Gallardón: "Ningún insulto me hará abdicar de la reforma del aborto"

"Esa regulación de ese derecho fundamental que es la vida, la vamos a hacer"

Gallardón en la convención del PP

nacional

| 02.02.2014 - Actualizado: 00:24 h
REDACCIÓN

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha expresado su "máximo respeto" por la manifestación contra la reforma de la Ley del Aborto pero ha recalcado que la acción del Gobierno del PP la marca "el voto en la urna" que el partido cosechó en las últimas elecciones generales, donde, según ha dicho, los ciudadanos manifestaron su "opinión mayoritaria".

De esta forma ha valorado el ministro la marcha convocada en Madrid por el llamado Tren de la libertad para pedir la derogación de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo y la dimisión del ministro de Justicia. Esta convocatoria ha sido secundada por miles de personas procedentes de toda España, que han coreado 'Sí se puede' o 'Nosotras parimos, nosotras decidimos'.

"El máximo respeto siempre por cualquier tipo de manifestación, sea coincidente o discrepante de lo que en este caso, y así lo han manifestado en las últimas elecciones, es la opinión mayoritaria de los ciudadanos españoles", ha declarado Gallardón a preguntas de los periodistas.

En este sentido, el titular de Justicia ha recordado que en democracia "lo que marca la acción de Gobierno es el voto en la urna". "Y ese voto en la urna es el que nos marcó a nosotros el trabajo que estamos haciendo", ha aseverado.

"LA REGULACIÓN LA VAMOS A HACER"

Previamente, en su intervención en la Convención del PP, el ministro ha sido tajante al asegurar que no habrá "ningún insulto, gesto o descalificación" que le haga abdicar de su compromiso de cumplir el programa electoral del PP y regular y garantizar el derecho de la mujer y también el del concebido y no nacido.

"Estamos estudiando, hablando con insistencia, lo vamos a hacer nosotros y entre nosotros acordándolo como siempre hemos hecho las cosas", ha aseverado el ministro, quien ha rechazado etiquetas por parte de "pseudos progresistas". "¿Quiénes son ellos para etiquetar?", se ha preguntado el ministro, consciente de que serán los ciudadanos los que tendrán que juzgar las actuaciones del Gobierno.