Gallardón dice que ninguna ley internacional recoge el aborto como un derecho

nacional

| 21.01.2014 - 13:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha defendido hoy la reforma de la ley del aborto porque "ninguna legislación internacional" plantea la interrupción voluntaria del embarazo "como un derecho".

El ministro, que ha sido entrevistado en RTVE, ha manifestado que lo que el Gobierno pretende con el anteproyecto de ley es "legislar de acuerdo con la Constitución española" y según los requerimientos internacionales.

Ha insistido en que la Constitución protege la vida humana "desde el momento de la concepción" y ha explicado que ninguna legislación "puede obligar a discriminar por discapacidad".

El titular de Justicia ha apuntado que hay un requerimiento de la ONU que daba de plazo a España hasta 2015 para cambiar la ley de plazos que el Gobierno socialista aprobó en 2010 porque iba en contra de los derechos de los discapacitados.

Ruiz-Gallardón ha explicado que una malformación en el feto "en sí misma no autoriza el hecho del aborto" porque ha asegurado que "las personas que no tienen ninguna discapacidad no tienen más derechos que los que si las tienen", según recoge RTVE.es.

Ha señalado que solo "se autoriza el aborto si hay daño para la mujer, no por el hecho de que un feto no sea perfecto", y ha advertido de que la ley que plantea el Gobierno sí que prevé que si hay anomalías incompatibles con la vida y crea un daño psicológico se autorice a interrumpir un embarazo, pero es algo, ha matizado, que tendrá que "acreditar el médico".

Preguntado por las discrepancias hechas públicas por algunos miembros del PP como el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, o la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, ha asegurado que entre los populares no hay "nadie que diga que prefiere la ley de plazos actual que no protege al concebido".