Exfiscal de Murcia: "No se puede perseguir a los fiscales más que a los corruptos"

López Bernal no vincula su relevo, con la investigación al presidente de Murcia

El nuevo fiscal de Murcia quiere que el fiscal cesado lleve el caso Auditorio

Catalá: "No es razonable hablar de purga por los cambios en Fiscalía"

PSOE, Podemos y Ciudadanos piden la comparencia del ministro en el Congreso para que explique los cambios

Algunas asociaciones de fiscales piden se les deje trabajar y más transparencia en los nombramientos

nacional

| 23.02.2017 - 12:07 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El hasta ayer fiscal superior de la región de Murcia, Manuel López Bernal, ha denunciado hoy intimidaciones a los fiscales anticorrupción y ha asegurado que "lo que no puede ser es que los perseguidos seamos los fiscales que luchan contra la corrupción por delante de los corruptos".

López Bernal, en declaraciones a la Cadena SER, ha denunciado intimidaciones a él y a otros compañeros suyos que, pese a haberse denunciado y puesto en conocimiento de las instancias oportunas, no se investigan. "La situación es grave. Esto tiene que cambiar", ha dicho el fiscal, quien ha advertido de que si estas cosas siguen pasando y las investigaciones no prosperan, "en pocos años nos podemos encontrar con que nadie quiera luchar contra la corrupción".

Aunque ha insistido en que las intimidaciones a los fiscales anticorrupción no son exclusivas de Murcia y ha dicho que hay "cierta desprotección" en general, López Bernal ha concretado que, en su caso, se le han presentado querellas, rechazadas de plano por el Tribunal Supremo, por cortar unos pinos hace 32 años con el único fin de desprestigiarle.

También ha recordado que recientemente un fiscal y un inspector de Hacienda que trabajaban en la lucha contra la corrupción sufrieron robos en sus domicilios, y ha destacado que en el caso del fiscal no se llevaron nada de valor, solo el ordenador, dejando así "su tarjeta de visita". "No se nos ha hecho la vida especialmente agradable", ha subrayado.

No ha querido vincular su relevo, acordado ayer por el Fiscal General del Estado, con la investigación al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez -"hay muchos otros investigados", ha dicho- y se ha mostrado convencido de que el fiscal que le sustituye seguirá investigando eficazmente la corrupción en la comunidad.

EL NUEVO FICAL JEFE DE MURCIA NO DESCARTA QUE LÓPEZ BERNAL LLEVE EL CASO AUDITORIO

El actual fiscal de Medio Ambiente y Urbanismo de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, que sustituirá a Manuel López Bernal al frente de la Fiscalía de Murcia, por decisión del Consejo Fiscal, ha asegurado que podría dejar la causa del Auditorio, que investiga los presuntos delitos de "prevaricación continuada, fraude contra la administración pública, falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos" en relación con el Auditorio de Puerto Lumbreras en la época en la que el presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, era alcalde de la localidad.

En una entrevista a Europa Press, Díaz Manzanera, que ha sido el fiscal del 'caso Auditorio', ha asegurado que baraja que la causa recaiga en el todavía fiscal superior de la Región de Murcia, Manuel López Bernal; "nada se descarta, conoce el asunto perfectamente". En los próximos días, ha señalado, decidirá si cederá el caso o no y a quién, "tengo que verlo".

Seguramente, ha subrayado, "habrá más diligencias" sobre esta causa "aunque no puede avanzar más", está en trámite ahora mismo, ha apostillado, tras lo que ha indicado que todavía no tiene claro si acudirá o no a la citación del presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, en calidad de investigado el 6 de marzo en relación al 'caso Auditorio', "lo tengo que ver con los compañeros, no lo sé aún".

Sin embargo, sí sabe que será él quien acabe la causa sobre el estado del Mar Menor. "Es un trabajo muy extenso que tengo claro que quiero terminar", ha asegurado Díaz Manzanera, quien asegura que seguirá trabajando "desde la independencia" y en la lucha contra la corrupción.

