Los sindicatos advierten que Rajoy tiene en su mano evitar una huelga general

Fátima Báñez asegura que los derechos del trabajador permanecen "intactos"

La ministra de Trabajos se reunirá este lunes con los sindicatos y la patronal

Rubalcaba se reúne este lunes con Méndez y Toxo para hablar de la reforma laboral

nacional

| 12.02.2012 - Actualizado: 15:47 h
REDACCIÓN

La reforma laboral entra en vigor este domingo tras publicarse ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y generaliza la indemnización por despido improcedente en el caso de los contratos indefinidos de 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades, al tiempo que establece que la del despido procedente será de 20 días por año trabajado, con un máximo de un año de salario. El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado hoy que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "tiene en su mano" evitar una huelga general en el proceso de tramitación de la reforma laboral.

En una entrevista en la Cadena Ser, junto al líder de UGT, Cándido Méndez, Toxo ha apuntado que espera que la reunión a la que les ha convocado mañana la ministra de Empleo, Fátima Báñez, sea para decir que se abre un proceso de negociación.

"Cabe la posibilidad de mejoras pero si se buscan otras alianzas para endurecerlas (...) será la ciudadanía la que marque el camino", ha advertido.

El líder de UGT, Cándido Méndez, ha criticado la actitud del Gobierno con una reforma con la que se ha "desentendido" del principal problema del país, que es el paro, y que obliga a la sociedad a dar un "triple salto mortal" en sus condiciones laborales.

Para Méndez, la reforma impone como única vía para afrontar la crisis el despido "en un país donde muchos empresarios tienen una atracción irresistible al despido, como las polillas a la luz".

Ambos líderes sindicales señalaron que la reforma llevará a los 6 millones de parados y avanzaron que no descartan recurrir a los tribunales eventuales aspectos de inconstitucionalidad o discriminación de la reforma laboral.

No obstante, coincidieron, lo primero es una tarea de divulgación sobre el contenido y el impacto de una normativa que acaba con los derechos de los trabajadores, así como "palpar" el estado de ánimo de la ciudadanía antes de plantear nuevas acciones.

Para Fernández Toxo, hay razones para la huelga pero antes "se debe oír a la calle". "En España se han salvado muchos empleos y se ha ayudado a crear muchos con movilizaciones de la ciudadanía", subrayó el líder de CCOO.

Par el de UGT, dejar el contenido de la reforma y ponerse ahora hablar de la respuesta sería "un error" y "un flaco servicio" a la ciudadanía a la que deben demostrar que hay alternativas.

Los sindicatos han anunciado que el próximo 19 de febrero van a hacer movilizaciones para que las calles de España sean un clamor contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno del Partido Popular.

BÁÑEZ TRASLADA ESTE LUNES LOS DETALLES DE LA REFORMA A SINDICATOS Y PATRONAL

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se reunirá este lunes con los representantes de las organizaciones sindicales y empresariales para trasladarles los detalles de la reforma laboral.

Al encuentro, que comenzará a las 11 de la mañana, asistirán los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Jesús Terciado.

Posteriormente, a partir de las cinco de la tarde, la ministra se reunirá con los representantes de las principales organizaciones de autónomos. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha asegurado hoy que la reforma laboral introduce "mayor transparencia y seguridad jurídica" en las relaciones laborales y que los derechos del trabajador permanecen "intactos", entre ellos la tutela judicial efectiva.

En una entrevista con el diario ABC, Báñez defiende que los cambios en las indemnizaciones nos acercan a Europa y que lo que se ha querido es evitar conflictos judiciales al objetivar y clarificar más las causas de despido procedente.

Entre las novedades de la reforma está que la indemnización por despido improcedente se reduce para los contratos indefinidos de 45 a 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades en lugar de 42 como hasta ahora.

En cuanto al despido objetivo -que permite a las empresas echar a empleados por causas económicas, organizativas, técnicas o de producción- se mantiene la indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades, pero se dan facilidades a la empresa para poder acogerse a él.

Para Báñez, los cambios permiten a las empresas tener más flexibilidad para adaptar las condiciones de trabajo en tiempos de crisis y evitar así despidos; a la vez que se sientan las bases para que se pueda crear empleo estable cuanto antes.

"Lo que hace la reforma es permitir a las empresas que puedan ajustarse a las situaciones económicas adversas con mayor flexibilidad y que el despido sea el último recurso", señala.

Con la reforma, apunta Báñez, "ganan todos los trabajadores" así como los parados, los jóvenes y las pymes.

La ministra afirma también que la reforma introduce acuerdos a los que llegaron patronal y sindicatos, ya que se respeta "profundamente el diálogo social", y añade que se contará con los agentes sociales para mejorar el texto con sus aportaciones en la tramitación parlamentaria.

Sobre la posibilidad de que los sindicatos convoquen una huelga general, señala que confía en la "responsabilidad" y en el compromiso con España "en un momento tan delicado"

Báñez también reitera que la prestación por desempleo es un derecho de los trabajadores que el Gobierno "no va a tocar" y que se luchará para evitar el fraude con un nuevo plan que intensificará los controles y los cruces de información entre administraciones.

La ministra también apunta que se impulsará que los parados que reciben prestación puedan ayudar a servicios de la comunidad con convenios con Comunidades Autónomos, Ayuntamientos e Instituciones.

Sobre la jubilación, afirma que el Gobierno quiere que se "lleve a cabo con libertad" para que sean posibles "carreras de jubilación más largas compatibilizando pensión y empleo" y que ese es el camino que se va a iniciar en el Pacto de Toledo.

RUBALCABA SE REUNE ESTE LUNES CON LOS SINDICATOS

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunirá este lunes con los dirigentes de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, para analizar la reforma laboral aprobada por el Gobierno.

Pérez Rubalcaba también se reunirá el jueves con el presidente de la CEOE, Juan Rosell, informa hoy el PSOE en un comunicado en el que indica que esta ronda de encuentros obedece al deseo del líder socialista de conocer de primera mano el punto de vista sobre la reforma laboral de los sindicatos y de los empresarios.

El dirigente socialista dijo ayer en Oviedo que se opondrá a la reforma aprobada por el Consejo de Ministros del viernes, que definió como "una operación de abaratamiento del despido como no se conoce".

"Es el todo a veinte", pues millones de contratos firmados con indemnizaciones de 45 à 33 días de salario por año trabajado pasan a ser de 20, concluyó.

La reforma laboral será además uno de los temas centrales de la entrevista que el líder de la oposición mantendrá el miércoles con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primer encuentro en el palacio de la Moncloa.