Garrido (PP) asegura que ningún ciudadano quedará abandonado a su suerte

Angel Garrido

nacional

| 24.06.2015 - 20:06 h
REDACCIÓN

El portavoz del PP en el debate de investidura para la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha comprometido que su grupo parlamentario gobernará "para y con los ciudadanos" y ninguno, ha dicho, "quedará abandonado a su suerte".

Garrido ha comenzado su intervención en la Asamblea con un agradecimiento a Vallecas, el barrio donde se localiza el Parlamento regional y que dio a sus padres la oportunidad de empezar una nueva vida y a él los valores que han guiado su futuro.

El segundo agradecimiento ha sido para la aspirante a presidir la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de quien ha destacado la estimación que sus adversarios tienen de ella "por su ausencia de sectarismo ideológico" y por su "voluntad de pacto" en su trayectoria política.

El portavoz adjunto del Grupo Popular ha reconocido que con Ciudadanos (C's) existe un grado de afinidad más elevado que con el resto de partidos, y ha hecho una defensa a ultranza de los pactos incluso cuando se gobierna con mayorías absolutas, ha dicho.

En este escenario, ha asegurado que el PP hace suyas las 76 medidas que conforman el acuerdo con C's para garantizar la investidura de Cifuentes como presidenta de la Comunidad "con la convicción de que encajan o perfeccionan" las 300 propuestas del PP y "complementan armónicamente la hoja de ruta" de su partido.

Ha defendido la "lucha" de todas las formaciones políticas contra la "lacra" de la corrupción -"hemos sufrido en carne propia la vergüenza de lo hecho por algunos que se llamaban compañeros"-, y ha considerado que ahora que Madrid está saliendo de la crisis económica no puede permitirse "que nadie se quede atrás".

Por eso ha lanzado a los ciudadanos el mensaje de que "aquí nadie va a quedar abandonado a su suerte" para lo cual utilizarán "todas las herramientas" con que cuenta la Administración regional.

Ha avanzado, además, que en esta nueva legislatura el PP gobernará "para y con los ciudadanos" en base al convencimiento de que "no es posible formular una acción de gobierno cada cuatro años, sino que permanentemente tenemos que hacer partícipes a los ciudadanos".

"Los tiempos cambian y los políticos debemos adaptarnos a esos cambios e, incluso, liderarlos", ha dicho Garrido que ha abogado por que "el diálogo se imponga a cualquier otro criterio".

Para gobernar los cuatro años de legislatura que comienzan ahora "hará falta capacidad de gestión, de diálogo, compromiso y esfuerzo" y para ello "no se me ocurre mejor presidenta que Cristina Cifuentes", ha concluido Garrido.