En cuanto a las declaraciones de López Bernal, que ha denunciado "intimidaciones" y "desprotección" de quienes combaten la corrupción, ha evitado pronunciarse, "es libre de declarar, pero no valoro".

CATALÁ: NO ES RAZONABLE HABLAR DE PURGAS POR LOS CAMBIOS EN LA FICALÍA

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha respondido este jueves al fiscal superior de Murcia, Manuel López Bernal, tras conocerse que será relevado en su cargo, que si sufrió intimidaciones y desprotección en el ejercicio de su trabajo contra los casos de corrupción que investigaba debería haberlo puesto en conocimiento de la Fiscalía General del Estado para que velara por la protección de sus derechos.

Así se ha expresado el ministro antes de participar en un desayuno sobre el cumplimiento normativo en las empresas celebrado en el Club Financiero Génova, al fiscal superior de Murcia que fue quien solicitó la imputación del presidente autonómico, Pedro Antonio Sánchez, en el caso Auditorio.

"Si ha tenido problemas para el ejercicio de sus responsabilidades lo podrá poner en conocimiento de la Fiscalía General o lo debería quizá haber puesto para ser tutelado en sus derechos", ha indicado.

Catalá, que ha descartado que exista ningún tipo de purga, ha pedido que no se dé una imagen "tan negativa" de los nombramientos que se van a dar en la cúpula fiscal en las próximas fechas y que se conocieron anoche tras la reunión del Consejo Fiscal sobre este asunto, ya que a su juicio, "no es razonable" decir que los cambios son "impropios" del Ministerio Público.

"Todavía no conozco la propuesta de nombramientos pero estoy seguro que las personas que hayan podido ser propuestas para sustituir a las que hasta ahora ejercían sus funciones son todos ellos fiscales de absoluta cualificación, de absoluta capacidad y que desempeñan sus funciones con total profesionalidad", ha dicho el ministro, que ha apelado a la autonomía por la que se rige la Fiscalía de acuerdo con el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

Entre los cambios producidos destaca la designación del fiscal del Tribunal Supremo Manuel Moix al frente de la Fiscalía Anticorrupción --cuya jefatura está vacante desde que Antonio Salinas se jubiló el pasado mes de octubre--, y la propuesta de Jesús Alonso para fiscal jefe de la Audiencia Nacional, lo que supone el relevo del actual responsable, Javier Zaragoza, que llevaba en el cargo dos mandatos.

"Hay un número de cambios muy reducido en términos cuantitativos, por lo tanto me parece que dar esa imagen no corresponde cuantitativamente con la realidad, Hay un grandísimo número que continúa con sus responsabilidades y los cambios que se producen están dentro del espíritu del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, que prevé que los puestos se puedan renovar cada cuatro años y esas son las reglas del juego", ha respondido el ministro.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha eludido hoy opinar sobre el relevo del fiscal de la Región de Murcia, en donde se investiga al presidente autonómico, pero sí ha pedido que se respeten "las reglas" y que a él las decisiones de un órgano como el Consejo Fiscal "siempre" le parecerán "muy bien".

Acto seguido ha dicho que, mientras "otros, a lo mejor, quieren otra cosa", él ha abogado por que se acepten y se cumplan "las reglas", porque, de lo contrario, surgirán "problemas".

Por ello, Rajoy ha sentenciado: "El Consejo Fiscal ha dicho esto, el fiscal general del Estado también, y el Gobierno no tiene nada más que añadir".

PIDEN QUE COMPAREZCA CATALÁ

PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos anunciaron hoy que pedirán la comparecencia del ministro de Justicia, Rafael Catalá, tras la propuesta del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, para relevar a Manuel López Bernal, que impulsó la investigación del actual presidente de Murcia en un presunto caso de corrupción urbanística, el popular Pedro Antonio Sánchez, al frente de la Fiscalía de esa comunidad, según indicaron fuentes parlamentarias.

Los socialistas también solicitarán la comparecencia en sede parlamentaria del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido; y demandarán explicaciones a Maza, que comparecerá en el Congreso de los Diputados el miércoles de la semana que viene en la Comisión de Justicia, por los cambios anunciados en otras fiscalías, entre ellas las de la Audiencia Nacional y Anticorrupción.

