Europa pide austeridad pero los eurodiputados quieren viajar en primera

Polémica votación respaldada por PSOE, PP y UPyD

El viaje en turista vale unos 500 euros y en primera, justo el triple, más de 1.500

nacional

| 07.04.2011 - 16:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Europa pide austeridad a sus ciudadanos pero los eurodiputados se niegan a viajar en clase turista. Los europarlamentarios del PP, PSOE y UPyD votaron a favor de viajar en primera clase. El escándalo que ha provocado esta decisión ha hecho que los socialistas y el partido de Rosa Diez reconsideren su postura a favor de la abstención. Los Populares dicen que estudiarán lo ocurrido.

El Parlamento Europeo rechazó ayer por amplia mayoría que los eurodipuados vuelen en clase turista y no en primera para ahorrar en gastos de viajes. Igualmente, la Eurocámara no aceptó ninguna de las enmiendas que proponían congelar los complementos al sueldo de los parlamentarios, como las dietas.

Ramón Tremosa (CiU), Oriol Junqueras (ERC), Raúl Romeva (ICV) y Rosa Estarás (PP) son los únicos cuatro eurodiputados españoles que votaron a favor de ahorrar viajando en clase turista en vez de en primera.

El presidente de los socialistas españoles en el Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, aseguró que la polémica votación del miércoles sobre los viajes de los europarlamentarios no tiene "ningún efecto" en la práctica porque no se modificaba su regulación". Según explicó en una nota de prensa, "la indicación de voto era la abstención en esa enmienda, ya que el informe que votábamos ayer no tiene efecto vinculante". Pese a ello, los eurodiputados del PSOE y el de UPyD acudirán al registro del Parlamento Europeo para cambiar su "no" por una abstención y Sáenz de Santamaría ha señalado que el PP va a analizar lo ocurrido.

López Aguilar justificó que los eurodiputados viajen en primera "por flexibilidad", dado que por la gran cuantía de viajes que realizan "a menudo es necesario hacer varios enlaces y cambiar vuelos".

SALGADO Y AGUIRRE PIDEN QUE SE DE EJEMPLO

A la vista de la polémica, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha apoyado hoy que los eurodiputados viajen en turista porque "los responsables públicos y políticos deben dar ejemplo", aunque ha considerado que puede haber un cierto "populismo" tras la propuesta porque "no hay tanta diferencia".

Por su parte, la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, considerado que debería revisarse la decisión adoptada y estimaba que los parlamentarios deben viajar en "business". Aguirre asegura que ella misma "siempre" vuela en clase turista en traslados por España y la UE y planteaba que, durante una crisis como la actual "quizá es el momento para revisar" la decisión que adoptaron en su día el Congreso y el Senado de que los parlamentarios viajasen en primera clase.

EURODIPUTADOS: COBRAN 10.500 EUROS AL MES Y TIENEN PAGADOS TODOS LOS GASTOS DE VIAJE

Los diputados que son miembros del Parlamento Europeo cobran cada mes 10.500 euros, disfrutan de dietas especiales por ir a las sesiones de trabajo y tienen cubiertos todos los gastos de viaje, incluido el exceso de equipaje. Estos datos han sido recogidos por Servimedia del Estatuto único de los diputados al Parlamento Europeo, que entró en vigor en julio de 2009.

La asignación mensual para cada eurodiputado, antes de impuestos, asciende, en 2011, a 7.956,87 euros, si bien, tras descontar el impuesto comunitario y el pago de una cotización a un seguro de accidentes, se queda en 6.200,72 euros netos.

Además de esto, perciben, bajo el concepto de dietas para gastos generales, 4.299 euros mensuales. Con este importe deben sufragar los gastos en el Estado miembro de elección, tales como los gastos de gestión de oficina de los diputados, los gastos de teléfono y los gastos postales, así como la compra, el funcionamiento y el mantenimiento de los equipos informáticos y telemáticos.

Debido a que la mayoría de las reuniones y sesiones del Parlamento Europeo tienen lugar en Bruselas y Estrasburgo, como dice el Estatuto, los diputados "tienen derecho al reembolso del coste real de sus billetes de viaje para la asistencia a esas reuniones, previa presentación de recibos, hasta un límite máximo equivalente a la tarifa de la clase 'business' para los viajes en avión, a la tarifa de primera clase para los viajes en tren o hasta un límite de 0,50 euros por kilómetro para los viajes en automóvil".

Además, tienen derecho a "unas dietas fijas basadas en la distancia y en la duración del viaje para cubrir otros gastos relacionados con el viaje (como, por ejemplo, los peajes de autopistas, los gastos por exceso de equipaje o los gastos de reserva)", dice el régimen interno.

Como "con frecuencia" tienen que viajar fuera de su Estado miembro de origen en el ejercicio de sus funciones, con fines distintos a las sesiones, "para cubrir esta eventualidad los diputados pueden percibir una dieta anual de viaje fija para cubrir los gastos de viaje, alojamiento y otros gastos asociados". El reembolso se realiza con arreglo a la tarifa aérea o ferroviaria real, previa presentación de los correspondientes bonos de viaje y la documentación justificativa necesaria. Para el año 2011, la dieta se ha fijado en un máximo de 4.243 euros.

Junto a estas cuantías, el Estatuto del Diputado indica que el Parlamento abona "dieta fija de 304 euros por cada día de asistencia a reuniones oficiales de órganos del Parlamento en los que el diputado ejerce sus funciones y que se celebran en el territorio de la Comunidad Europea". Con ella se pretende cubrir los gastos derivados de alojamiento, manutención y otros gastos relacionados con dicha asistencia.

Igualmente, reciben "una cantidad de 152 euros diarios, más gastos de alojamiento y desayuno, para la asistencia a reuniones celebradas fuera del territorio de la Comunidad Europea, siempre que el diputado haya firmado la lista oficial de asistencia de la reunión".

A todo ello hay que sumar que disponen de un importe máximo anual de 19.709 euros por diputado para asistencia, ya que los eurodiputados pueden seleccionar a su propio personal.