Puigdemont y cinco de sus consellers se van a Bruselas

Viajaron a Bruselas en avión desde Marsella (Francia) adonde se trasladaron en coche

Lluís Llach (JxSí) ha dado por hecho que se exiliarán

Puigdemont contrata como "consejero" a un abogado belga que defendió a presos de ETA

Los tratados de la UE consideran "infundada" cualquier petición de asilo

El ministro del Interior belga y los nacionalistas flamencos se desmarcan de visita de Puigdemont

nacional

| 30.10.2017 - 15:01 h

Redacción Agencias

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont viajó a Bruselas desde Marsella (Francia) acompañado de cinco exconsejeros de su Gobierno, según ha podido saber Efe. Puigdemont y los exmiembros de su Ejecutivo se dirigieron en coche desde Cataluña a Marsella y, una vez en esta ciudad del sur de Francia, tomaron un vuelo con destino a Bruselas. Aunque ninguna fuente ha confirmado que la intención de Puigdemont y los exmiembros del Govern sea solicitar asilo político en Bélgica, el cantautor y hasta ahora diputado de Junts pel Sí (JxSí), Lluís Llach, ha dado por hecho que se exiliarán.

El viaje de Puigdemont a Bruselas se ha confirmado apenas una hora después de que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, anunciara la presentación de una querella ante la Audiencia Nacional por rebelión, sedición y malversación contra él y el resto del Govern, así como otra querella ante el Tribunal Supremo contra la mesa del Parlament.

El Gobierno español ha recordado este lunes que en "este momento" no hay "ningún tipo de restricción" a la libertad de movimientos del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Los cinco exconsellers que han viajado con Puigdemont a Bruselas son los que ocupaban las carteras de Gobernación, Meritxell Borràs; Salud, Antoni Comín; Interior, Joaquim Forn; Trabajo y Asuntos Sociales, Dolors Bassa: y Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Meritxell Serret. Dos de ellos pertenecen al PDeCAT -Borràs y Forn- mientras que los otros tres -Comin, Bassa y Serret- son de ERC.

A pesar de visitar Bruselas, tal y como confirmó el Gobierno español, Puigdemont todavía no ha sido visto en las instituciones comunitarias ni en otro lugar público.

Diversas fuentes han apuntado que Puigdemont podría estar preparando una estrategia legal en compañía de abogados y asesores, con vistas a una eventual solicitud de asilo político en Bélgica y que mañana, martes, podría hacer algún tipo de declaración.

La última comparecencia ante los medios de Puigdemont se produjo el sábado cuando, en un mensaje grabado en las escaleras de la delegación del Gobierno de la Generalitat en Girona, apeló a una "oposición democrática" a la aplicación del artículo 155 de la Constitución. A la misma hora en que se emitía esta declaración grabada, el expresidente catalán almorzaba en un restaurante de la localidad catalana de Girona, según las imágenes mostradas por La Sexta TV.

Ayer el secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, del partido independentista flamenco N-VA, sugirió en su cuenta de Twitter que Puigdemont puede solicitar "asilo político" en Bélgica, aunque, el primer ministro belga, Charles Michel, se desmarcó poco después de la propuesta: "Pido a Theo Francken que no eche leña al fuego".

EL MINISTRO BELGA DE INTERIOR Y LOS NACIONALISTAS FLAMENCOS SE DESMARCAN DE LA VISITA

Tanto el ministro del Interior belga, Jan Jambon, del partido nacionalista flamenco N-VA, como esa formación política, se desmarcaron hoy de la visita del expresidente catalán Carles Puigdemont a Bruselas.

Jambon "no está al corriente" de la visita, indicó un portavoz del ministro, quien además "no ha mantenido ningún contacto en los últimos días" con el antiguo presidente del Gobierno regional de Cataluña, precisó. Igualmente, desmintió que la N-VA haya cursado una invitación a Bruselas a Puigdemont.

En la misma línea, el portavoz de la N-VA Joachim Pohlmann confirmó que si Puigdemont se encuentra hoy en la capital belga "ciertamente no es por la invitación" de ese partido.

Otras autoridades flamencas rechazaron igualmente que tengan planificado un encuentro con el destituido presidente catalán. "En mi agenda no hay ninguna reunión con Puigdemont planificada", dijo a Efe el presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans.

Por su parte, el eurodiputado de la N-VA Mark Demesmaeker se pronunció en los mismos términos: "No tengo ninguna reunión programada", precisó a Efe.

El viaje de Puigdemont a la capital belga se produce después de que el secretario de Estado belga para la Inmigración, Theo Francken, miembro también de los nacionalistas flamencos, afirmase este domingo que el expresidente de la Generalitat tiene la opción de solicitar "asilo político" en Bélgica.