El portavoz parlamentario del PSOE, Antoni Hernando, ha avisado de que su partido pedirá la dimisión del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, si no justifica debidamente en el Congreso "la purga masiva" de fiscales que va a llevar a cabo.

Además, los socialistas quieren que Lopez Bernal comparezca en el Congreso para explicar sus denuncias de intimidaciones por investigar casos de corrupción, como el que afecta al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez.

Unidos Podemos ha pedido la comparecencia en el Congreso del fiscal general del Estado, José Manuel Maza y del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por los relevos en varias fiscalías y las supuestas presiones o intimidaciones al exfiscal de Murcia. Asimismo ha reclamado la comparecencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por los asaltos a domicilios de representantes del Ministerio público.

LAS ASOCIACIONES DE FISCALES PIDEN QUE NO SE CUESTIONE SU LABOR

Algunas asociaciones de fiscales han pedido hoy que se les deje trabajar y no se cuestione una labor que realizan ajustada siempre a la legalidad, mientras que otras han solicitado una mayor transparencia y objetividad en los nombramientos en la carrera.

Concepción Talón, presidenta de la Asociación de Fiscales (AF), mayoritaria en la carrera fiscal, y a la que precisamente pertenece Alonso, ha expresado su satisfacción por los nombramientos y ha asegurado que los fiscales que asumen los nuevos cargos harán un buen trabajo como lo han hecho los salientes. Ha opinado Talón que el proceso de los nombramientos ha funcionado con normalidad y los elegidos han sido fiscales "de primer orden".

Respecto a las declaraciones de Manuel López Bernal, el hasta ayer fiscal superior de Murcia, quien ha asegurado que "lo que no puede ser es que los perseguidos seamos los fiscales que luchan contra la corrupción por delante de los corruptos", la presidenta de la AF las ha interpretado como una queja ante la posibilidad de que el trabajo de los fiscales sea "cuestionado o acechado".

Lejos de eso, Concepción Talón ha pedido que no se cuestione esa labor, que es "siempre ajustada a la legalidad" y que "se deje trabajar" a los fiscales. Además, ha valorado el trabajo de lucha contra la corrupción tanto del fiscal jefe de Murcia saliente como del entrante, "sin mirar nunca a ningún signo político".

Por la Unión Progresista de Fiscales (UPF), su presidente, Álvaro García Ortiz, ha reiterado, como ya hizo su asociación en un comunicado, que los nombramientos "suponen un claro retroceso en la pretendida autonomía del Ministerio Fiscal".

García Ortiz ha aludido al relevo del fiscal de Murcia, que lideraba la investigación al presidente de esa comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y ha dicho a Efe que el mensaje se ha entendido perfectamente: "a quien se quita es al que persigue, al que acusa", mientras los imputados "se permiten hacer declaraciones a la prensa".

Y ha insistido en que con la decisión de ese relevo en Murcia el mensaje que se transmite a la sociedad es que "se quita de en medio" a quien acusa "en lugar de protegerle", ha enfatizado el presidente de la UPF, quien cree que lo lógico es que el saliente, López Bernal, hubiera estado el próximo día 6 en la toma de declaración como investigado del presidente murciano.

Mientras, el portavoz de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF), Miguel Pallarés, no ha querido entrar en las declaraciones de López Bernal, pero ha hecho hincapié en las críticas que su organización ha reiterado en numerosas ocasiones sobre el proceso de nombramientos.

Tras afirmar que tanto los elegidos como los salientes son "profesionales intachables", Pallarés ha reprochado la falta de criterios objetivos de baremo en la selección, en un proceso que no tiene en cuenta lo que la Constitución manda: el acceso a funciones públicas por mérito y capacidad.

"Con el sistema que tenemos -ha precisado a Efe el portavoz de la APIF-, esto no se puede medir", además de que no se motiva finalmente por qué se elige a esa persona en concreto. En suma, ha concluido Pallarés, "no se garantiza que el elegido es el mejor" y no "ha cuajado aún" un proceso transparente que acabe con la "sombra" de las "sospechas de politización" en el sistema.