Fernández Díaz: "Acatamos las decisiones juiciales aunque nos duela el alma"

nacional

| 11.11.2013 - 17:33 h
REDACCIÓN

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que el Gobierno español acatará las decisiones judiciales "aunque -ha dicho- en algunas no estemos de acuerdo o nos duela en el alma".

Fernández Díaz ha hecho estas declaraciones en Martorell (Barcelona) en relación a una nueva excarcelación esta mañana de un etarra después de la derogación de la doctrina Parot. "España es un estado democrático y de derecho y eso quiere decir que se actúa bajo el imperio de la ley y los que la aplican y la interpretan son los tribunales de justicia", ha dicho Fernández Díaz.

El titular de Interior ha asegurado que "lo que tiene que hacer el Gobierno es respetar y acatar las decisiones de la justicia más allá de estar de acuerdo o en desacuerdo y más allá de que nos produzca un profundo rechazo".

"La doctrina Parot nos parece totalmente injusta y por eso la recurrimos", ha apuntado Fernández Díaz, que ha asegurado que de no haberlo hecho las excarcelaciones que se están produciendo estos días se hubiesen producido hace un año y medio.

"Al final el tribunal ha fallado lo que ha fallado, con lo que el Gobierno está en desacuerdo, pero en un Estado democrático de derecho lo que tiene que hacer el Gobierno es cumplir y hacer cumplir la ley", ha insistido Fernández Díaz, que ha asegurado que "aunque nos duela en el alma tenemos que respetar las decisiones judiciales".

Fernández Díaz ha recordado que "en un Estado de derecho la ley es la única norma que nos asegura una convivencia libre, pacífica y democrática", y ha advertido de que "esto vale para todas las instituciones, para el Gobierno de España y también para el resto de administraciones del Estado".

El pleno del Tribunal Supremo analizará este martes la aplicación de la doctrina Parot. Si decidiera que es competencia exclusiva del Alto Tribunal, la excarcelación de los nueves etarras acordada por la Audiencia Nacional podríar ser recurrida y en su caso, anulada.