Garamendi: CEOE no ha estado a la altura ante el proceso soberanista de Cataluña

Ni ante las supuestas irregularidades que afectan a algunos dirigentes empresariales

Las organizaciones empresariales han de ser independientes" pero también "leales"

Antonio Garamendi

nacional

| 20.11.2014 - 17:58 h
REDACCIÓN

El candidato a la presidencia de la patronal CEOE Antonio Garamendi ha afirmado hoy que esta organización "no ha estado a la altura de las circunstancias" ante el proceso soberanista planteado en Cataluña ni ante las supuestas irregularidades que afectan a algunos dirigentes empresariales.

En declaraciones a los periodistas antes de reunirse con la directiva de la patronal autonómica CIERVAL, Garamendi ha abogado por mejorar la participación, la transparencia y la independencia de la CEOE, y ha asegurado que en caso de ganar, la Comunidad Valenciana tendría una vicepresidencia, "amén de alguna responsabilidad más".

Ha defendido que las organizaciones empresariales han de ser independientes" para reclamar lo que creen que es mejor para ellos, pero también "terriblemente leales" a las instituciones y el Estado de Derecho en cuestiones como "el problema del órdago de Artur Mas".

A su juicio, la patronal "no ha estado a la altura de las circunstancias" en esta cuestión, pues, según Garamendi, "teníamos que haber dicho que estábamos del lado de la Constitución y del Estado de Derecho", así como del discurso que hizo el rey en el Parlamento "cuando habló de una España unida desde la diversidad".

"Los políticos tendrán que hablar lo que tengan que hablar, el modelo de Estado tendrá que ser el que tenga que ser, pero siempre dentro del Estado de Derecho", ha reivindicado el también presidente de la patronal de las pymes (Cepyme).

TRANSPARENCIA INTERNA Y CÓDIGO ÉTICO

También ha defendido una mayor transparencia tanto externa como interna dentro de la CEOE y ha considerado que no se ha estado "a la altura" en los casos "de cierta gente que ha tenido que abandonar la organización o se la ha tenido que invitar a que la abandone".

"El código ético ha sido estético más que ético, no se han aplicado esos criterios", ha afirmado el dirigente empresarial, en referencia a casos como el del presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, implicado en el caso de las tarjetas de Bankia; o su predecesor en Cepyme, Jesús Terciado, que tuvo que dimitir por supuestos cobros irregulares.

En Cepyme, ha dicho, "tuvimos que plantearle al presidente que fuera generoso con la organización y afortunadamente lo fue y lo hemos resuelto".

Garamendi ha manifestado que, aunque el 99,9999 % de los empresarios "no están en esas cosas", este tipo de casos "van en contra de la buena imagen de los empresarios" y "han hecho daño a las organizaciones".

"Creo que somos los primeros que debemos dar ejemplo, siendo generosos los líderes para apartarnos de los sitios cuando puede haber algún problema", ha señalado.

El aspirante a presidir la CEOE también ha abogado por mejorar la participación para que las decisiones se adopten "de abajo a arriba".

Con la aplicación de estas medidas, ha asegurado, los empresarios recuperaran "unas cuotas de prestigio" que en los últimos años, ha añadido, "hemos dio perdiendo".