Familiares y autoridades reciben en Compostela a los marineros secuestrados por piratas somalíes

Llegada de los marineros gallegos secuestrados por piratas somalíes (Telemadrid)

nacional

| 19.05.2011 - 09:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los dos marineros gallegos Juan Alfonso Rey y de José Alfonso García liberados tras un secuestro de 137 días por piratas somalíes fueron recibidos esta noche por sus familiares y por representantes de la Xunta, el Gobierno y la empresa Pescanova en el aeropuerto de Santiago de Compostela.

"Felices y contentos", resumió Rey la sensación de regresar a Galicia, acompañado de su esposa. "Acabamos de llegar a casa para descansar y estar con la familia", dijo el marinero que ejercía de capitán del "Vega 5", un pesquero de pabellón mozambiqueño apresado el pasado 28 de diciembre cuando navegaba al suroeste del archipiélago de Comoras.

Rey confesó que ha sido una "experiencia muy dura y muy difícil", mientras que su compañero, García, que ejercía de contramaestre del navío, indicó: "lo pasamos muy mal todos".

García agradeció la actitud del grupo Perscanova, que tiene participaciones en la firma Pescamar, propietaria del buque en el que en el momento del secuestro por piratas somalíes contaba también con una tripulación de diecinueve mozambiqueños y tres indonesios. "La compañía se portó muy bien con todos"", dijo el contramaestre junto a su mujer visiblemente emocionado.

MINISTRA Y PRESIDENTE DE LA XUNTA

Estas fueron las pocas palabras que pronunciaron a su llegada poco después de la 01:00 horas de este jueves al aeropuerto compostelano de Lavacolla, donde los dos marineros fueron acogidos por la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Rosa Aguilar; el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, además del presidente de Pescanova, Manuel Fernández Sousa.

Aguilar destacó la "emotividad" de su llegada, afirmó que durante todo su periodo de cautiverio, las autoridades españolas estuvieron en "contacto permanente con la empresa y con la familia", y expresó su "reconocimiento" a Pescanova y a las mujeres del capitán y el contramaestre, Dolores y Cecilia, respectivamente. "Toda Galicia y España deben estar contentos porque los marineros están en casa", señaló la ministra, quien al ser preguntada acerca de si el Gobierno había pagado algún rescate por la liberación de ambos contestó: "Eso es una cosa de la empresa que a mi no me consta que se haya producido".

La ministra reconoció que "la comunidad internacional ha de realizar cada día más esfuerzos", aunque observó que "España está participando en la operación Atalanta" de vigilancia de la zona del Índico donde operan los piratas somalís "con un número importante de efectivos".Precisó que del total de 1.500 efectivos que participan en esa operación naval internacional, "España aporta 360 efectivos", además de navíos, y abogó por mantener esa estrategia para ofrecer "la mejor garantía y seguridad en el conjunto de los espacios y lugares que faenan los barcos" de pesca.

En opinión de la ministra, "la operación Atalanta está funcionando, obteniendo resultados positivos", aunque al ser preguntada sobre el riesgo de que los piratas somalís extiendan sus secuestros cada vez más lejos, como ha sido el caso del "Vega 5", indicó que será la comunidad internacional la que deberá "analizar" la "respuesta" y "qué medidas se podrían llevar a cabo".

Por su parte, Feijóo destacó el "comportamiento ejemplar" de Pescanova y opinó que el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino "estuvo a la altura de las circunstancias", por lo que dijo "agradecer este final feliz". Sin embargo, pidió a la comunidad internacional en general y a Unión Europea en particular reflexionar sobre el hecho de "empieza a no ser excepcional determinados apresamientos de barcos que están faenando legalmente".