Felipe VI ensalza la "unión nacional" demostrada por Francia

Dice que Francia ha reaccionado "de forma ejemplar" al "terrible" ataque terrorista

"España desea que ese mensaje de unión sea también el nuestro"

El rey pide en Alemania una política común europea para los refugiados

nacional

| 18.11.2015 - 15:16 h
REDACCIÓN

Felipe VI dijo hoy que Francia ha reaccionado "de forma ejemplar" al "terrible" ataque terrorista del viernes pasado en París, al haber lanzado un mensaje de "unión nacional" en torno a "valores que todos compartimos", y que España quiere que sea también el suyo y el de toda Europa.

El monarca español hizo esta reflexión en Berlín, en el primer discurso que pronuncia tras la matanza terrorista de París, y ante el presidente de la República Federal Alemana, Joachim Gauck, con quien clausura el VIII Foro Hispano-Alemán. En su opinión, al dar todo el apoyo a Francia "no hacemos sino impulsar la convivencia civilizada que es nuestra esencia democrática y europea".

Nada más iniciar su intervención en el almuerzo de clausura del Foro Hispano-Alemán, el Rey de España proclamó: "La República de Francia, el pueblo francés, ha reaccionado de forma ejemplar al terrible ataque terrorista del pasado viernes. Ha reaccionado con un mensaje de unión nacional en torno a valores que todos compartimos".

Y prosiguió: "España desea que ese mensaje de unión sea también el nuestro. Sea también un mensaje europeo y un mensaje por los valores humanos universales".

No olvidó mencionar que España ha ofrecido su colaboración a Francia para combatir esta "amenaza común" y puntualizó que los dos países están juntos en foros y organizaciones que ofrecen "los marcos adecuados para poner en práctica esa colaboración".

En suma, el Rey Felipe hizo hincapié en el absoluto respaldo a Francia para combatir un fenómeno que en su última expresión dejó 129 muertos y centenares de heridos, la noche del viernes 13 de noviembre en París. "Apoyando a Francia no hacemos sino impulsar la convivencia civilizada, que es nuestra esencia democrática y europea", concluyó.

Antes de sus palabras, el presidente alemán habló también de los ataques de París, para enfatizar que, al igual que los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, "van dirigidos contra todos nosotros, contra las sociedades europeas abiertas y la libertad que en ellas se vive". "Por eso necesitamos un entendimiento mutuo -continuó- para determinar de qué forma vamos a protegerla y defenderla en el futuro".

UNA POLÍTICA COMÚN PARA REFUGIADOS

Paralelamente, el Rey de España reclamó en Berlín una "política común a nivel europeo" como solución para afrontar el "desafío" migratorio en Europa y para poder hacerlo "de modo integral y en todas sus diferentes dimensiones, dentro y fuera" del "espacio común" europeo.

"En toda Europa somos conscientes de la presión que está recibiendo actualmente Alemania por causa de la llegada de cientos de miles de personas que, en muchos casos, huyen de conflictos bélicos o son perseguidos por sus ideas o por su origen", afirmó Felipe VI ante el presidente alemán, Joachim Gauck.

Esta visión europea del problema fue compartida por Gauck, quien mostró su convencimiento de que "si la crisis de los refugiados se aborda y se supera conjuntamente, Europa acabará aún más fortalecida".

Pero Felipe VI fue más allá de los epígrafes del encuentro y en el brindis de la comida abordó la crisis de los refugiados, al evocar la conmoción que "a todos" producen "las imágenes de quienes llegan y de los que, con solidaridad y generosidad, los reciben y ayudan".

En este punto, recordó la "larga experiencia" que tiene España, como "país de frontera y de acogida" y destino de muchos emigrantes.

"Nuestros dos Estados son socios destacados en el empeño común de hacer posible un espacio de libre circulación, que depende en buena medida de nuestra capacidad de control eficaz de las fronteras exteriores y de la activa cooperación con los países de origen", añadió.

En la misma línea, subrayó que España y Alemania promueven un "papel más activo" de la Unión en favor de la estabilidad y el desarrollo en el sur del Mediterráneo para ayudar a superar conflictos, garantizar la seguridad e impulsar el desarrollo económico y social en África y en Oriente Medio. "Se trata, sin duda, de una tarea ingente y difícil que exigirá los mayores esfuerzos de la comunidad internacional durante los próximos decenios", advirtió.

n, muy bien, si queremos conservar duraderamente nuestro bienestar y nuestra libertad debemos procurar no quedarnos parados y acabar retrocediendo".

Y de las materias tratadas en el foro, destacó la educación y el empleo y planteó que la marcha de muchos jóvenes españoles al extranjero debe verse también como una "oportunidad" que "puede beneficiar a todos", cuando en Europa se abre paso una generación "para la cual es inconcebible una UE sin libre circulación".

En el almuerzo estaban también presentes los principales participantes en el encuentro, entre ellos la presidenta de la Fundación Bertelsmann, Liz Mohn, y el vicepresidente segundo del Banco Santander, Matías Rodríguez Inciarte, y la presidenta del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Emma Navarro, entidades organizadoras de un foro que se celebra desde el año 2002.