Francesc Homs, se convierte en el 'hombre fuerte' del Gobierno catalán

Mas destaca la "musculatura política" del Govern para afrontar la crisis y la consulta soberanista

Puig es apartado de Interior para ocuparse de la consejería de Empresa

El nuevo Gobierno de Mas tiene una consejería más que el anterior y presenta 5 caras nuevas

Homs

nacional

| 27.12.2012 - 11:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha presentado hoy un nuevo Govern con 12 consellers, cinco de ellos nuevos, en el que Francesc Homs gana peso como conseller de Presidencia, Joana Ortega se mantiene como vicepresidenta y Felip Puig cambia la cartera de Interior por la de Empresa y Empleo.

El nuevo gabinete, con un conseller más que el anterior, tiene como caras nuevas el presidente del comité de gobierno de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) y portavoz adjunto de CiU en el Parlament, Ramon Espadaler al frente de Interior; el alcalde de Figueres (Girona), Santi Vila, en Territorio y Sostenibilidad; Neus Munté en Bienestar y Familia y Germà Gordó en Justicia.

Completan el ejecutivo Andreu Mas-Colell (Economía y Conocimiento), Irene Rigau (Enseñanza), Boi Ruiz (Salud), Ferran Mascarell (Cultura) y Josep Maria Pelegrí (Agricultura), todos ellos con la misma responsabilidad que en el anterior gobierno.

Los nuevos miembros tomarán posesión del cargo esta tarde, a las 17.00 horas, en un acto en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, tras el cual el Govern celebrará su primera reunión de trabajo.

El nuevo ejecutivo de continuidad, con un perfil político y pocos independientes, sigue la misma estructura que el anterior, manteniendo los títulos de las consellerías.

El único cambio significativo es que Presidencia, que anteriormente era un departamento, pasa a ser una consellería, capitaneada por Francesc Homs, que hasta ahora era secretario general de Presidencia y portavoz del ejecutivo catalán.

Con este aumento de rango, Homs actuaría como número 2 del ejecutivo, aunque está por ver como se compatibiliza esta posición con la de Joana Ortega, que tiene la cartera de vicepresidenta y consellera de Gobernación y Relaciones Institucionales.

En el comunicado de la composición del Govern enviada hoy por la Generalitat tampoco queda definido dónde se encasillan los Asuntos Exteriores, que, según anunció Artur Mas en campaña, tendrían rango de consellería pero, sin embargo, no aparecen citados en ningún de los títulos de los consellers.

Aunque se especula que ganará peso político en el nuevo gabinete, Andreu Mas-Colell mantiene la misma cartera, la de conseller de Economía y Conocimiento.

Boi Ruiz, uno de los consellers más polémicos por los recortes, mantiene la cartera de Salud, pero en cambio caen del gobierno el titular de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, y el de Bienestar Social y Familia, Josep Lluis Cleries.

La encargada de substituir Cleries es Neus Munté (Barcelona, 1970), diputada de CiU que ejerció como abogada de la UGT de Cataluña.

La cartera de Empresa y Empleo pasa a manos de Felip Puig, que abandona Interior para dirigir un ámbito nuevo para él, aunque ocupó las consejerías de Medio Ambiente (1999-2001) y Política Territorial y Obras Públicas (2001-2003) en el último gobierno de Jordi Pujol.

Después de que Lluis Recoder expresara públicamente su deseo de no continuar en el Govern, Santi Vila (Figueres, 1973) ha sido el elegido para asumir la cartera de Territorio y Sostenibilidad.

Otra de las caras nuevas es Germà Gordó, hombre de confianza de Artur Mas que hasta ahora ha sido secretario general del Govern y que dirigirá la consellería de Justicia, en sustitución de Pilar Fernández Bozal, la independiente propuesta por Unió que abandona el ejecutivo.

El tercer miembro de Unió en el Govern es el secretario general del partido, Josep Maria Pelegrí, que mantiene la cartera de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural.

REACCIONES

El presidente catalán, en su discurso en el acto de toma de posesión de los miembros de su nuevo gabinete, celebrado en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, ha remarcado que este "debe ser un Gobierno de diálogo permanente, de palabras, no de ruidos ni de chillidos, de llegar a acuerdos y de pactar", tanto "dentro como fuera de Cataluña", ha destacado Mas.En su discurso en el acto de toma de posesión de los miembros de su nuevo gabinete, celebrado en el Salón Sant Jordi del Palau de la Generalitat, Mas ha precisado que, pese a la "distancia" que pueda existir, el Govern ve "necesario el diálogo institucional con el Estado español".

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha avalado este jueves el nuevo Govern diseñado por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha explicado que lo ve preparado para ser un Ejecutivo que esté "a la altura de los grandes retos que tiene planteados el país". "Lo importante no son tanto las personas sino las políticas que harán. A todos les deseamos la mejor suerte".

Por contra, el portavoz del PSC, Jaume Collboni, censura el nuevo Gobierno al que h atachado de "neoliberal y radicalizado" . "Es un gobierno continuista en todo lo relacionado con los recortes", ha lamentado Collboni, tras destacar que Mas reafirma la política que ha llevado a cabo estos dos últimos años. También opina que es un Gobierno "más radicalizado" que el anterior desde el punto de vista independentista cuando, en su opinión, lo que se necesita estos próximos años es más diálogo y consenso. "Lo que sobran son actitud radicalizadas y dogmáticas", ha advertido Collboni, refiriéndose al nuevo consejero de Presidencia y Asuntos Exteriores, Francesc Homs, y al de Justicia, Germà Gordó.

La portavoz del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho considera que Artur Mas, ha configurado un gobierno de "separatistas y radicales" que busca la "confrontación" y "no representa a todos los catalanes". "Mas ha borrado a los sectores más moderados y dialogantes de CiU, y ha puesto a los partidarios de la confrontación con España, de la ruptura, a los sectores más radicales", con el beneplácito de ERC.

Sánchez-Camacho, que ha expresado sus dudas sobre la "capacidad" del nuevo Govern para sacar a Cataluña de la crisis, ha denunciado además que el presidente catalán "no predique con el ejemplo" al aumentar el número de consellerías mientras pide "sacrificios" a los catalanes.