Felipe González: "No vamos a cambiar la Constitución por el derecho de autodeterminación"

Alerta de las "revoluciones de un día de fuego y 70 años de miseria"

Anima a Sánchez a ser claros: "No vamos a jugar a cambiar la Constitución por un pretendido derecho de autodeterminación"

Pedro Sánchez dice que Rajoy no quiere reformar la Constitución "porque no la ha leído"

González compara los gobiernos de Cataluña y Venezuela

nacional

| 23.09.2015 - 20:59 h
REDACCIÓN

El expresidente del Gobierno Felipe González ha advertido del peligro de los "revolucionarios liquidacionistas" que hacen "revoluciones de un día de fuego, pero setenta años de humo, dificultades, miserias y problemas", en alusión al independentismo catalán. Felipe González ha asegurado que los gobiernos que fracasan buscan excusas para evitar ser cuestionados, y "eso pasa en Cataluña y en Venezuela". González, en presencia del candidato del PSC, Miquel Iceta, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, reclama una posición de unidad frente a quienes reclaman un "pretendido derecho de autodeterminación".

En un mitin en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ante más de 3.500 personas, con la presencia del candidato del PSC, Miquel Iceta, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y la alcaldesa de la ciudad, Núria Marín, González ha cargado duramente contra el presidente catalán, Artur Mas, y la lista de Junts pel Sí, a los que ha calificado de "vía muerta".

"No me va a pedir cortarme una pierna y un brazo y que le dé las gracias porque lo estén haciendo con mucho cuidado. Les digo con claridad que no creo que exista una cosa que se llama España sin Cataluña. Entre el liquidacionismo y el inmovilismo, nosotros representamos el reformismo", ha aseverado González.

El expresidente ha asegurado que en "ninguna parte" de los Tratados de la UE hay un artículo que diga que se expulsará a Cataluña, porque es "absolutamente innecesario".

"El Tratado de la UE lo componen 28 Estados soberanos. Y si alguna parte de esos estados se va, se va de ese Estado y de la Unión. No hay ninguna previsión de eso, es imposible, nos estamos metiendo en un debate que de verdad que lo más saludable que puedo decir de él es que es infantil", ha apuntado.

También ha criticado al líder del PP y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del que ha dicho sentir "vergüenza" por su "pérdida de autoridad" al tener que acudir a los líderes europeos para responder al independentismo. Del dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que "ya se caerá de su caballo" y le ha recordado que el único texto constitucional que recogía el derecho de autodeterminación era "la URSS de Stalin".

El expresidente del Gobierno Felipe González, en presencia del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y del candidato del PSC, Miquel Iceta ha instado a los miembros de su partido nacionales y catalanes a ser claros y a ir "todos juntos". "Vamos a decirlo con toda claridad" ha sostenido. "Los socialistas no vamos a cambiar la Constitución por un pretendido derecho de autodeterminación que sólo pretende liquidar a España. No lo vamos a hacer" ha afirmado González.

SÁNCHEZ: "RAJOY NO QUIERE REFORMAR LA CONSTITUCIÓN PORQUE NO LA HA LEIDO"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no quiere reformar la Constitución "porque no se la ha leído", como cree que quedó demostrado por las declaraciones de este martes del presidente sobre si los catalanes conservarían la nacionalidad española si se independiza.

En un mitin en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ante unas 2.800 personas para apoyar al candidato del PSC, Miquel Iceta, y con el expresidente Felipe González, Sánchez ha propuesto aplicar la reforma laboral a Rajoy con un "despido procedente por causas objetivas" en las elecciones generales de diciembre.

Ha dicho que los socialistas son alternativa de Gobierno "frente a la mediocridad de Rajoy y los cortes de mangas" del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha comparado a éste último con el secretario general de Podemos por plantear la posibilidad de que Cataluña no asuma parte de la deuda de España si el Estado no se aviene a negociar.