Este verano ha sido el octavo más caluroso desde 1971 y el otoño también será cálido

La temperatura media del periodo estival ha sido 22,3 grados centígrados

nacional

| 21.09.2010 - 12:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El verano meteorológico (junio-agosto de 2010) ha resultado "muy cálido" en la mayor parte de España, con temperaturas medias 1,4 grados centígrados por encima de lo normal, lo que lo convierte en el octavo más caluroso del periodo de referencia (1971-2000), según ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Angel Rivera.

Además, el jefe de predicción de la AEMET, Fermín Elizaga, ha señalado que el otoño, que llegará este jueves, "comenzará con tiempo otoñal", con lluvias y descenso de las temperaturas, aunque se espera que la estación siga una tendencia a temperaturas "ligeramente superiores" a los valores normales (11,61 grados centígrados) en la mitad sur de la Península y en torno a los normales en la mitad norte.

Rivera ha señalado que "se confirma la tendencia al aumento de temperaturas" en los últimos veranos, una tendencia que seguirá este otoño, lo que "viene a confirmar el calentamiento progresivo", en relación con el cambio climático. Concretamente, ha precisado que este ha sido el octavo verano más cálido desde 1971, después de 2003, 2004, 2005, 2006 y 2009, lo que indica que cinco de los últimos veranos más cálidos se han registrado en el siglo XXI. Además, ha añadido que si al trimestre junio-agosto se le quita junio, que tuvo un carácter normal o algo más cálido, los meses de julio y agosto, unidos a la primera quincena de septiembre han sido "el periodo más cálido desde 1970".

Por zonas geográficas, el trimestre ha tenido un carácter "extremadamente cálido" en Extremadura y Andalucía occidental, donde las temperaturas medias superaron unos 2 grados centígrados los valores normales, especialmente en agosto, cuando "numerosas estaciones de estas dos comunidades" se superaron las temperaturas máximas de sus respectivas series históricas. En el resto de España, también ha sido "muy cálido en general", con anomalías térmicas de entre 1 y 2 grados centígrados.

SIN RECORDS PERO CON PERSISTENTE CALOR

Así, ha precisado que la temperatura media del periodo estival ha sido 22,3 grados centígrados, 1,4 grados centígrados por encima de su valor medio normal. Igualmente, ha añadido que "no se han batido récord", sino que ha habido una "persistencia continuada de calor" y de unas condiciones de tiempo estable y caluroso, sobre todo en julio y agosto. También con anomalías positivas, pero por debajo de 1 grado centígrado, han permanecido en las regiones cantábricas, norte de Galicia y de Castilla y León y algunas zonas aisladas del este peninsular. En estas zonas el trimestre se cierra como "cálido".

Por su parte, en Baleares las temperaturas se mantuvieron en torno a los valores normales, mientras que en Canarias (+2C) "se mantiene la tendencia marcadamente cálida" en consonancia con las estaciones anteriores, de modo que el verano ha sido entre "muy cálido y extremadamente cálido".

De este modo, ha destacado que la "ola de calor" más significativa del verano se ha registrado "al final del trimestre". El 27 de agosto se alcanzaron 44 grados centígrados en puntos de Valencia, Alicante y Murcia, y se superaron en numerosos puntos del tercio este los anteriores récord de temperatura máxima de agosto. Por el contrario, las mínimas más bajas se registraron en junio, cuando el día 16 el mercurio marcó -0,5 grados centígrados en Navacerrada; el 17 de junio 2,2 grados centígrados en Virgen del Camino (León).

VERANO LIGERAMENTE MAS HUMEDO DE LO NORMAL

Con respecto a las precipitaciones, Rivera ha explicado que en este trimestre se han situado en conjunto "ligeramente por encima de los niveles normales" para esta estación, debido, sobre todo a las abundantes lluvias que se dieron durante el mes de junio (más de un 75% de lo normal) y julio y agosto fueron "secos a normales" (50% de lo normal). La precipitación media del trimestre junio-agosto es de 95 litros por metro cuadrado, frente a un valor medio normal de 83 litros por metro cuadrado.

Por zonas geográficas, ha llovido por encima de lo normal para el trimestre en Asturias, Cantabria, Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia, parte de Valencia, Madrid y Cataluña. En el resto, el verano resultó "de normal a seco", al llover un 25 por ciento menos de lo habitual en el oeste de Galicia, norte de Extremadura, oeste de Castilla y León, zonas de Aragón, Baleares y Canarias.

Con estos datos, Rivera ha indicado que, a fecha de 14 de septiembre, y a falta de unos 10 días para finalizar el año hidrológico (1 octubre de 2009-30 de septiembre de 2010), las precipitaciones acumuladas son un 20 por ciento superiores a los valores medios normales. Así, el mayor superávit se acumuló durante el invierno, ya que en primavera y verano han sido más o menos "normales".

Finalmente, el jefe de predicción de la AEMET ha adelantado que se prevé un otoño con tendencia a precipitaciones "ligeramente por debajo de los valores normales para esta época del año", que será más acusada en el interior y cuadrante suroeste peninsulares.

Concretamente, este ha sido el octavo verano más cálido desde 1971, después de 2003, 2004, 2005, 2006 y 2009, lo que indica que cinco de los últimos veranos más cálidos se han registrado en el siglo XXI. Además, ha añadido que si al trimestre junio- agosto se le quita junio, que tuvo un carácter normal o algo más cálido, los meses de julio y agosto, unidos a la primera quincena de septiembre han sido "el periodo más cálido desde 1970".