Fernández advierte que si el PSOE quiere evitar elecciones, tendrá que ir a la abstención

Cospedal dice que la gobernabilidad no se puede dejar en manos de radicales

C's dice que la pelota de la formación de Gobierno está en el tejado del PSOE

nacional

| 09.10.2016 - 13:46 h
REDACCIÓN

Una posible investidura parece cada vez más posible. Javier Fernandez, el presidente de la gestora socialista ha advertido que si el PSOE quiere evitar nuevas elecciones tendrá que ir a la abstención. Asegura que no hay alternativa de izquierdas posible.

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE considera que "el populismo es simplificador, esa no es la cultura del PSOE".

En una entrevista que hoy publica el diario El País, el presidente del Principado de Asturias declara que "La realidad es compleja, y alguien tiene que hacerse cargo de ella".

"El no a un Gobierno del PP está en la médula de los militantes del partido, por tanta corrupción y por los recortes. La contundencia con la que los dirigentes socialistas han rechazado una posible abstención ha ahondado en ello", manifiesta Fernández, que añade que "se ha revelado imposible otra opción de Gobierno, por lo que ahora se requiere un aterrizaje forzoso en el principio de realidad, que no sintoniza con el sentimiento de los militantes más fervorosos".

El presidente de la Comisión Gestora reitera que "abstenernos no es apoyar. Eso es un concepto muy primario de la política. La política no es poesía, es prosa. No es sentimiento, es razón".

Explica que su formación política "no tiene una cultura plebiscitaria sino representativa" y que "el PSOE sería señalado como chivo expiatorio si hay elecciones".

Javier Fernández se muestra convencido de que si tiene que haber una votación sobre la abstención, el grupo parlamentario socialista "responderá con lo que ha sido siempre la tradición del partido".

El presidente asturiano también reitera que "el PSOE no se plantea en ningún caso una alianza con el PP, pero -afirma- claro que hay asuntos de Estado en los que siempre estaremos con el Gobierno. La oposición no hay que plantearla siempre desde el antagonismo, sino desde la utilidad a los ciudadanos".

Respecto al próximo congreso del PSC, el fin de semana que viene, Fernández dice que espera sea "más ideológico que identitario" y que aspira a que un nacionalista catalán, "aunque no se sienta nunca integrante de la nación española, sí se sienta ciudadano del Estado español. Yo intento separar la identidad de la ciudadanía".

El presidente de la Gestora socialista manifiesta que quiere olvidar cuanto antes lo ocurrido en el Comité Federal de la semana pasada.

COSPEDAL DICE QUE LA GOBERNABILIDAD NO SE PUEDE DEJAR EN MANOS DE RADICALES

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha alertado hoy de que la estabilidad política no puede dejarse en manos de los radicales, como está ocurriendo a su juicio en Cataluña y, frente a ello, ha ofrecido "la mano tendida" del PP para garantizar la gobernabilidad de España.

En la clausura de la Escuela de Otoño del PP de Cataluña, Cospedal ha insistido en que unas terceras elecciones generales serían un "disparate" que podría echar por tierra la recuperación económica y de empleo experimentada en los últimos meses.

"Eso es algo que no podemos desperdiciar porque nos ha costado mucho", ha apostillado.

Para la secretaria general del PP, los españoles quieren "normalidad" y un gobierno que trabaje por el interés general y que no tenga "la vista atrás" ni la mirada "en el retrovisor".

"La estabilidad de un gobierno y la estabilidad de un país no se puede dejar en manos de los radicales y de los extremistas porque a lo único a lo que induce es a crear inseguridad, parálisis y desconcierto. Lo sabemos muy bien en Cataluña", ha alertado.

Frente a ello, ha ofrecido un PP que apuesta por la "moderación y el reformismo" con el único objetivo del "bien común" y "del futuro de Cataluña y del conjunto de España".

Un partido que, a diferencia de otros, no dice una cosa un día y otra distinta al día siguiente, que no se tiene que estar "reinventando todo el tiempo" o que al hacerse "mayor" tenga que cambiarse el nombre.

Ha arremetido contra quienes "crean conflictos" con el único objetivo de "mantenerse en el sillón" y ha avisado a quienes creen que están por encima de la ley que al final esa misma ley "se volverá en su contra".

"Nosotros defendemos que la igualdad entre todos los españoles y el imperio de la ley, no son moneda de cambio para ninguna negociación", ha advertido.

También ha lamentado que los independentistas catalanes sean capaces de ponerse de acuerdo sobre cómo romper con España, pero no para las cosas que de verdad interesan a la gente, como en qué se destinan sus impuestos.

"Lo que le interesa a los ciudadanos es tener un gobierno que solucione sus problemas y que no ponga excusas para no hacer lo que tiene que hacer", ha criticado.

Pese a ello, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" y de "confianza" porque el PP garantiza que la soberanía nacional "ni se va a romper, ni se va a trocear".

"Desde el Gobierno de España, que es Gobierno de todos los catalanes, vamos a seguir trabajando y defendiendo el interés y los derechos de todos los catalanes", se ha comprometido.

C`S DICE QUE LA PELOTA ESTÁ EN EL TEJADO DEL PSOE

La portavoz de Ciudadanos (C's) en el Ayuntamiento de Madrid y miembro de la Ejecutiva nacional del partido, Begoña Villacís, ha indicado que, aunque les gustaría más iniciativa del PP para la formación de Gobierno, "la pelota está en el tejado del Partido Socialista".

Ante las preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que el PSOE haga una "abstención técnica" en el debate de investidura del presidente del Gobierno, Villacís ha pedido al PSOE que esté "a la altura de los españoles".

"No se les está pidiendo que validen el Gobierno del Partido Popular, pero sí que piensen en los españoles (...) y permitan que haya Gobierno", ha recalcado la portavoz de C's, quien también ha señalado que desde ese momento el PSOE podrá hacer oposición como hará también la formación naranja.

Villacís ha descartado que Ciudadanos entre en el Gobierno a través una cartera ministerial y ha añadido que no es la idea que tienen de regeneración y que han hecho "lo que han podido" pactando medidas anticorrupción con el PP.

La dirigente de C's ha subrayado el carácter urgente de la formación de Gobierno y ha destacado que un Ejecutivo en minoría es "muy saludable" porque las leyes necesitarán del respaldo de más de un grupo con lo que van a ser "leyes consensuadas con vocación de permanencia que no van a durar lo que dura el Gobierno".

Sin embargo, no se ha aventurado a pronosticar una legislatura de cuatro años, aunque sí espera una legislatura estable, en la que el el PP tendrá un Gobierno que será de "distinta manera" pero en el que se va a poder gobernar y legislar.

La existencia de cien medidas en común en los dos pactos que Ciudadanos suscribió, primero con el Partido Socialista y después con el PP son para Villacís un punto de partida para trazar una hoja de ruta: "Hay cien medidas con las que el Partido Socialista no puede decir que no están de acuerdo".

La edil madrileña, que ha definido a C's como el partido del sí, ha pedido paciencia con el Partido Socialista, que está "en la senda correcta", y respeto para su proceso interno, "hay que darles ese tiempo pero no tenemos mucho tiempo", ha indicado, rechazando también la posibilidad "poco demócrata" de terceras elecciones.