Fallece un niño de un año por las mordeduras de un perro en Toledo

El bebé se encontraba en brazos de su abuela cuando fue atacado por el perro

El perro bóxer que provocó la muerte del bebé pudo atacar "por celos"

nacional

| 04.07.2011 - 07:47 h
REDACCIÓN
Más sobre: niñoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un niño de un año ha fallecido debido a las heridas que le ha ocasionado un perro, propiedad de su familia, en la localidad toledana de Layos, según el subdelegado del Gobierno en Toledo, Francisco Javier Corrochano. El suceso se produjo este sábado en la vivienda de la abuela del menor, identificado como E.A.G., que fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud de la capital regional y falleció en el centro hospitalario mientras estaba siendo intervenido por las heridas ocasionadas.

Hasta el momento se desconocen las causas por las que se produjo este siniestro, según ha señalado el subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, que ha apuntado que la Guardia Civil se encuentra investigando lo sucedido.

LESIONES EN EL HUESO CRANEAL

Fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), han indicado a Europa Press que el menor ingresó sobre las 12.00 horas en la UVI del hospital toledano con lesiones en el cuero cabelludo por mandíbula de perro que afectaban al hueso craneal.

Estas mismas fuentes han corroborado que el menor falleció en el quirófano debido a una parada respiratoria, sobre las 18.00 horas del sábado, mientras estaba siendo intervenido de las heridas que le causó el animal.

De otro lado, el alcalde de Layos, Rafael García-Patos, que ha señalado en declaraciones a Europa Press que el menor podría tener 14 meses de edad, ha añadido que se enteró de los sucedido a última hora tarde de ayer porque se lo comunicó la Guardia Civil.

TESTIMONIOS DE LOS VECINOS

Sin embargo, sobre cómo sucedieron los hechos ha dicho no poder aportar más que los testimonios que le han relatado los vecinos esta misma mañana, quienes le ha dicho que el menor se encontraba en la vivienda con su abuela y que salió a jugar al patio de la misma donde

había dos perros.

También ha manifestado que los vecinos le han dicho que cuando la abuela se quiso dar cuenta, los perros --de los que no ha podido especificar la raza aunque ha afirmado que uno de ellos "era muy grande"-- ya habían herido al menor. El primer edil de Layos ha afirmado que ha intentado ponerse en contacto con la familia del menor esta misma mañana, pero que le ha sido imposible porque en la vivienda en la que sucedieron los hechos no había nadie en esos momentos.

EL PUEBLO ESTA "CONSTERNADO"

García-Patos, que ha lamentado lo sucedido y ha asegurado que el pueblo está consternado por este trágico suceso, se ha puesto a disposición de la familia del menor con la que ha señalado que va a intentar contactar este mismo lunes.

Así, ha añadido que entre las medidas a adoptar "posiblemente" se declaren tres días de luto por lo sucedido, aunque no ha querido adelantar acontecimientos hasta hablar con los familiares. Finalmente, ha confirmado que el niño fallecido era el nieto de Claudio Avila Rodríguez, un industrial toledano que fue asesinado en 1984.

EL PERRO BÓXER QUE PROVOCÓ LA MUERTE DEL BEBÉ PUDO ATACAR "POR CELOS"

El perro que el pasado sábado atacó al bebé de catorce meses es un bóxer, una raza que no está incluida entre las consideradas peligrosas, y que pudo atacar por "celos".Así lo ha puesto de manifiesto el presidente del Consejo de Veterinarios de Castilla-La Mancha, Luis Alberto García, mientras que fuentes próximas a la familia han precisado que el can no es de raza pura, sino que tiene una mezcla de bóxer con otro can que tampoco es de raza peligrosa.

García ha explicado que "parece" que se trata de un perro de raza bóxer, uno de los cuatro perros de esta raza de los 155 que existen censados en la localidad de Layos, donde sucedieron los hechos el sábado y que concluyó con la muerte del bebe hacia las 18:00 horas, en el Hospital 'Virgen de la Salud' de Toledo por parada cardiorrespiratoria en el quirófano.

El también presidente del Colegio de Veterinarios de Toledo ha señalado, por los datos de que disponen, que se puede tratar de un can del 2006, "identificado en el 2007".