Fernández Díaz: "La política penitenciaria no cambiará por una o dos manifestaciones"

"Si ETA quiere que esta política de dispersión acabe lo que tiene que hacer es disolverse"

La última operación policial buscaba romper "tentáculos" entre presos y ETA

nacional

| 12.01.2014 - 19:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró hoy en Jerusalén que la política penitenciaria del Gobierno "no va a cambiar por una o dos manifestaciones" y defendió la política de dispersión de presos.

En declaraciones a los medios españoles en un hotel de Jerusalén, Fernández Díaz precisó que si ETA quiere que esta política de dispersión acabe "lo que tiene que hacer es disolverse, ya que el Gobierno español la aplica a toda organización terrorista" sea cual sea su naturaleza.

Asimismo, indicó que cualquier preso que quiera que no se le aplique la dispersión "lo que tiene que hacer es romper los vínculos con la organización terrorista, arrepentirse y pedir perdón a las víctimas".

ROMPER TENTÁCULOS ENTRE PRESOS Y ETA

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró hoy que la reciente operación policial contra el grupo de apoyo a los presos de ETA KT buscaba cortar el "tentáculo" que une a éstos con la banda terrorista.

En declaraciones a la prensa española en un conocido hotel de Jerusalén, el titular de Interior insistió en que el operativo fue dirigido por la Audiencia Nacional, el juez y la fiscalía, y fue ejecutado "de forma impecable por la Guardia Civil".

"En relación con el golpe que se ha dado al grupo KT por parte de la Guardia Civil, en una operación dirigida por la Audiencia Nacional y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, es un golpe al tentáculo que une a ETA con el grupo de presos de ETA", afirmó.

"Y pretende precisamente que ese grupo de presos no se vea sometido al yugo, a la tiranía de ETA y puedan libremente, si así lo deciden, acogerse a las medidas que la ley penitenciaria posibilita para acabar con la dispersión y acceder a eventuales permisos y beneficios", recalcó.

"Ese es el sentido de esa operación, insisto dirigida por la Audiencia Nacional y por el juez, coordinada por la Fiscalía y ejecutada impecablemente por la Guardia Civil", apostilló el ministro.