Interior afirma que ETA sigue activa en la clandestinidad

Asegura que siguen guardando armamento y explosivos

nacional

| 24.01.2012 - 16:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado hoy que las informaciones que tienen los responsables de la lucha antiterrorista evidencian que ETA "mantiene una estructura larvada en la clandestinidad" y que sigue guardando armamento y explosivos, a pesar de haber anunciado el final de su actividad.

Los máximos responsables de Interior de los Gobiernos central y vasco han estudiado esta mañana en Leioa (Bizkaia) la situación de ETA desde que anunciara el cese de su actividad terrorista y además han rubricado un acuerdo de colaboración para crear el Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo.

Tras el encuentro, que se ha celebrado en el Palacio Artaza del Gobierno Vasco, el ministro ha explicado ante los medios que las informaciones que tienen los responsables de la lucha contra ETA evidencian que los miembros de la banda "están haciendo movimientos en la clandestinidad".

Por ello, ha destacado la "contradicción" de que "ETA anuncie el cese de su actividad pero siga activa".

Ha considerado que su ministerio tiene "muy buena información" gracias a la colaboración con Francia y a los servicios de inteligencia españoles que ha calificado de "magníficos", y gracias a ellos, el Gobierno "sabe perfectamente cuál es la situación" de la organización en estos momentos.

Fernández Díaz ha reiterado que ETA ha pedido en "cuestaciones navideñas" dinero para financiar al colectivo de presos y, "mientras exista ETA, esas peticiones no son respondidas desde la libertad", aunque ha diferenciado este hecho de la extorsión que practicaba antes la banda.

"Como ETA sigue existiendo, el Estado seguirá actuando" hasta lograr su desaparición, ha señalado al tiempo que ha lanzado "un mensaje de esperanza" y ha destacado que el Gobierno de España y el vasco van "a ser un solo brazo en la lucha contra ETA".

Ha destacado la coincidencia "básica y esencial" entre el Gobierno y el Ejecutivo vasco en las medidas a adoptar contra ETA y ha restado importancia a "ínfimas diferencias" que se han plasmado, por ejemplo, respecto a la política penitenciaria.

El consejero ha instado al Gobierno a iniciar el acercamiento de presos de ETA y la excarcelación de los reclusos enfermos, y el ministro ha respondido que "si ETA dejara de existir definitivamente, podrán acogerse a los beneficios penitenciarios que ya existen en el marco de la actual legislación penitenciaria", porque hasta ahora ha sido la propia organización la que impedía a sus reclusos solicitar ese tipo de medidas.

Rodolfo Ares ha explicado que de la información de que dispone su departamento ha deducido que no es probable que la banda "vaya volver a acometer actividades terroristas" como atentados contra personas o extorsión a empresarios, por lo que ha justificado que se vaya a ir reduciendo la protección a los amenazados.

El ministro ha concretado que la decisión de reducir los escoltas se toma sobre "la conjunción de las dos realidades" del anuncio del cese de actividad de ETA y la crisis económica, que obliga "al Gobierno de España a unas limitaciones presupuestarias extraordinarias" pero siempre, ha matizado "desde la reversibilidad de la protección cuando fuera preciso".

El protocolo de colaboración sobre el Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo, rubricado hoy supondrá que ambas administraciones creen un equipo para diseñar un proyecto y planificar su ubicación dentro del País Vasco, para lo cual contarán con la participación "muy importante" de colectivos de víctimas.