Fomento no cerrará los pequeños aeropuertos pero reduce a un tercio sus horarios

nacional

| 28.06.2012 - 14:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Ministerio de Fomento ha anunciado hoy un plan de eficiencia aeroportuaria que reduce los horarios semanales de 17 aeropuertos y 2 helipuertos de 2.002 a 725 horas con el objetivo de adecuar la oferta de servicios a la demanda real y, evitar así su cierre. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha explicado en rueda de prensa que el Gobierno ha optado por esta alternativa frente a otra que iba a suponer el cierre de esos aeropuertos, todos con un registro inferior a 500.000 pasajeros al año.

Según Pastor, el plan va dirigido a potenciar Aena Aeropuertos y mejorar los resultados de estos pequeños aeródromos, con una meta de reducir a la mitad la pérdida operativa de 70 millones de euros en 2011, para situarla en 35 millones en 2013. Pastor ha justificado la iniciativa por la difícil situación que atraviesa la economía española y los excesos y derroches cometidos en el pasado, que han llevado a Aena a una deuda cercana a 15.000 millones de euros y a pagar 400 millones en intereses.

LOS AEROPUERTOS AFECTADOS

La ministra puso como ejemplo de esta situación el caso de un pequeño aeropuerto, que no concretó, que, pese a contar con un solo vuelo al día, permanecía abierto desde las 05.30 hasta las 20.30 horas. Los aeropuertos incluidos en el plan son Valladolid, Melilla, San Sebastián, Pamplona, León, Badajoz, Salamanca, Burgos, Vitoria, Madrid-Torrejón, Logroño, Albacete, Huesca, Córdoba, Madrid-Cuatro Vientos, Sabadell (Barcelona) y Son Bonet (Mallorca), así como los helipuertos de Ceuta y Melilla.

Los nuevos horarios operativos entrarán en vigor una vez cumplidos los requisitos legales de publicación aeronáutica (servicio AIP), con una duración aproximada de dos meses, por lo que se podrán aplicar en la temporada de invierno que se inicia en octubre. La ministra ha explicado que se trata de un plan flexible y dinámico que supone un "traje a medida" para cada aeropuerto con el que se pretende ajustar la oferta a la demanda real, estudiando caso por caso.

De esta forma, el plan permite que los aeropuertos puedan aumentar sus servicios en cualquier momento en función de la demanda, de forma que no se limiten las posibilidades de desarrollo local y autonómico. Si se plantean nuevas rutas aéreas, las medidas diseñadas permiten su adaptación inmediata y específica al aeropuerto de que se trate, lo que incluye que una compañía aérea podrá solicitar la salida de un vuelo con cuatro horas de antelación y los servicios de estarán preparados para operarlo.

Asimismo, todos estos aeropuertos estarán siempre operativos para situaciones de emergencia y para el traslado de órganos para trasplantes, en las mismas condiciones que las actuales. La reducción de los horarios en dichos aeropuertos conlleva cambios laborales que Aena Aeropuertos negociará con las organizaciones sindicales para implantar medidas de flexibilidad de la jornada, polivalencias, movilidad de la plantilla y cualquier otra que fuera necesaria, ha detallado el presidente del gestor aeroportuario, José Manuel Vargas.

Vargas ha destacado que todos esos aeropuertos registran una demanda muy baja y no es previsible que ésta se incremente en corto plazo, pero el Gobierno ha descartado cerrarlos entre otras razones porque ha costado mucho construirlas y pueden ser una reserva importante para el futuro. Para Vargas, lo relevante es que, una vez construidos, no generen pérdidas para la compañía, y ha añadido que la medida sólo afecta a los aeropuertos pequeños y no contempla, por ejemplo, cerrar ninguna terminal de Barajas.