Gallardón advierte que jueces y fiscales no deben entrar en el debate soberanista

nacional

| 06.03.2013 - Actualizado: 15:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha advertido este miércoles que jueces y fiscales deben abstenerse de entrar en el debate soberanista porque les contamina, tras la dimisión del fiscal superior de Cataluña, Martín Rodríguez-Sol, a raíz de sus declaraciones a favor de la consulta soberanista en Cataluña. En una entrevista concedida a RNE, Ruiz-Gallardón ha opinado que "el contendido mismo de las declaraciones y de que hayan sido en un sentido y en otro, que hayan sido coincidentes o discrepantes con unas u otras opiniones, eso no es lo importante".

Para el titular de la cartera de Justicia "lo importante es que jueces y magistrados saben, lo dice su ley pero además lo dice el sentido común precisamente porque pueden ser convocados a dirimir el conflicto último que se plantee si hay discrepancia por ejemplo entre distintos poderes del Estado, que se tienen que abstener de participar en ese debate". "En este caso no se produjo esa actitud de abstención. Se produjo la participación y es por lo que abrió el expediente correspondiente el fiscal general del Estado", ha recordado Ruiz-Gallardón.

Asimismo, ha indicado que "no es un problema de limitar la libertad de expresión ni muchísimo menos" porque eso está "perfectamente regulado" tanto el la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) como en el Estatuto del Ministerio Fiscal"."Jueces y fiscales tienen una serie de limitaciones que no tienen en resto de los ciudadanos y eso es precisamente en garantía de su función porque si un juez o un fiscal participa en un debate de carácter político en el que después puede tener que intervenir, queda absolutamente contaminado", ha argumentado.

"QUEDA DIRECTAMENTE CONTAMINADO"

En este sentido, Ruiz-Gallardón ha insistido en que si un magistrado del Tribunal Constitucional o del Tribunal Supremo "emite una opinión sobre un asunto de carácter político que después, por vía de recurso de inconstitucionalidad o por vía de recurso contencioso-administrativo, él tiene que resolver queda directamente contaminado".

Dicho esto, ha hecho hincapié en que esa es la "razón" por la que tanto la LOPJ como el Estatuto del Ministerio Fiscal dice que se tienen que abstener de participar en debates políticos. "Si después son llamados en su condición de fiscal o en su condición de magistrado a dictar una sentencia o a formular un escrito en relación con eso, les van a decir y con razón que han perdido su independencia, que pierden su objetividad", ha aseverado.

En una entrevista concedida a Europa Press Rodríguez-Sol dijo que veía legítimo que Cataluña aspire a consultar a sus ciudadanos sobre su futuro político pero avisa de que actualmente "no existe un marco legal que permita un referéndum sobre la independencia", por lo que apuesta por buscar una alternativa en preguntas que respeten la legalidad.

En sus declaraciones, Rodríguez-Sol manifestó que ante el previsible 'no' de Madrid a permitir un referéndum sobre la independencia "existen otras alternativas, y una es utilizar la ley de consultas con preguntas de otro estilo y aquí es donde se puede posiblemente jugar".