Forcadell defiende que la resolución aprobada se limitó a recoger lo debatido en la Cámara

Forcadell y Simó piden amparo al Tribunal Superior para que garantice su inviolabilidad

Forcadell dice que no se "doblegarán" ante intentos de "censurar" Parlament

nacional

| 08.05.2017 - 09:25 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha aseverado hoy que los miembros soberanistas de la Mesa no se "doblegarán" ante la "voluntad censora de aquellos que quieren coartar" la libertad del Parlamento catalán. Forcadell ha comparecido en su despacho del Parlament después de haber declarado, junto con la secretaria de la Mesa, Anna Simó, ante la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) Maria Eugènia Alegret, investigadas por prevaricación y desobediencia al Tribunal Constitucional al permitir que el Parlament votara dos resoluciones a favor de un referéndum.

"Que nadie tenga ninguna duda, no nos doblegaremos a la voluntad censora de aquellos que quieren paralizar y coartar un Parlamento democrático; continuaremos garantizando que el debate, el voto y la palabra continúen siendo pilar fundamental de este Parlamento", ha subrayado Forcadell. La presidenta del Parlament, que solo ha respondido a las preguntas de su abogado, ha argumentado que actuaron "correctamente en todo momento y de acuerdo" con sus funciones, por lo que ha considerado que es una "anomalía política" que se investigue a ella y a los miembros de la Mesa Lluís Corominas, Anna Simó, Joan Josep Nuet y Ramona Barrufet, todos presentes durante su comparecencia.

La presidenta de la cámara catalana ha remarcado que no admitirá que "los poderes del Estado digan de qué podemos hablar y de qué no" en el pleno, de manera que ha declinado que la Mesa se convierta en un "Tribunal Constitucional en miniatura" para hacer el "trabajo sucio" de no permitir según qué debates. "No aceptaremos la censura ni nos autocensuraremos", ha esgrimido.

Ha argumentado, asimismo, que como presidenta del Parlament tiene el deber de "proteger la libertad de expresión" de los diputados y garantizar la "inviolabilidad" de los mismos. "No tenemos nada que esconder", ha añadido Forcadell, que ha indicado que si están encausados es porque "hemos garantizado la libertad de expresión de los diputados y lo continuaremos haciendo".

"Si ese es el precio de tener un Parlament libre de injerencias lo pagaremos gustosamente; lo que está en juego no es un proyecto político u otro, sino la democracia", ha añadido. Forcadell ha incidido que si están siendo investigados es porque no se han "doblegado a la censura" que pretenden imponer aquellos que "son incapaces de afrontar políticamente los problemas políticos".

Por su parte, Simó ha señalado que la "libertad de expresión es un derecho irrenunciable" y ha remarcado que la "inviolabilidad parlamentaria" es una garantía en el "juego de contrapesos" entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.

MUY ACOMPAÑADA

Los miembros del Govern, con Carles Puigdemont al frente, diputados de las diferentes fuerzas soberanistas y cargos inhabilitados por el 9N como Artur Mas han arropado a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, antes de que declare ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Forcadell está citada a declarar a las nueve de la mañana y, posteriormente, comparecerá la secretaria primera de la Mesa, Anna Simó, también de Junts pel Sí (JxSí), junto a los miembros de la Mesa Lluís Corominas, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet, todos investigados por prevaricación y desobediencia al Tribunal Constitucional (TC).

Ya sobre las 8.15 horas, en la sala de audiencias del Parlament de la presidenta de la Cámara catalana, Forcadell y Simó se han visto arropadas por numerosas personalidades del soberanismo. Allí estaban Puigdemont, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y otros consellers como Neus Munté, Raül Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa, Jordi Baiget, Santi Vila, Meritxell Borràs o Jordi Jané.

Estaban también el expresidente de la Generalitat Artur Mas y las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau, inhabilitados por la consulta soberanista del 9N de 2014, así como los demás miembros de la Mesa investigados, Corominas, Barrufet y Nuet, los expresidentes del Parlament Joan Rigol y Núria de Gispert, así como el exalcalde de Barcelona Xavier Trias.

Había diputados de las fuerzas soberanistas en el Parlament, como Jordi Turull, Marta Pascal, Germà Gordó, Marta Rovira, Toni Castellà y Lluís Llach (JxSí), Lluís Rabell y Albano Dante Fachin (Catalunya Sí Que Es Pot), Mireia Boya, Albert Botran y Joan Garriga (CUP), así como Gabriel Rufián y Joan Tardà, diputados de ERC en el Congreso.

Entre otras personalidades presentes estaban el coordinador del Pacto Nacional por el Referéndum, Joan Ignasi Elena, el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, la presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia, Neus Lloveras, y el presidente de la ACM, Miquel Buch.

Posteriormente, toda la comitiva, encabezada por Forcadell y Simó, flanqueadas por Puigdemont, Junqueras y Mas, han abandonado el Parlament y han cruzado a pie el Parque de la Ciutadella de Barcelona hasta llegar al Paseo de Lluís Companys, donde se encuentra la sede del TSJC. Por el camino se han encontrado a decenas de simpatizantes que han lanzado vítores y palabras de ánimo hacia Forcadell y Simó, como "Ni un paso atrás" o "No estáis solas", y gritos de "independencia".