El primer ministro del país, Charles Michel, se desmarcó de esa oferta y aseguró que "no está en el orden del día" de su Gobierno.

Los partidos de la oposición como los socialistas y los ecologistas ya han pedido a Michel comparecer para dar explicaciones sobre la postura oficial del país.

LOS TRATADOS DE LA UE CONSIDERAN INFUNDADA CUALQUIER PETICIÓN DE ASILO POR PARTE DE UN CIUDADANO EUROPEO

Los tratados de la Unión Europea consideran que cualquier petición de asilo en el club comunitario por un ciudadano europeo sería "manifiestamente infundada", ya que los Veintiocho países son "países seguros" a efectos jurídicos y prácticos.

El protocolo 24 del Tratado de la Unión Europea señala que cualquier Estado miembro debe respetar los valores del artículo 2 de los documentos fundacionales comunitarios (respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos). "Dado el grado de protección de los derechos y libertades fundamentales por parte de los Estados miembros de la Unión Europea, se considerará que los Estados miembros constituyen recíprocamente países de origen seguros a todos los efectos jurídicos y prácticos en relación con asuntos de asilo", reza el texto, lo que dificulta una potencial solicitud de asilo del expresidente catalán.

De hecho, los tratados europeos solo acotan cuatro excepciones en las que una solicitud de asilo de un ciudadano europeo puede ser considerada por otro Estado miembro.

La primera apunta a la posibilidad de que el Estado miembro establezca excepciones a sus obligaciones con el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, un caso en el que un ciudadano de ese país podría solicitar asilo a otra nación europea.

Otra excepción se refiere a una situación en la que se haya aplicado el artículo 7 del Tratado de Lisboa a un Estado miembro por "constatar la existencia de un riesgo claro de violación grave por parte de un Estado miembro de los valores contemplados en el artículo 2". Si se ha iniciado el procedimiento para aplicar este artículo o si se han tomado decisiones en el marco del mismo, un país europeo puede considerar solicitudes de asilo de los ciudadanos del Estado miembro afectado.

Por último, en el caso de que un Estado miembro decida de forma unilateral considerar una solicitud de asilo de un ciudadano europeo (ya que esta competencia recae en los países), el país debe informar inmediatamente de su decisión al Consejo Europeo, la institución que representa a los países de la UE. Además, debe atender la solicitud "basándose en la presunción de que es manifiestamente infundada", sin que esto afecte a su facultad de toma de decisiones.

PUIGDEMONT HABRÍA CONTRATADO COMO "CONSEJERO" A UN ABOGADO BELGA, DEFENSOR DE ETARRAS

Según publica el diario L'Echo y difunde la cadena pública flamenca de televisión VRT, el abogado belga Paul Bekaert ha confirmado hoy que ha sido nombrado "consejero" por el expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont,

El abogado Bekaert es conocido en España por haber defendido a varios miembros de la banda terrorista ETA detenidos en Bélgica y para los que las autoridades españolas solicitaron la extradición. En total, Bekaert se encargó de cuatro casos, entre ellos los de los presuntos colaboradores de ETA Luis Moreno y Raquel García, cuya extradición a España fue rechazada.

Bekaert ha recordado este mismo lunes que en todos los casos intentó la vía del asilo político para evitar la extradición de sus defendidos, pero que "en todos los casos (esa posibilidad) fue rechazada" por las autoridades competentes.

GUERRA SOBRE PUIGDEMONT: "TENDRÁ COMPLEJO DE DALAI LAMA"

El exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra ha manifestado este lunes en relación con la marcha del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont a Bruselas que debe tener "complejo de Dalai Lama" y lo que tiene que asumir es que es un "fracasado". En referencia a Puigdemont, que algunos querían ser "héroes épicos y han terminado como cómicos de una ópera bufa" y han hecho el "ridículo y en política el que hace el ridículo, ya está borrado".

Respecto a la marcha del expresident a Bruselas, ha manifestado que tendrá "complejo de Dalai Lama" y ha agregado que no cree que vaya a pedir ese asilo político porque no cabe entre países de la Unión Europea. "Es un ignorante, no sabe nada", según ha indicado Alfonso Guerra, apuntando que todas las medidas para la localización de personas por parte de la Interpol son las mismas para todos los países europeos.

En tono irónico, ha señalado que Puigdemont puede estar en Bruselas "tomando copas", ya que el otro día estaba diciendo que era el "president y estaba tomando copas en un bar", así que "cualquiera sabe dónde está". "Es un fracasado y tiene que asumirlo, supongo que le será duro, pero tiene que asumirlo", ha señalado el exvicepresidente del Gobierno.