Felipe VI y Solís tratan la cooperación bilateral y asuntos iberoamericanos

El Rey elogia a Costa Rica por invertir en políticas sociales contra la pobreza

nacional

| 08.05.2017 - 12:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Rey ha recibido esta mañana en el Palacio de la Zarzuela al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, que ha iniciado hoy una visita oficial de dos días a España y con quien ha tenido ocasión de examinar las perspectivas de cooperación bilateral y cuestiones regionales iberoamericanas.

Tras darle la bienvenida en la entrada principal, don Felipe ha invitado a Solís a conocer el jardín del palacio, donde ambos han saludado a las delegaciones que les acompañaban y han posado para los medios gráficos, mientras intercambiaban unos primeros comentarios en tono distendido sobre el viaje del presidente y la actividad de los volcanes actualmente en erupción en su país.

A continuación, han accedido al despacho oficial del Monarca para celebrar allí la reunión, a la que han asistido los ministros de Exteriores de España, Alfonso Dastis, y Costa Rica, Manuel González Sanz, así como los dos embajadores, la costarricense Doris Osterlof y el español Jesús María Rodríguez-Andía.

ALMUERZO OFICIAL EN EL PALACIO REAL

El Rey ha elogiado hoy el modo en que Costa Rica "ha sabido invertir en políticas sociales que reducen la pobreza y proveen servicios públicos como la sanidad y la educación", al tiempo que ha destacado la "estabilidad democrática" de este país y su "prosperidad económica y social".

En el brindis del almuerzo ofrecido en el Palacio Real por Felipe VI y la Reina Letizia en honor de Luis Guillermo Solís y su esposa, la madrileña Mercedes Peñas, el presidente costarricense, que inicia hoy una visita oficial a España, ha animado a fortalecer aún más en áreas como el comercio, la inversión, la cultura y el mundo académico una relación bilateral que goza de "gran solidez, dinamismo y fuerza".

Ante un centenar de invitados de los dos países, entre los que se encontraban autoridades y representantes del mundo empresarial, académico, cultural y deportivo, don Felipe ha subrayado que la estabilidad y prosperidad de Costa Rica, "unida a un entorno de seguridad jurídica y apertura económica", han sido "determinantes para atraer la inversión española" en este mercado.

Ha señalado en este contexto que España se ha convertido en el segundo inversor extranjero en el país centroamericano, con una inversión media anual de 250 millones de dólares y empresas presentes en "sectores estratégicos" como telecomunicaciones, seguros, energías renovables, infraestructuras, tratamiento de aguas y turismo. Además, ha puesto de relieve la importancia de la cooperación española con la atención de Costa Rica a la población migrante, con su estrategia nacional de responsabilidad social corporativa y frente a los efectos del cambio climático, tras alabar el firme compromiso costarricense con este objetivo medioambiental, así como con la democracia y "la resolución pacífica de controversias".

Un triple compromiso que ha convertido a Costa Rica en "un actor muy respetado en el ámbito internacional y en un socio con el que la UE puede contar plenamente", según ha recalcado el Monarca, antes de afirmar que la visita de Solís es una "magnífica ocasión" para fortalecer las "excelentes relaciones" de España con este "país amigo y hermano", cimentadas "en valores comunes".

Después de recordar la pertenencia de ambas naciones a "esa patria cultural y sin fronteras" formada por más de 500 millones de hispanohablantes, don Felipe no ha olvidado tampoco mencionar la condición costarricense de la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan -presente en el almuerzo- ni su orgullo por "recibir la visita de una primera dama de Costa Rica madrileña".

Por su parte, Solís ha resaltado el sólido marco jurídico en el que se basan unas relaciones bilaterales marcadas por la cooperación en los sectores económico, ambiental, turístico, cultural, educativo y científico-tecnológico, con una confianza compartida en el libre comercio, pero "también en lo que implique reducir pobreza y desigualdades" y favorecer la paz y el desarrollo sostenible.

El presidente, que ha destacado igualmente cómo los dos países coinciden en los foros internacionales en la defensa del respeto por la democracia y los derechos humanos, ha dedicado asimismo unas palabras de elogio al costarricense más popular en España, el futbolista del Real Madrid Keylor Navas, sobre quien ha comentado que puede dar "lecciones de buena conducta y gran deporte".

Junto al costarricense Navas, han asistido hoy al almuerzo representantes españoles del mundo del deporte como la medallista olímpica de halterofilia Lidia Valentín, la medallista paralímpica de esgrima Gema Hassen-Bey y la ingeniera Alhambra Nievas, distinguida como mejor árbitro de rugby del mundo.

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, acompañado de su esposa, Elvira Fernández, encabezaba la representación del Gobierno español, de la que formaban parte los ministros de Asuntos Exteriores, de Educación, Cultura y Deporte y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, mientras que a Solís le acompañaban su canciller y los titulares de Economía, Comercio Exterior y Turismo.

Los presidentes del Congreso, el Senado, el Tribunal Constitucional y el Consejo General del Poder Judicial figuraban también entre los invitados, junto a los presidentes del Círculo de Empresarios, de la patronal Cepyme y de compañías españolas con intereses en Costa Rica como Telefónica, Barceló, Acciona, FCC, Indra, Ineco y Globalvía.