recalcando también que le preocupa mucho que después de cuatro años, "mareas de todos los colores", un 15M y todo tipo de luchas en la calle apostando por "un nuevo país", los cuatro principales partidos "han vuelto a 2011".

Izquierda Unida, ha insistido Garzón, ha llegado a la política para "vencer convenciendo y no con malabarismos para adaptar el mensaje al mayor número de votos, de nuevo en alusión a Podemos.

Las referencias de Garzón al partido morado han sido una constante sutil durante toda la campaña y, desde luego nada que ver con el tono de algunos dirigentes de Podemos, como el senador y diputado madrileño Ramón Espinar, que, a tres días de las elecciones, ha pedido a Garzón, a través de Twitter, que "por responsabilidad" se retire porque con los votos de IU, "Podemos gana las elecciones".

Garzón ha interactuado con los estudiantes, pero el debate ha sido muy poco dinámico al responder después de una larga intervención del candidato a las preguntas de manera conjunta y no según se iban planteando, lo que ha derivado en un formato más rígido y muy de mitin.