García-Margallo critica a los "especuladores que quieren hacer dinero" a costa de España

Francia defiende que el BCE actúe contra la especulación sobre la deuda de países como España

Draghiadvierte que nel BCE no actuará en defensa de los países

Soria: "El Gobierno toma decisiones que van en contra de su propio ideario"

nacional

| 21.07.2012 - 13:12 h
REDACCIÓN

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha criticado a "algunos especuladores" que están empeñados en trasladar una falsa mala imagen de España con el único objetivo de ganar dinero en los mercados, por lo que ha vuelto a pedir al Banco Central Europeo (BCE) a tomar medidas para evitarlo.

"La imagen de España es buena, lo que no es buena es la imagen que algunos especuladores en los mercados quieren trasladar para hacer dinero", ha asegurado.

En su opinión, esta actuación debe ser "contrarrestada" por el BCE "con una actuación decidida, pro europea", a través de la compra de deuda soberana española.

El ministro ha asegurado que cada reforma de la Unión Europea para respaldar España es "contestada por los mercados con una bofetada en seco"

García-Margallo ha asegurado en Palma que "los fundamentos de la economía española son extraordinariamente sólidos" y ha reincidido en que "no hace falta intervención". Así ha señalado que "alguien tiene que apostar por el euro" y "en estos momentos" tiene que ser el BCE.

En este sentido, ha explicado que la reunión del conocido como grupo Berlín tenía como objetivo hablar de la "coordinación de las políticas exteriores" e ir con una "voz única".

Asimismo, ha recalcado que España debe "tener el peso que nos merecemos" en el contexto internacional, a la hora de "intervenir en las crisis de oriente medio" o respecto a "la situación en Siria".

SORIA: "ES EL MOMENTO DE TOMAR DECISIONES"

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha reconocido hoy que el Ejecutivo español toma medidas que no le gustan y que, en ocasiones, "incluso van en contra del propio ideario del Gobierno".

En la clausura del Congreso Insular del PP de Tenerife, Soria ha asegurado que al Gobierno no le gusta subir el IVA, el impuesto sobre sociedades y el IRPF, pero que, no obstante, "no es el momento para hacer lo que te gusta o no te gusta, sino para hacer lo que demanda y pide la economía española".

El ministro ha recordado que España no es una economía que viva aislada, sino que está inserta en un espacio económico y político que es la Unión Europea.

"No basta con la unión monetaria, no basta con el euro", ha dicho Soria, quien ha considerado que no puede funcionar una unión económica cuando hay empresas, ciudadanos y gobiernos que se financian al cero por ciento y otros que lo hacen al siete.

Por tanto, ha continuado, las condiciones necesarias son las reformas que se están adoptando, pero la condición es que Europa haga definitivamente una apuesta por ir también hacia una unión económica que conlleve una unión bancaria para que haya reglas comunes y una unión fiscal.

Asimismo, ha aseverado que "por duras que sean, que lo son" las medidas que está llevando a cabo el Gobierno son "absolutamente imprescindibles" aunque tienen el inconveniente de que no despiertan efectos en el corto plazo.

"El Gobierno entiende que haya españoles, muchos incluso que nos hayan votado a nosotros, que estén francamente molestos por este tipo de medidas", ha agregado, al tiempo que ha insistido en que lo más cómodo sería no tomar ningún tipo de decisión.

DRAGHI DICE QUE EL EURO NO ESTA EN PELIGRO

EL BCE NO ACTUARÁ

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que la institución no tiene como función resolver los problemas financieros de los Estados, frente a las voces que piden al BCE una mayor implicación para resolver la crisis económica que afecta a la eurozona.

"Nuestra función consiste en asegurar la estabilidad de los precios y contribuir a la estabilidad del sistema financiero con una completa independencia", explicó Draghi en una entrevista al diario francés 'Le Monde'.

"La idea de que existe un pacto entre gobiernos y BCE es un malentendido. Nuestro mandato no consiste en resolver los problemas financieros de los países", indicó.

Draghi consideró que cualquier "compromiso firme de los países, incluso a largo plazo", tiene "un impacto a corto plazo" sobre la economía.

Sobre la posibilidad de que el BCE pueda desempeñar un papel de supervisión bancaria, Draghi recordó que esta medida ha tenido un buen resultado a nivel nacional. "Si este papel cayera en manos del BCE", indicó Draghi, la institución "trabajaría con los supervisores nacionales, teniendo en cuenta sus considerables experiencias y habilidades".

El presidente del BCE apuntó no obstante que "la supervisión bancaria debe separarse de la política monetaria" para evitar cualquier tipo de "contaminación". En este sentido, Draghi no vio con malos ojos el desarrollo de "una estructura independiente", emparejada con los beneficios de la información que procede de la supervisión bancaria. ADVERTENCIAS A ESPAÑA

Sobre las estimaciones del BCE respecto a la actual crisis en España, Draghi indicó que la institución "ha advertido a España en numerosas ocasiones de que no debe permitir que el déficit actual se escape a su control" y ha alertado del "excesivo crecimiento del crédito".

Finalmente, el presidente manifestó que, aun en el marco de una unión monetaria, "la lucha contra la burbuja inmobiliaria" debe proceder de políticas "macroprudenciales" que deben llevarse a cabo "a nivel nacional".

Por otra parte, Fabius ha evitado pronunciarse sobre el efecto que tendrá en las inversiones francesas en el sector de las renovables en España la reforma energética del Gobierno alegando que desconocía el estado técnico de la cuestión.

Los dos ministros viajaban esta tarde juntos a Palma para asistir a la IV reunión del Grupo de Reflexión sobre el futuro de la UE creado a iniciativa de Alemania y al que pertenecen los ministros de Exteriores de 11 países europeos.